jueves, 2 de julio de 2015

Una para los muchachos enamorados

    Un corazón enamorado busca la manera de expresar sus sentimientos a la persona amada. Entonces surge el canto, la poesía, el arte, cuando las palabras solas no son suficientes para expresar lo que se lleva en el alma.

     La persona no se valora por sus cualidades, sino por ser persona. Pero una persona puede tener muchas cualidades, sea el lugar en donde desarrolle su vida, como sucede en la historia que presentamos.

     Enamorados: ¡se les van a caer las lágrimas y darán un suspiro...!

miércoles, 1 de julio de 2015

Ser fermento en la masa "clínica"

     Recientemente conversaba con una amiga que trabaja como enfermera. Me comentaba:

    En una ocasión vi entre un grupo de mujeres, que esperaban turno para hacerse la operación en aquella clínica de la mujer -pueden suponer qué tipo de "operación"-, a una mujer joven, de unos 21 años. Al verla la llamé aparte y le pregunté el por qué se iba a operar. Ella comentó su preocupación de quedar nuevamente embarazada, considerando que era soltera y que ya tenía un hijo.

     Traté de razonarle -siguió reseñando- que era muy joven para tomar una decisión tan trascendental; quizá se casaría después y el esposo le reclamaría la imposibilidad de tener hijos.

     Tiempo después -seguía comentando- la encontré y me contó que se había casado, pero que el esposo la había estado maltratando porque no podían tener hijos. Le sugerí que se hagan ambos los exámenes para ver qué estaba pasando. Después de tomar  cierto tratamiento, pudieron tener hijos.

     Yo, por mi parte, estaba muy contenta y satisfecha de haber servido a salvar esa situación, de haber sido un instrumento de Dios.

martes, 30 de junio de 2015

Un aniversario más de ordenación sacerdotal

Aquí, con mi amigo y hermano sacerdote el P. Francisco, dos de los que estamos trabajando en el Seminario Mayor.
    El P. Francisco, compañero de ordenación, en la meditación que predicó en el Seminario Mayor a los seminaristas, recordó hoy cómo fueron las circunstancias de nuestra ordenación hace XV años: la solemnidad del Sagrado Corazón, en el marco del Año Jubilar del 2000 y el I Congreso Eucarístico Diocesano, en Tecpán Guatemala. También recordó a nuestro querido P. Fermín, quien estuvo "al pie del cañón" y que se nos fue hace un año al Cielo.

     Un aniversario siempre es oportunidad para darle gracias a Dios y para reconocer las "metidas de pata" por las que tenemos que pedir perdón a Dios y a los demás. Van pasando poco a poco los años y ni nos damos cuenta.

     La foto que he subido es de hoy: ya hemos dejado la cara de "patojos" que teníamos antes... Pero la ilusión sacerdotal sigue bien despierta y con ánimos de seguir trabajando, intentando crecer no sólo a lo ancho... Sí, hoy también lo decía el P. Francisco: seguimos teniendo ilusión por formarnos.

     A mis compañeros de ordenación les deseo muchas felicidades y mis oraciones por ellos están siempre al día. Un abrazo, "muchachos".

lunes, 29 de junio de 2015

Encomiendo a los difuntos

    Ayer, en la Misa (Domingo XIII TO - B) escuchamos que "Dios no hizo la muerte ni goza destruyendo a los vivientes" (Sabiduría 1,13). También leímos cómo Jesús resucitó a la niñita de 12 años, hija de Jairo (cfr. Mc 5,21-43). La ocasión fue propicia para exhortar a cuidar la vida, a los enfermos, la salud y rezar por los difuntos, para que después recen también por nosotros.

    Justo estos días estoy leyendo un libro de María Vallejo-Nágera, titulado "Entre el Cielo y la Tierra", que trata de "Historias curiosas sobre el Purgatorio". La escritora se dirige a un público abierto, en tono coloquial.

     En las primeras páginas escribe lo que ya otros autores habían sugerido para una meditación personal: que "según muchas de las revelaciones privadas católicas que he estudiado, el alma del difunto está presente durante su propio funeral, percibe quién ora y quién está distraído y se entristece sobremanera al comprobar que muchos de sus seres más queridos están pensando en el partido de fútbol de esa noche o en lo guapa que ha acudido a la misa la marquesa del Puturrú de Foie. ¡Qué trago tan duro!" (p. 26).

