martes, 25 de noviembre de 2014

!Viva, Cristo Rey!

     El domingo pasado celebramos a Cristo, Rey del Universo. Jesús es buen modelo de gobernante... Ojalá, quienes ostenten poder, piensen en los demás...

     Aunque por debajo deslicé este pensamiento en la predicación, hablé más de la necesidad de que Cristo reine en nuestro corazón. De ahí que todo lo que no agrada a Dios, hemos de colaborar con Él para desterrarlo: odios, rencores, resentimientos, malos pensamientos, malos propósitos, perezas, envidias...

     ¡Cuánto trabajo tenemos en esto! Aunque, no estamos solos, porque a Él también le interesa nuestra lucha.

    Pero quiere reinar en nuestro corazón si nosotros le dejamos, nunca quiere obligar.

     Aunque la figura del rey ahora está muy ofuscada -no hay modelo de rey como para compararlo con Cristo-, nos sirve para formular el propósito de no servir sino a sus propósitos.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Tú estás llamado a la santidad. La Audiencia del Papa

     El miércoles pasado, el Santo Padre habló sobre la llamada universal a la santidad. Como suele, hizo gala de su capacidad de concretar ejemplos para entenderlo mejor. Les dejo con "unas" frases suyas, que nos dan buena idea para buscar la santidad en nuestra vida.

     Todos los cristianos como bautizados, tienen igual dignidad ante el Señor y están unidos por la misma vocación, que es aquella a la santidad. (cfr Cost. Lumen Gentium, 39-42). Ahora nos preguntamos: ¿en qué consiste esta vocación universal a ser santos? ¿Y cómo podemos realizarla?

     Ante todo debemos tener bien presente que la santidad no es algo que nos procuramos nosotros, que obtenemos nosotros con nuestras cualidades y nuestras capacidades. La santidad es un don.

     La santidad no es una prerrogativa solamente de algunos: la santidad es un don que es ofrecido a todos, nadie está excluido, por lo cual, constituye el carácter distintivo de todo cristiano. Todo esto nos hace comprender que para ser santos, no es necesario por fuerza ser obispos, sacerdotes o religiosos, no. ¡Todos estamos llamados a volvernos santos! Tantas veces estamos tentados en pensar que la santidad esté reservada solamente a aquellos que tienen la posibilidad de separarse de los quehaceres ordinarios, para dedicarse exclusivamente a la oración. ¡Pero no es así! Alguno piensa que la santidad es cerrar los ojos y hacer cara de estampita. ¡No, no es aquella la santidad!

     Es precisamente viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio cristiano en las ocupaciones de cada día que estamos llamados a volvernos santos. Y cada uno en las condiciones y en el estado de vida en el cual se encuentra. ¿Pero tú eres consagrado, consagrada? Sé santo viviendo con alegría tu donación y tu ministerio. ¿Eres casado? Sé santo amando y cuidando de tu marido o de tu esposa, como ha hecho Cristo con la Iglesia. ¿Eres un bautizado no casado? Sé santo cumpliendo con honestidad y competencia tu trabajo y ofreciendo tiempo al servicio de los hermanos. "Pero, padre, yo trabajo en una fábrica, yo trabajo como contador, siempre con los números...ahí no se puede ser santo". "¡Sí, se puede! Allí, donde tú trabajas, tú puedes convertirte en santo. Dios te da la gracia de convertirte en santo, Dios se comunica contigo".

     ¿Eres padre o abuelo? Sé santo enseñando con pasión a los hijos o nietos a conocer y seguir a Jesús. ¿Eres catequista, educador o voluntario? Sé santo convirtiéndote en signo visible del amor de Dios y de su presencia junto a nosotros.

