martes, 26 de abril de 2016

"Vuestra felicidad no es una 'app' que se pueda descargar"

     El domingo pasado 24 de abril, fecha de la fiesta del Santo Hermano Pedro, el Papa celebró el Jubileo de los Adolescentes, motivo por el que se reunió con los protagonistas. ¿Cómo llegar a este público que tiene su propia discurrir, distinto al de muchos de nosotros? ¿Qué lenguaje utilizó el Santo Padre? Es maravilloso. El Papa exhortó a los adolescentes a dar más, a no contentarse con la mediocridad. Les dejo unas frases de la homilía en la Misa que celebró con los adolescentes. Les invito a que lo lean todo (aquí).

     El amor es el documento de identidad del cristiano, es el único “documento” válido para ser reconocidos como discípulos de Jesús.

     El amigo verdadero de Jesús se distingue principalmente por el amor concreto, no el amor en las nubes (quizá refiriéndose al ciberespacio).

     Porque la amenaza principal, que impide crecer bien, es cuando no le importas a nadie. Es triste esto. Cuando te sientes marginado. En cambio, el Señor está siempre junto a ti y está contento de estar contigo.

     En estos años de juventud ustedes perciben también un gran deseo de libertad. Muchos les dirán que ser libres significa hacer lo que se quiera. Pero a esto es necesario saber decir no. Si tú no sabes decir no, no eres libre…

      No se contenten con la mediocridad, con “ir tirando”, estando cómodos y sentados. Desconfíen de quien quiera hacerles creer que son valiosos cuando los hacen pasar por fuertes, como los héroes de las películas, o cuando llevan vestidos a la última moda. Vuestra felicidad no tiene precio y no se negocia; no es un “app” que se descarga en el teléfono móvil: ni siquiera la versión más reciente podrá ayudaros a ser libres y grandes en el amor.

lunes, 25 de abril de 2016

En la fiesta de San Marcos Evangelista. Una historia vocacional

     Una historia vocacional... La historia la puedes conocer tú, llenar los espacios con otros datos que puedas recabar. Se trata de Marcos, el evangelista cuya fiesta celebramos hoy en la Iglesia.

     Según Hch 13,13, Juan Marcos es un chiquillo, ansioso de imitar a los grandes evangelizadores. Por eso siguió a Pablo y Bernabé en sus correrías apostólicas. Pero se le cayó el alma a los pies cuando vio los trabajos y las palizas por que tenían que pasar. Por eso los abandonó y se regresó a su casa.

     Tiempo después, cuando los apóstoles volvieron a Antioquía y a Jerusalén, se encontró con ellos. Se lo habría pensado mejor. Ya estaría más maduro, se habría sentido quizá un poco cobarde por haber abandonado el camino y, arrepentido, quiso nuevamente ir en pos de los apóstoles. Hch 15,37-39 nos cuenta que, al expresar su deseo de volver, Pablo, enérgico, no le aceptó en su compañía. Bernabé, en cambio, "hombre de la consolación", quiso tomarlo. Hubo, entonces, una disensión entre ambos y Bernabé terminó llevándose como compañero a Juan Marcos.

     La tradición dice que este mismo Juan Marcos es el autor del segundo evangelio, el llamado "evangelio según Marcos", secretario del apóstol Pedro (1P 5,13), (hay autores que disienten de tal apreciación).

     Podemos apreciar, leer y agradecer a Dios el evangelio según Marcos, el evangelio por el que un novato puede comenzar a leer la Biblia (en verdad, es mejor empezar a leer la Biblia por allí).

sábado, 23 de abril de 2016

Hoy se ha instituido la nueva Diócesis y se ha ordenado su primer obispo

      Hoy hemos estado muy alegres participando de la celebración en que Mons. Félix Antonio Calderón fue ordenado primer obispo de la nueva diócesis de Jutiapa.

     La celebración se llevó a cabo en el municipio de El Progreso, Jutiapa, en donde se sitúa "el Santuario" -disculpen que no tenga más datos-, de cuya fachada es la foto que aparece abajo, escenario de la celebración. La Misa se celebró a las 10 de la mañana.