     Y sigue... Yo me hice el propósito de ser más consciente a la hora de rezar por los difuntos en el memento de la Santa Misa, además de otros momentos. Qué bien me hace seguir estudiando la Escatología -clase que me toca dar a los alumnos de Teología-.

domingo, 28 de junio de 2015

Descanso de Domingo: visita a San Antonio Palopó

Esta foto la he tomado de la cuenta de FB de una amiga, la vista del Lago desde San Antonio Palopó.
     Hemos terminado la primera semana del semestre y hemos sobrevivido... Sí, ha sido algo extenuante, como suele ser en el inicio de una empresa, tratando de que todo funcione, lo propio y lo de los demás cuando toca.

     En la tarde de ayer estuve participando de la alegría de los esponsales de unos antiguos amigos en San Jorge La Laguna, Pedro y Norma. Concelebré la Santa Misa y prediqué en ella; después de la bendición, las respectivas felicitaciones y las fotos. Se les veía la cara de felicidad que tenían, de cuya alegría también participaba. Saludé también a antiguas amistades.

     Hoy, después de celebrar Misa pronto en Concepción, de hacer alguna manualidad y conversar con un hermano sacerdote, y después de haber almorzado, nos fuimos hacia San Antonio Palopó los formadores y los pocos seminaristas que habíamos quedado en el Seminario -pues varios están en una "misión" especial-. Yo aproveché para hacer algo de atletismo -lo poco que me dejan los años- y llegar a San Antonio a encontrarme con los que se habían adelantado.

     Disfruté de la vista y la brisa del Lago para refrescar mis ánimos en el esfuerzo de la carrera. Hacía un día soleado -propio de la canícula que tenemos ahora-, con un lago que era un colirio para los ojos, aún estando un poco brumoso. Llegué a San Antonio cuando la gente estaba en la Santa Misa en la iglesia.

     Hacía muchos años que no veía el pueblo de San Antonio Palopó Hace más de una década. ¡Cuánto ha cambiado! ¡Qué bonito se ve! Coincidimos en el pueblo con muchos turistas, pues se avecina un descanso laboral, lo que hizo más grata la visita al pueblo. Aproveché a recorrer el pueblo por la orilla del Lago y conocer esa parte. Me han quedado ganas de visitar nuevamente el pueblo, cuando tenga oportunidad.

     El descanso ha sido gratificante, magnífico. Ahora estamos dispuestos a retomar con garbo la semana y sus ocupaciones. Día magnífico del Señor, día de familia, día de retomar fuerzas.
Me ha encantado esta imagen que encontré en la red; el traje es el típico del pueblo.

Una vista del pueblo de San Antonio Palopó.

sábado, 27 de junio de 2015

¿Quién no ha vertido una lágrima?

     ¿Quién no ha vertido una lágrima alguna vez? Hay lágrimas de alegría; regularmente, son de dolor. El Chavo del 8 decía que, cuando lloraba, "estaba lavando los ojos de adentro para afuera"... De hecho, también hemos experimentado que, cuando uno llora, viene una cierta tranquilidad al alma.

     Hoy he visto alguna lágrima al conversar con un alma, tras contar una situación difícil. No hemos arreglado el mundo, pero hemos escuchado. Al fin, como decía Santa Teresa, "toda alma necesita un desaguadero". Los sacerdotes servimos para ello tantas veces cuando confesamos, cuando escuchamos a alguien en confidencia. Ojalá lo hiciéramos mejor estando más cerca de Dios.

viernes, 26 de junio de 2015

En la fiesta de San Josemaría

     Hoy se celebra litúrgicamente la fiesta de San Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei.

     En la historia de la Iglesia, se ha "visto" que los santos tienen una "especialidad" de intercesión: quién es patrono de los panaderos, o de los marineros, o de los médicos... Y San Josemaría, ¿en qué es "especialista"? Don Álvaro del Portillo apuntaba que san Josemaría era el "santo de lo ordinario", de las cosas menudas, de las cosas de cada día, pero tiene la "debilidad" de las conversiones.

     Así como practicó la naturalidad como virtud, es decir, se hizo muy cercano, así también en el Cielo sigue intercediendo con la misma cercanía.