     Un ejemplo: una señora va al mercado a hacer las compras, encuentra una vecina, comienzan a hablar y luego… llegan las habladurías. Y esta señora dice: "no, yo no hablaré mal de nadie". ¡Éste es un paso hacia la santidad! ¡Esto te ayuda a ser más santo! Luego, en tu casa, tu hijo te pide hablar contigo de sus cosas fantasiosas: "Oh, estoy tan cansado hoy, he trabajado mucho". Pero tú: ¡acomódate y escucha a tu hijo, que tiene necesidad! Te acomodas, lo escuchas con paciencia y… ¡éste es un paso hacia la santidad! Luego, termina el día, estamos todos cansados, pero ¿y la oración? ¡Hagamos la oración! ¡ése es un paso hacia la santidad! Llega el domingo, vamos a misa a tomar la comunión, a veces también una buena confesión que nos limpie un poco… ¡Ése es un paso hacia la santidad! Después…la Virgen, tan buena y tan bella…tomo el rosario y le rezo…¡éste es un paso hacia la santidad! Tantos pasos hacia la santidad, pequeñitos. Voy por la calle, veo un pobre, un necesitado, me detengo, le pregunto, le doy algo… Es un paso hacia la santidad. ¡Pequeñas cosas! Son pequeños pasos hacia la santidad. Cada paso hacia la santidad nos hará mejores personas, libres del egoísmo y de la cerrazón en sí mismas, y abiertos a los hermanos y sus necesidades.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Un domingo de "buen pastor"

    Si cada día ha sido extraordinario -literalmente, pues he tenido una semana con muchas actividades muy bonitas-, el día de ayer y hoy (domingo de Cristo, Rey del Universo) lo han sido especialmente.
    Ayer participé, al menos en parte, de la fiesta que hubo en Patzicía con motivo del quinto aniversario de la Capilla de Adoración Perpetua. Además de la novena que hubo, preparando la fiesta, también en la Víspera se celebró la Santa Misa, hubo una conferencia de una eminencia médica mexicana que ha estudiado los milagros eucarísticos y, luego, la procesión con solemnidad y algarabía por todo lo alto.
    El recorrido, de alrededor de un kilómetro, estuvo todo lleno de alfombras bien bonitas: hubo cohetes y cohetillos, luces de colores y bombas -algo tan característico de nuestras fiestas en el país-, y mucha gente participando de la fiesta.
    Aunque la noche haya estado un poco oscura por la neblina, le dio cierto encanto a la manifestación de fe. La gente iba bien abrigada y dispuesta a lo que haga falta.
    El párroco, el P. Celvin, exhortó a la piedad eucarística, a no dejar a Jesús solo, que vayamos a verle, pues no es Él el necesitado, sino nosotros necesitamos de Él. Cuánto bien hemos encontrado en Jesús, que siempre nos ha esperado en esta su Capilla, ininterrumpidamente, durante estos cinco años.
    Hoy he celebrado dos Misas, confesado unas pocas horas, rezado lo que suelo cada día, saludado a unos sacerdotes amigos y me dio tiempo para bendecir la familia y las pertenencias de unos primos. Además, hablé con un muchacho que tiene inquietudes vocacionales; y le pegué el ojo a otro, cuyo nombre es José, y que podría ser buen candidato al sacerdocio. Ya le he empezado a encomendar, aunque él no lo sepa...
    Un domingo, pues, de "buen pastor" -al menos una tenue sombra del verdadero Buen Pastor-.
Éste fue el afiche promocional de la actividad. Tengo uno que me servirá de recuerdo.

Así quedó la capilla de Adoración Perpetua con motivo de la celebración del Aniversario, después de la procesión de anoche.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Retomando el ritmo...

Los alumnos del primer año 2014. Ellos también están de pastoral.
    Fin de año académico, ocupaciones seguras, abundante stress... Pero, vamos respirando y recuperando el ritmo. En el Seminario Mayor hemos terminado el curso académico el último día de octubre. En la primera semana de noviembre tuvimos la convivencia vocacional de que les había comentado. Personalmente, estoy muy agradecido a Dios y maravillado por la amplia respuesta de los jóvenes. En total fueron más de 50 candidatos, entre los que se escogen los alumnos del primer curso del próximo año. ¿Cuántos han sido seleccionados? Dios lo sabe... Ya se enterarán los amigos.