     Según Prensa Libre, hubo 12 mil personas en la Ordenación. Hubo unos 20 obispos -el señor Nuncio participó con traje coral- y unos cien sacerdotes de todas partes, especialmente de Jalapa y Jutiapa.

     Mons. Antonio Calderón, humilde, estuvo conmovido, emoción evidente en el momento en que expresó sus sentimientos. Entre otras cosas dijo que agradecía a su Diócesis de origen (San Marcos) y su antigua parroquia y la confianza que le han manifestado en su nueva Diócesis. Además, hizo una comparación, la de quien abandona la casa paterna y se instala en otro lugar.

     Me alegró mucho participar de esta celebración: palpamos la universalidad de la Iglesia, la consolidación de la evangelización en nuestro país, la ilusión de los fieles en el trabajo espiritual...; de paso, conocí otros lugares y a otras personas.

     Seguiremos encomendando a Mons. Antonio y a la nueva Diócesis.

Esta foto la tomó Juana, una amiga que participó de la celebración. Es el Santuario en donde se celebró la Ordenación Episcopal.
Éste fue el retablo del escenario de la celebración.

Mons. Félix Antonio Calderón, nuevo Obispo de Jutiapa. Esta foto y la anterior se las he tomado a Kevin V., de su cuenta de "Face".

viernes, 22 de abril de 2016

Mañana, ordenación episcopal de Mons. Tony

     Mañana será la ordenación episcopal de Mons. Tony Calderón, también la erección y constitución de la nueva Diócesis de Jutiapa, departamento homónimo que se desgaja de la Diócesis de Jalapa.

    Los formadores del Seminario y un grupo de seminaristas tendremos el privilegio de poder participar de la Misa en que se celebrarán estos acontecimientos.

     El departamento de Jutiapa se encuentra al Oriente del país (es fácil ver su ubicación en un mapa del país), que comparte frontera con el vecino país de El Salvador.

     Encomendamos la próxima labor episcopal de Mons. Tony y la andanza de la Iglesia en este departamento.

Mons. Tony, nuevo Obispo de Jutiapa.
La que mañana será erigida en Catedral de la nueva Diócesis.
Una estampa de la "ciudad": el "palacio" de la Policía.

miércoles, 20 de abril de 2016

¿Qué son las obras de misericordia?

     ¿Qué son las obras de misericordia? Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales.

     Pueden seguir leyendo en el siguiente enlace. Que no se nos pase este año sin haberle sacado el jugo.

martes, 19 de abril de 2016

"Cristianos anónimos"

Necesitamos cristianos en todo ambiente, en todo trabajo.
     ¿Cristianos anónimos? Con Dios, ciertamente, no. A Dios no podemos “tratarle” a distancia. El trato implica conocimiento, relación y, como consecuencia, amor.

     Con el título no me refería a eso, precisamente.. Es que en la primera lectura de la Misa de hoy (Hch 11,19-26), que es continuación del capítulo 7 de Hechos, habla de los que, debido a la persecución que se desató contra los primeros cristianos, se fueron a otras ciudades, llegando hasta Antioquía. El texto de Hechos no recoge sus nombres, pero fueron muy eficaces. ¿Acaso importa saber sus nombres?

     Lo que hacen es, precisamente, lo que quería comentarles y que nos sirve de modelo: PREDICAN, a pesar de ser perseguidos.

    A ustedes y yo nos hubiera dado miedo hacerlo, o nos hubiéramos disculpado diciendo que nos perseguían y que no podemos arriesgarnos. Ellos, no. A donde iban, iban hablando de su fe a los que encontraban.

     También llama mi atención que, si bien hablan a sus correligionarios en Antioquía (a los mismos judíos), los chipriotas y los cirenenses SE ATREVIERON A HABLAR a los paganos, a los que no eran de la raza judía.

    Me recordé de lo que el P. Gustavo González sostenía sobre la evangelización de Guatemala: el P. Juan Godínez, que venía como capellán y evangelizador con los españoles, no podía hacer tan pronto lo que sucedió: pronto se hicieron los cristianos los aborígenes. ¿Y cómo sucedió? Los mismos cristianos que venían en la expedición, todos laicos, evangelizaron también.