     Hoy lo he celebrado litúrgica y familiarmente: he celebrado la Santa Misa y la Liturgia de las Horas propias del Santo, he saludado a Don Francis, Vicario Regional del Opus Dei y he tenido tertulia con él, junto con otros sacerdotes, personalmente lo he tratado en la oración...

     Dios bendiga y conceda el don de la fidelidad a todos los fieles del Opus Dei y, por la gracia de Dios, sean, seamos, consecuentes con la vocación a la que Dios les llamó: vivir como cristianos corrientes en medio del mundo buscando la santidad propia y de los demás -según el espíritu propio-.

jueves, 25 de junio de 2015

Nuestro amigo el P. Martín, en Pamplona

Éste es el hermoso pueblo de Santa Cruz Balanyá, de donde es el P. Martín.

Vistosa iglesia de Santa Cruz, que está pronta a desaparecer puesto que van a construir una más grande.
     Con alegría he recibido el enlace de este video del testimonio vocacional del P. Martín Sirín, un sacerdote, antiguo amigo, que estudió Derecho Canónico en Navarra, éste el primer año.

     Son varios años los que hemos recorrido como amigos, desde aquellos años en que decidió entrar en el Seminario Menor de la Diócesis. Estudió, luego, en el Seminario Mayor de Sololá y se ordenó por la Diócesis de Escuintla.

     Muy recordado, ciertamente, en la que fue parroquia suya de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla. Pero, ahora, toca otra labor, igualmente importante: los estudios de licenciatura, para mejor ayudar a la Iglesia en lo que requiera en esta rama.

     Envío un saludo cordial al P. Martín junto con mis oraciones. Dios haga fructífera su labor académica en estos años.

lunes, 22 de junio de 2015

Comenzando el segundo semestre en el Seminario

Los que han pasado por el Seminario, reconocerán en dónde está esta imagen. Gracias al magnífico fotógrafo.
     Semestre nuevo, lucha nueva... Con animoso coraje hemos recibido a los jóvenes en el Seminario, después de un "descanso" intelectual de tres semanas, cada uno lo aprovechó en lo que correspondía. Personalmente, tuve la oportunidad de participar de una convivencia sacerdotal, en donde, además de cuidar la piedad y la fraternidad sacerdotal, me formé en varios aspectos. Por esta razón ahora volvemos a escribir en este espacio.

     Cada fin de un semestre e inicio de otro trae jaleo, tanto para alumnos como para profesores. En ello estamos. Pero hemos comenzado con buen pie, impartiendo clases concienzudamente, a los alumnos que se incorporaron nuevamente al Seminario ayer.

     Una materia a la que le he tomado cariño es la Escatología, en el área de la dogmática, que voy a impartir por segunda vez. Mis alumnos, modelos, han resistido el embate de hoy, con ganas de querer aprender...

     Tenemos nuevos retos en la formación. Dios nos ayude a conseguir tener un año formativo provechoso, juvenil y santo.

jueves, 11 de junio de 2015

Los maasai y los leones (video)

    Fortuitamente me encontré con este video, que me hizo recordar aquel año de 2005 en que tuve la oportunidad de ver en carne y hueso a un maasai, ciertos habitantes trashumantes de Kenia. Mientras íbamos al parque nacional Maasai Mara, vimos a algunos de estos y su tipo de vida. Ellos viven seminómadas, pastoreando su ganado y estableciéndose por un tiempo aquí y allá. Son, en verdad, unos valientes.

     Conocí entonces que un maasai, para ser considerado un adulto, debía pasar una prueba: quedar una noche en solitario en la sabana africana, en donde podía toparse con todo tipo de fieras. Si lograba sobrevivir, era considerado ya un adulto.

      Su vida es la suya... Cada uno le ha tocado en suerte nacer en un lugar y en una cultura.

martes, 9 de junio de 2015

El Corpus en mi pueblo de Patzicía

     Tuve la oportunidad de participar de la celebración del Corpus en mi pueblo, acompañando a mi gente, al P. Celvin, mi párroco, y al P. Tomás, con quien coincidí allí.

     Especialmente en la homilía de la Misa de la tarde, agradecí a mi gente el testimonio de fe que han dado en la celebración, tanto en la preparación de la procesión como "dando la cara" ante el pueblo expresando de que creen en la Eucaristía.