     Así mismo, esta semana está llena de actividades. Mañana, Dios mediante, tendremos retiro con un grupo de 14 seminaristas que están de pastoral en la Zona 7 de Guatemala, ayudando en la parroquia en que labora el P. Rigoberto Martín, un amigo sacerdote que presta ayuda en la Arquidiócesis. Retiro y saludos abundantes tendremos, con la gran alegría del encuentro en un sitio distinto al usual nuestro.

      Ahora intento ponerme al día de muchas cosas -también de escribir-, y adelantar trabajo del otro año todo lo que se pueda.

     No me olvido -y lo hago público ahora- de encomendar al P. Lee, por quien estamos rezando bastante, apoyando desde la distancia, para que mejore su salud tan precaria. Él mismo nos ha mandado mensajes de ánimo... Encomendémosle, por favor.

     Saludos, amigos. Les dejo con un video emotivo.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Hoy, mucho diálogo...

     Hoy he platicado mucho, mucho. Todos los diálogos, me parece, han sido importantes para el discernimiento de cada interlocutor, también me ha aprovechado a mí.

     Por ejemplo, he platicado con dos mujeres con experiencia de la vida, pero que atravesaban por cierta dificultad. Continuamente salía en que los problemas personales son los más grandes del mundo, pues son los que me afectan a mí... Pero, procuramos, con ayuda sobrenatural, tratar de quitarle algo de importancia, mirarlos con optimismo, y ver que hay muchas ventajas hasta entonces opacadas. Dios hará el resto en esas almas.

     También dialogué a saciedad con los candidatos en la convivencia vocacional, lo suficiente para conocerlos en lo posible y juzgar sobre su intención -al menos en lo que dejan traslucir-. Me alegra mucho que haya muchachos que se animen a asomarse a esta aventura, muchos ya vienen trabajando el tema vocacional desde hace años.

     Como había comentado, son alrededor de 50 los candidatos, de todas partes de la Diócesis.

     Mientras hablaba con el último candidato, de Santiago Atitlán, mis ojos luchaban por mantenerse abiertos, vigilantes. Eso sí, todavía les queda un pequeño ánimo para dirigirse a la imagen de la Virgen que tengo delante de mi lugar de trabajo, la imagen de la Virgen de la Buena Leche (un extracto de la pintura de El Greco).

     Desde luego, encomiendo estas intenciones. Sigan encomendándonos, por favor.

lunes, 3 de noviembre de 2014

De convivencia vocacional y otros temas...

Una foto de archivo de unas personas muy queridas, en convivencia en el patrio del Seminario Mayor.
     Antes de escribir estas líneas, he hecho el intento de buscar la imagen que habría de poner pensando en el tema. Puse "convivencia vocacional Seminario de Sololá" en el buscador y me aparecieron varias opciones: fotos recientes y más antiguas, fotos del Seminario Mayor y del Seminario Menor, incluso de acólitos. También aparecieron fotos de las Jornadas Diocesanas de la Juventud y de otros temas que nada que ver...

     Al ver todas esas fotos me he planteado si el corazón no se me está ablandando, pues me ha hecho pensar con emoción parte de la historia de nuestro Seminario y de la mía propia, que ya va estando ligada al Seminario. Hay tanto de qué dar gracias a Dios.

     Ahora tenemos ante las narices la convivencia vocacional, la última para seleccionar a los que ingresarán al Introductorio del próximo año. Tenemos más o menos unos 50, cada uno con su historia, tan sorprendente como viva, es decir, que está en continuo cambio.

     Pero entre mis intenciones también está encomendar a mis amigos los padres Juan Pablo y Pedro Poz que han perdido a su papá el día de ayer, después de una larga y penosa enfermedad. Dios conceda el descanso eterno a don Vicente Poz, a quien tuve el honor de conocer algo y cuya preparación suya para ese encuentro definitivo con Dios me sorprende hondamente.