     Necesitamos tomar conciencia, nuevamente, de que la evangelización de la sociedad nos corresponde, allí donde nos ha puesto Dios: en la sociedad, en el trabajo, en la familia, en la escuela, en los negocios, en… (sigue la lista). NOS toca, TE toca.

lunes, 18 de abril de 2016

El Papa en Lesbos. Los verdaderos problemas de la familia actualmente

     Recientemente, el Santo Padre ha hecho un viaje "ecuménica y humanitaria" a la isla de Lesbos, Grecia (sábado 16 de abril), al campamento de refugiados de Mòria. En su viaje de vuelta, los periodistas, como suelen, le preguntaron de todo, muchas veces para tirarle de la lengua y a ver si no le hacen caer en algo o dice lo que ellos quieren escuchar (leer aquí).

     Entre preguntas respondidas, hubo una muy provocativa. Me imaginaba al Santo Padre tratando de dominarse para no ofender a Dios y a los periodistas. El aplomo del Santo Padre la verdad y su caridad son maravillosas. Sigamos encomendando al Santo Padre.

    Le preguntaron: ¿Por qué puso en una nota y no en el texto la referencia al acceso a los sacramentos? A lo que respondió:

     Escuche, uno de los útlimos Papas, hablando sobre el Concilio, dijo que había dos concilios: el Vaticano II, en San Pedro, y el de los medios de comunicación. Cuando convoqué al primer Sínodo, la gran preocupación de la mayor parte de los medios era: ¿podrán comulgar los divorciados que se han vuelto a casar? Como yo no soy santo, esto me dio un poco de fastidio y un poco de tristeza. Porque esos medios no se dan cuenta de que no es ese el problema importante. La familia está en crisis, los jóvenes ya no quieren casarse, hay una disminución de la natalidad en Europa que es para llorar, la falta de trabajo, los niños crecen solos… Estos son los grandes problemas. No me acuerdo de esa nota, pero si está en una nota es porque se trata de una cita de la «Evangelii gaudium».

domingo, 17 de abril de 2016

Domingo del Buen Pastor. Rezar por las vocaciones


     Estamos en el IV Domingo de Pascua, el Domingo del Buen Pastor, Jornada de Oración por las vocaciones. Creo que las intenciones están servidas y evidentes:


  • Los sacerdotes, que hemos de ser pastores a semejanza del Buen Pastor.
  • Los sacerdotes concretos que, de alguna manera nos han ayudado en nuestra vida espiritual.
  • Los sacerdotes todos, para que sean santos, para que los santos se hagan más santos.
  • Los sacerdotes que están en especial dificultad, ya sea por iniciativa personal o por ser testigos.
  • LAS VOCACIONES, especialmente las vocaciones al Orden Sacerdotal.


     Dios nos configure, a los que somos sacerdotes, buen pastor como Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, Buen Pastor que da la vida por sus ovejas.

sábado, 16 de abril de 2016

Una oración por el alma de mi tío Juan


     Queridos amigos. Les pido una oración por el descanso eterno de mi tío Juan, hermano de mi padre, quien ha descansado hoy en el Señor. Mañana celebraré la Misa exequial por su alma y procederemos al entierro.

     Mi tío era el penúltimo de los hermanos. En mi niñez me recuerdo de la vida que compartimos: aunque era mayor en edad que nosotros, compartía bastante con nosotros, sobre todo en el entretenimiento. Era bueno para jugar futbol y para el ciclismo, nos daba tiempo para ello (nos parecía una proeza, si no una locura, que haya hecho el aficionado viaje en bicicleta de mi pueblo Patzicía a la Capital). Se dedicaba a las labores del campo. Tenía buen sentido del humor y era muy sencillo. Tuvo problemas con el alcohol. Sus consecuencias se fueron agravando.

     Cuando éramos niños, y nuestras familias más jóvenes, había enfermedades convencionales, no había casi el "trauma" o el dolor de la muerte de seres queridos -aunque no todas las historias son iguales-. Se va pasando el tiempo y vemos que la gente se muere, que nuestros seres queridos nos dejan, y que nosotros también hemos de dejar alguna vez este mundo.

     Entonces caemos en la cuenta que lo que vale de verdad es estar unidos a Dios, para ir preparándonos y "fogueándonos" en esa unión eterna con Dios; nuestra meta es el amor de Dios en esta y en la otra vida.