      Le escuché a mi mamá que la gente está confiada -así lo han expresado- en que Dios siempre les bendice cuando hacen todo eso con confianza, con entrega, desinteresadamente. Están contentos ofreciendo ese regalo a Jesús en la Eucaristía.

     Les dejo con unas fotos que tomé a las capillas elaboradas y, otras, de las alfombras, que tomé de una amiga y paisana. Gracias, Rosario Q., por las fotos.

En la primera capilla representaron a la Sagrada Familia.


La coronación de la Virgen.

La Transfiguración del Señor.

Representando al Buen Pastor.










lunes, 8 de junio de 2015

Hace un año, el P. Fermín...


     Recientemente hablaba con alguien que le conoció bien, quien compartió con él muchas vivencias. Comentaba que aún se le hace difícil pensar en que ya no está el P. Fermín entre nosotros, pues hoy -según me parece- cumple un año de habernos dejado. Por como se preparó, confiamos en que ya está en el Cielo, echando la mano a los que andamos luchando aquí en la tierra.

     ¿Quién le recuerda ahora? Desde luego que quienes le conocieron, quienes le trataron, quienes valoran su trabajo sacerdotal incansable, como era en su trote por terrenos difíciles. Era, en verdad, un trotamundos misionero, un "apóstol de las periferias", como le nombró un amigo recientemente.

     Alegre, vestí la casulla que le quedó al P. Francisco y que era del P. Fermín, me parece que la que utilizó el día de la ordenación. En esa Misa, porque nos lo pusieron en bandeja, recordamos al P. Mincho.

    Él nos seguirá echando la mano desde arriba, especialmente a los que le conocimos y, en la medida de lo posible, tratamos de ser sus amigos, pero también a toda la Iglesia y a la Iglesia que peregrina en esta Diócesis de la que él formó parte, especialmente de las comunidades que él pastoreó. ¡Seguinos ayudando, P. Mincho! Aquí, como te gustará, hoy te recordaremos en la Santa Misa especialmente.

viernes, 5 de junio de 2015

En la cercanía del Corpus

     Ayer tuve la gran alegría de participar del Corpus Christi celebrado en Patzún, tan famoso por el fervor y la tradición. Celebró la Santa Misa el Señor Nuncio Apostólico -cuyo cumpleaños es hoy, precisamente-; concelebramos, me parece, dieciséis sacerdotes. La Liturgia estaba bien cuidada; los feligreses se habían esmerado en la preparación de la Liturgia y de las alfombras y capillas. Buena labor de su párroco, el P. Eleobardo, y sus vicarios.

      Entre todo lo vivido, que llenaba el corazón y la fe, hubo una cosa que me llamó mucho la atención: la fe de los fieles. En concreto, después de un tramo de la procesión, acompañando al Santísimo en sitio cercano, vi a una señora, ya mayorcita, que empujaba una silla de ruedas en que llevaba a quien creo que era un nieto suyo, con parálisis cerebral. Los pasillos para el paso de los fieles a orillas de las alfombras eran estrechos, el camino adoquinado, tortuoso. Luego vino, para alegría de los que lo vieron, un alegre seminarista que se prestó a ayudar a la señora.

      Cuando aquella vez en España comenté, en tertulia con sacerdotes, que la Misa en nuestros pueblos que se celebraba a las seis de la mañana era la más concurrida, alguno comentó: "¿para qué?, ¿y qué hacen después?" Si a esta señora de la anécdota le hubiésemos preguntado por qué se esforzaba en algo que no comportaba beneficio alguno, hubiera respondido que era por "El Que Iba en la Custodia".

      Después, por la tarde, saludé en mi pueblo a un antiguo profesor mío del Instituto, el Prof. Carlos Ruiz, a quien he visto algunas veces en mi Misa cuando voy por ahí. Me ha alegrado saludarle, al igual que a nuestro también antiguo profesor de Contabilidad, Agustín Ordóñez. El Prof. Carlos, entre varias cosas que me dijo, me planteó lo que a otro sacerdote, a manera de pregunta retórica: "¿Se da cuenta de a quién tiene entre las manos? (refiriéndose a Jesús Eucaristía) ¿Se hizo sacerdote plenamente consciente de lo que consiste?"

     En fin, en la proximidad del Corpus Christi, vienen bien estas anécdotas. Ojalá celebremos con gran alegría esta fiesta que se avecina.