     Encomiéndennos, por favor.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Alegre y piadoso marketing

     Alegremente “me he rifado el pellejo” celebrando Misas y confesando en estos días de inicio del mes de Noviembre. Lo he hecho en mi pueblo. Mucho hay que ayudar a nuestra gente para que se forme, para mantenerse en pie, así como muchos nos ayudan a nosotros también.
    Me he enterado, de primera mano, de la iniciativa de los amigos de la Librería Mater et Magistra, en la Capital, que para contrarrestar la demasiado importancia que se le está dando a la costumbre yanqui de Halloween han hecho más cercano el mundo de los santos.
     Con motivo de la solemnidad de todos los Santos, se vistieron como se vestían los santos. Escogieron un santo, se vistieron como ellos y así atendieron en las tiendas de la Librería, hablando a los clientes del santo al que representaban.
     Las fotos hablan por sí mismas. Les felicito por la iniciativa. De seguro que ayudaron a la formación de muchas personas. Les envío desde esta página un saludo cordial.
    ¿Qué nombre le pondrían a cada "santo"?








viernes, 31 de octubre de 2014

Qué pronto ha acabado el curso académico

"Media" foto de archivo del inicio del curso 2014. Ahora, ya lo hemos culminado.
    Francamente, ya me estaba sintiendo cómodo al no escribir con regularidad…, especialmente los días anteriores que han estado muy entretenidos. Sé que hay algunos que están pendientes de las letras que aparecen en esta página, y se los agradezco. Me parece que les ayuda a tener presente el modesto trabajo de este sacerdote y del gran don del Seminario, pues pongo algunas noticias suyas.
     Como humo se ha disipado este curso académico; cuánto quisiera que fuera puro y sagrado como el humo del incienso, agradable a Dios cuando se ofrece con todo el corazón; humo que al menos deja un poco de hollín en las paredes como seña de que algo ha pasado por aquí, del que Dios hace maravillas.
     Hoy se han marchado los seminaristas a sus casas, con la cara muy contenta de poder descansar y ver a sus familiares. Hay tantos proyectos por delante: la convivencia vocacional y el Comgua de la próxima semana; la pastoral de los seminaristas; la preparación del próximo año académico…

     Saludos a todos, amigos.

martes, 21 de octubre de 2014

Karla, de Amatitlán..., ¡qué interpretación!

     Me ha dado mucha alegría este video: Karla Herrarte interpretando en un concurso "Sola otra vez" Karla es de Amatitlán. ¡Qué voz! Que disfruten el video.

Terminando el curso académico

     Escribo para no perder la costumbre, además de contar alguna cosa de nuestro quehacer en el Seminario.
     Esta semana la tendremos de exámenes, además de una cola en los primeros días de la próxima semana. Después, trabajo, para dar tiempo a los profesores a que terminen de calificar los exámenes y poder entregar notas. En efecto, “el peso del día” se va sintiendo, y ya dan ganas de terminar ya; sin embargo, no se trata sólo de terminar, sino de terminar bien.
     Me hace ilusión pensar en que varios de los nuevos Bachilleres del Seminario Menor ya hayan terminado, y ya estén en su casa disfrutando de un buen descanso. Muchos de ellos, según me contaba mi amigo el P. Julito, tienen intención de ingresar al Seminario Mayor. Desde luego que los estaremos esperando dentro de quince días, en que tengamos la convivencia vocacional, la convivencia de los jóvenes que muestran inquietud vocacional y ya estén más o menos preparados para ingresar el próximo 2015.
      Pero también los hay varios que vienen de las parroquias y no han pasado por el Menor. A varios de ellos ya conocemos por las convivencias a las que han venido.
     En fin, vamos a encomendarles para que la decisión suya sea ponderada, ilusionada, contrastada y, sobre todo, encomendada a Dios, quien decide sobre nuestra vida y nuestro camino.