    Les ruego, amigos, una oración por el alma de mi tío Juan, y por su familia. Muy agradecido.

viernes, 15 de abril de 2016

"Ser cristianos no nos hace impecables"...


     "Ser cristianos no nos hace impecables, sino discípulos en camino, que siguen al Señor porque se reconocen pecadores y necesitados de Su perdón".

     Son bellas palabras del Papa en la audiencia del miércoles (13-04-2016).

martes, 12 de abril de 2016

"¿Cómo ve el futuro?"

De las clásicas representaciones de los Testigos de Jehová.

     Estaba saliendo del Propedéutico, después de haber dado clases sobre Historia de la Salvación. Hablamos de Moisés, el éxodo, la alianza, el pueblo de Israel... También confesé a algún que otro muchacho que me lo pidió. Subí al carro y, llegando al portón, estaban dos señores con sombrero, camisa blanca y corbata, esperando que alguien les atendiera; sobre la calle iban pasando otras personas, se ve que del mismo grupo. Al llegar yo al portón, vestido con el crergyman por supuesto, bajé el vidrio del carro y les dije:

     -- Muchas gracias por su trabajo de evangelización y de recordar a la gente que existe Dios, y que quiere el bien para nosotros. Gracias también por aparecerse por aquí, aunque creo que no hará falta, ya que este sitio es católico: aquí hay muchachos que se están formando para llegar a ser sacerdotes.

     Disimulando su sorpresa, comentó:

    -- Nosotros sólo andamos visitando y hablando de Dios. Estamos incentivando a leer la Biblia, ya que es para todos. Gracias por sus palabras. Le dejamos este folletito para que lea.

     El papelito, doblado a la mitad, tiene unas figuras y las sugerentes preguntas: "¿Cómo ve el futuro? ¿Cree que el mundo seguirá igual..., empeorará..., mejorará?" En la parte interna propone que todo puede ser más optimista, utilizando los siguientes textos de la Biblia: Ap 21,3-4; Is 25,8; 65,21-23; Sal 37,11.29.

     En resumen, propone lo que se ha llamado "teología de la prosperidad", pero en el sentido más simplista y poco real. Se cree en los milagros -en sentido peyorativo- y de que Dios bendecirá en este mundo, sin hacer referencia al más allá y a la retribución en la otra vida.

    San Pablo nos acaba de recordar en el día de Pascua que buscáramos los bienes de allá arriba, en donde está Cristo (cfr. 3,1-2).

     Bueno, como decía san Pablo también, si predican a Cristo, por qué nos vamos a enojar, pues harán bien si ganan un alma para Él. Ojalá lo hicieran con rectitud de intención.

lunes, 11 de abril de 2016

Capilla del Seminario en restauración

     Había comentado en entrada anterior que la capilla del Seminario Mayor está siendo reparada: las grietas que dejaban colarse el agua, la polilla que ha hecho estragos en la madera, el deterioro por el paso del tiempo (parece que ya más de 40 años), han hecho que se pensara en su reparación.

     Se le pondrá un cielo falso, de madera. También se ha pensado en poner un retablo, lo que quepa hacer, para el presbiterio que invite a una mejor participación de la Liturgia y la oración propia de un lugar santo...

    Mientras tanto, estamos utilizando el "santuario eucarístico" que está junto al seminario para celebrar la Santa Misa y rezar.

    Les dejo unas fotos de los trabajos.

La Capilla, desde fuera, con una hermosa araucaria en el frente.

Justo en la puerta principal.

Los obreros haciendo su trabajo.

Una de las ventanas de la Capilla, viendo hacia afuera.

El presbiterio, todo empolvado.

Removiendo la armazón del cielo falso dañado.

domingo, 10 de abril de 2016

El trabajo pastoral de este domingo

Éstos son los nuevos acólitos de la parroquia, que se suman al buen grupo de acólitos en la parroquia de Santiago de Patzicía. Agradezco a Heidy, madre de uno de los acólitos, quien me envió esta foto.
     Hoy ha habido abundante trabajo pastoral: tres Misas por la mañana en mi pueblo de origen, algunas conversaciones, la bendición de un grupo juvenil que estaba de aniversario de fundación, el almuerzo de fiesta con unos familiares... Al final de la tarde, Confesiones abundantes en Ciudad Cayalá, en donde ayudo con cierta frecuencia.