     He "robado" unas fotos del blog del P. Carlos, que ustedes también pueden visitar y apreciar (aquí).
El Nuncio de Su Santidad, Mons. N. Thevenin, a quien se le veía conmovido con la experiencia.

Así estaba engalanada la iglesia parroquial.

Buena foto del P. Carlos.

Primorosas alfombras.

Nuestro seminarista caritativo.

martes, 2 de junio de 2015

Un anciano jugador de futbol...

     La toma es profesional, me parece que la escena ha sido montada, pero es divertida: un anciano a quien los jugadores no le quieren dar juego; al final, él termina centro de la atención.

      Debe ser un disfraz, porque un señor de unos setenta años no se puede mover como lo hace este jugador. El video es divertido, para pasar un rato.

lunes, 1 de junio de 2015

¿Se puede obligar al hijo a ir a Misa?

    Los padres se plantean este dilema: ¿se puede obligar al hijo a ir a Misa? El artículo que aquí enlazo puede darnos una explicación de apoyo para actuar. En el mundo actual se exalta y se esgrime una libertad casi sin límites, en el que no caben las obligaciones. La naturaleza misma se encarga de hacer caer en cuenta al hombre de que no lo puede todo sin que perjudique a los demás o se perjudique a sí mismo.

      La libertad se educa desde cuando el sujeto es pequeño, cuando aún no puede tomar decisiones por sí mismo. Así también en el gran bien de la fe y de la Santa Misa, en particular.

    Dios bendiga a los padres que, quizá incluso con tropiezos, transmiten la fe a sus hijos.

domingo, 31 de mayo de 2015

Ordenación de diáconos y viaje a Quiché


En el valle, Sacapulas; una vista de retroceso camino a Cunen.
Aquí, en la cumbre, en el "entronque", en el momento en que el grupo que se iba a Nebaj se despedía del que iba a Cunen.
Cunen, en una vista panorámica.

Los cinco nuevos diáconos, con Mons. Gonzalo.

     Laus tibi, Deus!

     Ayer fue un día grande, de esos regalos de Dios a nuestra Diócesis que se van sucediendo cada año. Ayer tuvimos ordenación de cinco nuevos diáconos para la Diócesis, como lo habíamos anunciado. La imagen última que colgamos hoy lo muestra. En el blog del Seminario se han puesto varias fotos del acontecimiento, que no dejamos de agradecer a Dios.

     Cuanto más cercanos, la alegría compartida es mayor. Así como los hemos conocido y los hemos tenido tan cerca, así de grande ha sido la alegría de este formador que ha ayudado, al menos algo, en la formación de estos nuevos ministros de la Iglesia. Dios los conserve fieles.

     Después de la Ordenación, un grupo de seminaristas, nuestro fiel amigo Ricardo y este servidor nos hemos enfilado a Cunen y Nebaj, Quiché, a donde los seminaristas irían a hacer dos semanas de pastoral, después de haber acabado el primer semestre y los correspondientes exámenes.

     Con un grupo, yo me fui a Cunen, ansioso de conocer el sitio en donde quedarían los muchachos para hacer pastoral. Llegamos al pueblo, conocimos el lugar, saludamos al P. Antonio que es el párroco, y presentamos a los seminaristas ante la comunidad durante la Santa Misa que tuve el honor de presidir allí. Luego, se sumaron un grupo de seminaristas de la etapa de Filosofía del Seminario de La Asunción.

      Al final me pernocté allí, compartiendo las actividades con los seminaristas y con el párroco, jovencito aún, que nos atendió muy bien y explicó la situación pastoral de su parroquia. Con mucho ánimo está intentando levantar lo caído y reconstruir la comunidad, después de años de violencia y escasez de sacerdotes que la atendieran. El P. Antonio me dio la sorpresa de conocer a mi hermano sacerdote, lo que le ayudó a ganar mi confianza -humanos como somos-.

     Personalmente me ha alegrado mucho conocer la parte de la Iglesia que peregrina por esos rumbos. Hoy precisamente, en la solemnidad de la Santísima Trinidad, he incentivado a los oyentes de mi predicación a dar gracias a Dios por pertenecer a esta Iglesia, nuestra familia, que es universal.

sábado, 30 de mayo de 2015

Hoy tenemos Ordenación de Diáconos

     En marzo habíamos anunciado ya este acontecimiento: hoy tendremos nuevos diáconos en la Diócesis: Policarpio, Juan, Diego, Antonio y Santiago.