domingo, 19 de octubre de 2014

Un video emotivo

    Llevo un tiempo irregular de escribir en el blog. Esperemos que pase pronto, cuando vayamos terminando el curso académico, que está “alegre”, con suficiente trabajo. Ahora, un video inspirador: ¿cómo compartirá Jesús los quehaceres de nuestra vida? Quizá sugiera una idea este video, que creo haber puesto en ocasión anterior.

martes, 14 de octubre de 2014

Una foto para el recuerdo

     Era el 3 de octubre pasado. Después de la peregrinación a la beatificación de D. Álvaro, ya nos tocaba volver a casa. Después de peregrinar por las basílicas patriarcales en Roma (San Juan de Letrán, Santa María La Mayor y San Pablo Extramuros; la de San Pedro ya la habíamos visitado), fuimos a hacer las últimas compras para traer algún recuerdo de la Ciudad Eterna (por eso las bolsas en la foto). Luego, nos fuimos a despedir de San Pedro, al menos a la plaza.
     Sugerí a mis papás que rezáramos por la Iglesia y el Papa, por sus hijos, mis hermanos, por toda la familia, por todas las intenciones que tuvieran en el corazón. Escuchaba a mis papás murmurar por debajo sus súplicas a Dios.
     Fue un acto de fe. Y lo hicimos explícito, según la sugerencia de los santos: rezamos un Credo, poniendo especial énfasis en “creo en la Iglesia que es una, santa, católica y apostólica”. Allí nos salía espontáneo completarla, como san Josemaría, con “… y Romana”.
    Y le agradecimos profundamente a Dios por el regalo que estábamos viviendo, por la suerte de vivir en carne propia la unidad y la universalidad de la Iglesia, la suerte de haber nacido y permanecer cristianos, de formar parte de esta Iglesia, Familia de Dios.
     Hubo lágrimas de emoción al despedirnos de San Pedro. Era la última mirada antes de regresarnos a casa, al día siguiente.
     Aunque a la distancia del Papa y de San Pedro —al menos físicamente, porque los llevamos en el corazón—, ahora nuestra vivencia cristiana se ha enriquecido con esta experiencia y queremos servirles más cercanamente.

domingo, 12 de octubre de 2014

En la fiesta de la Virgen del Pilar

Mis papás, rezando ante la imagen de la Virgen.
     Los últimos días han sido para mí de agradecimiento a Dios y a muchas personas por el reciente viaje de peregrinación que tuve con mis papás recientemente, con motivo de la beatificación de D. Álvaro.
     La foto que cuelgo, que no es de concurso, ciertamente, constituye un bello recuerdo de ese viaje.
     La tomé la noche del domingo 28, cuando llegamos a Zaragoza, España. A mis papás, con explicación en kaqchikel, les conté con brevedad la historia de los inicios de la devoción a la Virgen en ese sitio desde los albores del cristianismo: el Apóstol Santiago y la Virgen, el milagro de Calanda, la protección milagrosa de la Virgen el 3 de agosto de 1936 cuando las bombas arrojadas sobre la basílica no explotaron…
    Con devoción rezamos ante la imagen de la Virgen, en la Santa Capilla —me consta: mis padres rezaron por sus hijos, por su familia, por sus amigos, por la Iglesia…; yo hice un tanto igual—, besamos su santo pilar, adquirimos los listones tradicionales de la Virgen, visitamos el resto de la Basílica…
     Agradezco a Dios esa maravillosa experiencia.
El Rosario de Cristal, que el 13 de octubre se reza. Vean el video de abajo.