    En la tercera Misa que me tocó celebrar hoy, bendije a un nuevo grupo de acólitos de la parroquia, simpatiquísimos muchachitos que están dispuestos a ayudar al sacerdote en la celebración de la Santa Misa. Después de bendecirles a ellos y sus vestiduras, sus papás los revistieron. Me recordó el rito de ordenación y el revestimiento de los clérigos. Les dije a sus papás que rezaran por sus hijos, para que sean buenos cristianos, y quizá alguno sacerdote.

    Alegremente, al sacerdote nunca le va a faltar trabajo, si quiere trabajar.

sábado, 9 de abril de 2016

Encíclica esperada: "Amoris Laetitia" (sobre el amor en la familia)

     Con mucha alegría ayer recibimos esta exhortación apostólica del Santo Padre el Papa Francisco, exhortación "sobre el amor en la familia", fruto de la reflexión y el estudio del Santo Padre después del Sínodo de la Familia recién concluido.

     La intrigante prensa ha dado la noticia, pero de forma controversial. Al contrario, los católicos la recibimos con mucha alegría, para reforzar nuestro esfuerzo por preservar y cultivar el amor en la familia, uno de los frentes de batalla en el mundo secularizado actual.

     Como suele hacerlo el Papa, va a lo esencial, con su estilo cercano y sabio y sobrenatural. ¡Gracias, Santo Padre!

     Quien quiera leerlo, puede hacerlo en la página de la Santa Sede (aquí).

viernes, 8 de abril de 2016

Ir a lo esencial: "Dios o nada". He terminado de leer este maravilloso libro


     En los primeros minutos de este nuevo día he terminado de leer este maravilloso libro, que ya había comentado que estaba leyendo: "Dios o nada", del Card. Roberth Sarah, actual Prefecto de la Congregación para el Culto divino y los Sacramentos.

     Hoy he escuchado de un sacerdote culto esta afirmación: "hace tiempo que no había leído un libro tan bueno". Personalmente, me admiré de la clarividencia y acierto, de la sencillez y humildad del Card. Sarah, y cómo expone su pensamiento con aplomo y certeza.

     En efecto, en la entrevista, el Card. Sarah trata temas variadísimos, sobre Dios, la Iglesia, el Papa, los sacerdotes, el Vaticano, los religiosos (también los de clausura), los laicos, la familia, la teología, la liturgia y la moral, el mundo y la antropología, la política y la historia, especialmente de su África querida y su natal Ourous en Guinea. También habla de la Iglesia como lo ve quien ha tenido oportunidad de verla en tan distintos ámbitos y lugares; su juicio no es de oídas sino de primera mano.

    Me alegra mucho que vaya a lo esencial -dejando en claro lo que el título sugiere: "Dios o nada"-, y que no tenga "pelos en la lengua" para decir las cosas a quien lo necesite, siguiendo la línea del Papa Francisco, a quien el Cardenal profesa una profunda admiración y piedad filiales.

     Personalmente, aunque no me lea el Card. Sarah, le agradezco por sus palabras tan claras. Espiritualmente me ha edificado, como comenta el mismo Papa Benedicto que leyó el libro. Confieso que le he tomado cariño al Cardenal. le encomendaré.

     En su momento me lo volveré a leer. Les dejo con lo que el Papa Benedicto XVI comentó sobre su lectura, y que viene en la contraportada de la edición de Palabra:

    "He leído Dios o nada con gran provecho espiritual, alegría y gratitud. Vuestro testimonio de la Iglesia en África, del sufrimiento durante la época del marxismo en Guinea y de una vida espiritual dinámica, tiene gran importancia para la Iglesia. Es singularmente relevante y profundo lo que a firma acerca de la centralidad de Dios, la celebración de la liturgia y la vida moral de los cristianos. Su valiente respuesta a los planteamientos de la “teoría de género” clari fica una cuestión antropológica fundamental".

jueves, 7 de abril de 2016

Cena Pascual en el Seminario

     Después de haber vivido el Triduo Pascual y la Semana de Pascua, hemos reemprendido nuestras labores cotidianas. Pero ayer tuvimos una celebración especial de Pascua -obviando, desde luego, la celebración eucarística-: una cena para celebrar la Resurrección del Señor.