     El ambiente es de fiesta: los adornos, la música en los pasillos del Seminario, las sonrisas y encuentro con antiguos alumnos del Seminario y otros visitantes, la preparación de la Liturgia y el ensayo de la Ordenación... A esto se suma el fin de semestre que hemos tenido ahora.

     En mi rato de oración me he servido de una homilía pronunciada en una Primera Misa. Me ha ayudado a recordar mi propia ordenación y a prepararme a la celebración que tendremos hoy. ¡Qué alegría tener jóvenes que se lanzan a esta aventura y comparten nuestro celo por Dios y las almas! Ojalá los hubiera más, lo que pedimos a Dios.

     Felicidades a los nuevos diáconos de hoy.

viernes, 29 de mayo de 2015

Escenario de muchas decisiones

     Hoy recibí un mensaje en el FB del "P. Mitchell", mi antiguo compañero de estudios en el Seminario Mayor, a quien tuve la oportunidad de saludar recientemente gracias a una visita que nos hizo. Los más cercanos saben de su entereza de testimonio ministerial.

    En el mensaje me comentaba que le impactó mucho volver a entrar en la Capilla del Seminario y ver el retablo, lugar -decía- en donde tantas decisiones de la vida se maquinaron. Sí, ciertamente. Desde el traslado del Seminario Mayor a este edificio en el año 1992 han desfilado muchos alumnos, varios de los cuales han llegado a ser sacerdotes.

      Todos los días venimos a este lugar de encuentro con Cristo. Aquí hacemos nuestra oración y celebramos la Santa Misa todos los días. Los que se ordenarán diáconos mañana en la Catedral de Sololá han vivido aquí casi dos mil días, y no han pasado alguno en que no se hayan asomado a este lugar.

      Después de tantos años ha cambiado poco la Capilla. Dios nos conserve y nos guíe para que muchos más puedan formarse aquí y se encuentren con Cristo en este lugar, que muchos sigan "maquinando sus decisiones" de la vida en este lugar. Oren por nosotros, por favor.

     Gracias, P. Mitchell, por tu visita. Dios bendiga tu entrega y tu ministerio.

jueves, 28 de mayo de 2015

En la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

     Hoy ha sido un día particular y especial, celebrando a Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

     Por la mañana, después de un rato de oración, hemos concelebrado la Santa Misa con Mons. Gonzalo, nuestro Obispo, quien vino a celebrar la fiesta con nosotros. También estuvieron aquí los alumnos y los formadores del Seminario Menor, a la cabeza su nuevo Rector, el P. Pedro Poz.

     Por la mañana me esperaba trabajo y más trabajo. Los alumnos han terminado hoy sus exámenes de fin de semestre, y lo que ello supone de trabajo para los profesores. Por la tarde me eché una "chamusca" con los alumnos, que jugaron la final del campeonato de futbol en el Seminario. Perdimos... Puse de mi parte para tratar de ganar, pero alguien me comentó al final: "es el peor partido que hemos tenido". Y me pregunté si el culpable era yo, pues fue la primera vez que jugaba con mi equipo....

     Hay tantos motivos para hacerlo, pero principalmente por la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, esta noche -entre hoy y mañana- tenemos exposición prolongada del Santísimo, en turnos escogidos por los interesados. La exposición durará hasta la Misa de mañana, viernes, a las siete de la mañana.

     Desde luego que el día de hoy, pero especialmente en la Misa y delante de Jesús expuesto en la Custodia, he pedido por mis hermanos sacerdotes y este servidor, para que seamos fieles al Señor, que tengamos una entrega sin fisuras, que amemos más a Dios -también con nuestros defectos-. La lucha es diaria, tendremos caídas, pero Dios que es fiel nunca nos negará su gracia.

     No te olvides de agradecer a Dios el sacerdocio y de rezar por los sacerdotes.

miércoles, 27 de mayo de 2015

El detalle hace la diferencia

    ¡Cuántas veces nos han hecho favores pequeños y ni nos damos cuenta o no los agradecemos! Los detalles son muestra de humanidad, de caridad palpable: son lenguaje común.

     Ahora un video ruso de hacer pequeños favores, desinteresados. Ojalá nosotros seamos tan atentos para hacerlos también.