jueves, 9 de octubre de 2014

Gracias por su cercanía

     Agradezco de corazón las muestras de condolencia que me nos han demostrado a mí y a mi familia durante estos días, por motivo de la defunción de mi abuelo materno Clemente.
     Una muestra siempre bien agradecida es la compañía durante estos momentos dolorosos de la vida. Me comentaba un primo que, al comenzar la procesión hacia la Iglesia, había pocos hombros para cargar el féretro. No, no era que la gente no acompañara, sino que lo ha hecho un poco tarde… Pero, en la Santa Misa hubo mucha gente, una multitud. La procesión hacia el cementerio fue larga y concurrida. Aún con el chubasco repentino y breve con que nos sorprendió la llegada al cementerio, no fue motivo para que la gente se ausentara.
     Además, por los medios de comunicación han sido abundantes las muestras de cercanía y de cristiano acompañamiento, que agradecemos mi familia y yo de todo corazón.
     ¿Qué sentido tiene una vida, un tanto larga, de una persona, como la del abuelo? En algunas partes quizá signifique, incluso, en el peor de los casos, una carga para la sociedad y la familia. Pero, no lo es. Cada vida, tratando de cumplir la Voluntad de Dios en cada momento, siempre es buena en sí misma, querida por Dios. También, la vida de un abuelo constituye fundamento de unidad familiar. ¿Se han dado cuenta que, cuando los abuelos o los papás ya no están en la casa, es difícil que la familia se reúna ya?
     Esto es lo que deseo para mi familia, y la de cada uno de ustedes: la paz y la unidad familiar. Se hace más fácil pedírselas al Señor en estos momentos en que se trabaja en Roma en el Sínodo sobre la Familia, que también encomendamos.

martes, 7 de octubre de 2014

Descansa en paz, abuelo Clemente

    Después de un largo tiempo de no escribir en el blog, después de la singular experiencia de participar de la beatificación de Mons. Álvaro del Portillo en Madrid y luego estar tan cerca del Santo Padre, y también de estar celebrando hoy la fiesta de la Virgen del Rosario, escribo estas letras en honor de mi abuelo, el último de mis abuelos que quedaba vivo, de nombre Clemente. Falleció anoche, después de unas complicaciones clínicas y una relativamente larga vejez (me parece que llegó a 91 años).
    Su nombre era Clemente. Conozco unos episodios de su vida, tanto por lo que sé de mis papás como de lo que él mismo contaba. Cuando lo tuvimos en casa por una temporada, gustaba de contar sus historias juveniles y los azares de su vida. Gustaba de recordar su época de soldado y de político, y las diversas incidencias —muchas veces divertidas, otras no—, que le tocó vivir.
     Me parece que ha sido una gran oportunidad para practicar la unidad familiar —cuando están papá y mamá la familia está unida— y tener motivos de vivir el cariño propio de una familia y practicar los pequeños servicios para con él, en su caso, de recompensa y agradecimiento por su vida y su trabajo en favor de mis tíos y primos.
    Se cierra un capítulo en la vida de mis papás. En casa están todos tranquilos, con una paz piadosa y manifiesta. Mañana celebraré, Dios mediante, la Misa exequial. Les pido una oración por su alma.
        Descansa en paz, abuelo Clemente.

martes, 23 de septiembre de 2014

De viaje a la beatificación de D. Álvaro del Portillo

     Con la ayuda de tantas personas, este día viajaremos mis papás y yo, junto con un grupo de peregrinos guatemaltecos, a la beatificación de Mons. Álvaro del Portillo, primer Prelado del Opus Dei, que se llevará a cabo en Madrid el próximo sábado 27 de septiembre. Después, como colofón del regalo, viajaremos a Roma, videre Petrum, para ver y escuchar in situ al Santo Padre.
     Desde luego que los nervios están de punta, aunque las preocupaciones del quehacer diario lograron por un tiempo apaciguarlos. Ni tanto, cuando se entera uno de que su línea aérea (Air France) estaba de huelga…
     Les pido sus oraciones para que este viaje sea de mucho provecho espiritual y conversión personal, para gloria de Dios y bien de la Iglesia.

lunes, 22 de septiembre de 2014

El Papa en Albania

El Papa con Sor María Kaleta
    Geográficamente, sitúo en dónde está Albania, por mis clases de geografía. Es un país pequeño europeo, cercano a Grecia, con cerca de tres millones de habitantes. Allí estuvo el Santo Padre este fin de semana “a agradecer vuestro testimonio de fe”.
     El país tiene una amplia mayoría musulmana. Los cristianos, perseguidos durante el régimen comunista reciente, permanecieron en la clandestinidad.
     Hay tantas historias ejemplares. Una de ellas es la de Sor María Kaleta (85 años) que, entre muchas historias, contó al Santo Padre cómo bautizó “a la hija de un comunista con el agua de un canal y su zapato”.
     Dios bendiga a los albaneses y que la semilla del evangelio cunda en los corazones sedientos de Dios.

viernes, 19 de septiembre de 2014

A la beatificación de D. Álvaro del Portillo

Éste es uno de los carteles alusivos.
    D. Álvaro del Portillo fue un miembro del Opus Dei, laico primero y luego sacerdote, sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei, el primer Prelado.
     Dentro de una semana, el sábado 27, será beatificado en Madrid, para gloria de Dios y gracia para la Iglesia. Lo mismo que se decía de la canonización de San Josemaría, lo mismo puede decirse de esta beatificación: desde ahora, el nuevo beato será de toda la Iglesia.
     Han anunciado que la ceremonia de beatificación será transmitida por EWTN (sábado 27, a las 4am hora de Guatemala). A ver si se levantan a verla.
     Dios mediante, como gran regalo de Dios, tendré la oportunidad de participar de esta ceremonia en carne y hueso, viajando a Madrid, junto con mis papás. Esto será la próxima semana. Por lo que les ruego sus oraciones para que todo vaya bien, tanto a nosotros tres como al resto de los que viajarán para esta Misa.
     Encomienden esta intención, por favor.
     Éste es un video sobre él. Les dará una idea.

jueves, 18 de septiembre de 2014

En el mes del fervor patrio

     Después del fervor patrio de los días anteriores, oportunidad que aprovechamos para descansar un poco, hemos comenzado en el Seminario el último tirón del año académico, que culminará en octubre. Pero, personalmente, lo he estado viviendo con frenesí debido a que se me ha acumulado el trabajo, intentando adelantar algo de los próximos días.
     El día 15 de septiembre, lunes, tuve la oportunidad de visitar a unos amigos en San Martín Jilotepeque, yendo a uno de los parajes, atendiendo la invitación de hablar públicamente sobre la familia en el acto cívico de la escuelita.
     Me comentó uno de los sacerdotes amigos que no se acostumbra tal “discurso” en medio de un acto que suele ser más de honra “a la patria” que al mismo público. Es cierto. Esta fue una ocasión singular en la que la directora del plantel aprovechó la ventaja.
    Además, ¿pueden imaginarse a un sacerdote plantado ante el público en un acto cívico, totalmente “laico”? Pues, no hablé de religión —aunque argüí que enseñarle a los niños a temer (amar) a Dios les ayudaría a llegar a ser mejores ciudadanos—; sí del hombre, de la familia y de la educación de los hijos.
     Después me reuní con la familia —con los que pude— para compartir el escaso tiempo de descanso que me quedaba. Muy feliz.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Una soprano autodidacta de 9 años

     Después de unos días de intenso trabajo intelectual, el viernes constituye para mí un cambio de ritmo: me dedico a otros menesteres, también queridos para mí, que me ayudan a descansar un poco.
     Hoy me he topado con este video que cuelgo, tan sorprendente por la edad de la protagonista, grabación de la participación de Amira Willighagen en Holland's Got Tallent el año pasado, en cuyo concurso terminó ganando.
     El tema es muy sonoro para mí, me llega al corazón: "O mio bambino caro" (en traducción libre: ¡O querido niño mío!). Espero que les guste para relajarse y, si fuera el caso, que salte alguna lágrima.