     Entre otras cosas, el Rector decía en su introducción que pareciera que la Navidad y la Cuaresma tienen más importancia que la Pascua, pues se celebra por todo lo alto. De hecho, muchos cristianos, cuando ya han pasado las procesiones de la Semana Santa, ya el Sábado Santo se van de vacaciones y el domingo de Pascua pasa desapercibido.

     Esta cena pascual es una actividad para celebrarla y darle realce. Abajo pongo unas fotos.

     Por otro lado, me dio mucha alegría recibir una llamada un poco antes de la cena; era una religiosa a quien conocí hace muchos años y que, ayer, estaba celebrando 25 años de profesión religiosa. La he encomendado especialmente en la Santa Misa. Aquí la felicito también y me ayudan a encomendarla.

La imagen del Resucitado que presidió nuestra cena pascual.




martes, 5 de abril de 2016

Los sacerdotes también rezamos...

     Hoy por la tarde estaba saliendo de hacer un rato de oración de la capilla de adoración perpetua que hay acá, junto al Seminario. Había dado el Obispo la bendición con el Santísimo.

     Cuando pasé saludando al Obispo, el sacristán, que estaba con él, me comentó: "al fin le vemos con frecuencia por aquí". Yo le respondí que nuestra capilla del Seminario estaba en remodelación. Y le comenté, gracioso: "no creás que no he estado rezando". A lo que Mons. Raúl contestó: "¡Claro! Si no, no se hubiera mantenido en pie".

     Es cierto, un sacerdote sin oración no podría subsistir, o no sería coherente con su vocación. Lo mismo que cualquier cristiano. Y me recuerdo con frecuencia de las palabras de Santa Teresa: "El que no hace oración, no necesita demonio que le tiente para que caiga".

domingo, 3 de abril de 2016

"Creer" y "Creencias"

    Ayer leí el artículo de Anamaría Cofiño en El Periódico (artículo "Creencias"), que hablaba sobre la injerencia de Dios y de la Iglesia en la vida del Estado y de la democracia en Guatemala. Decía que si en la Constitución de la República se hablaba de Dios y se daba privilegios a la Iglesia, además de las "creencias" que guardan, nunca la sociedad y los hombres chapines serían plenamente libres. Ella se señalaba en su artículo como feminista.

     Comentándolo hoy con un amigo sacerdote, él señalaba que, respecto a los supuestos privilegios de la Iglesia -v.gr., como institución, no pagar impuestos- no son más que alguna manera de restitución del Estado a la Iglesia por aquellos daños y años de Justo Rufino Barrios en su contra.

     Hoy hemos escuchado en el evangelio de la Misa el episodio de la profesión de fe del incrédulo Tomás. Muchos creen -especialmente en el ámbito intelectual- que la fe es algo similar a la superstición, que creer es aceptar ciegamente sin pensar, y quien piense verdaderamente no puede creer. Es el camino de la ciencia que busca evidencias.

     Nada más falso. Gracias al desvarío visceral de aquella articulista, pensaba: ¿qué será del hombre sin Dios? El hombre no se explicaría a sí mismo. Si el hombre se queda solo, está incompleto, se crearía una falta identidad que le llevará a la ruina de sí mismo. ¿Qué es el mundo, la sociedad, sin un Ser que lo gobierne providencialmente todo?

     La fe -el acto de prestar confianza a Quien se nos revela- está llamada a crecer, pues, -como el amor- si no se cultiva, se acaba. De ahí que tantos bautizados dejan de creer.

sábado, 2 de abril de 2016

Hablar un poco de todo delante de las cámaras

    Después de ciertas diligencias por la Ciudad Capital -aunque hoy me tocó que sortear poco con el tráfico porque era sábado; gracias a Dios-, al llegar al Seminario me estaba esperando un amigo para platicar -delante de sus cámaras- sobre ciertos temas de Iglesia, que pueden interesar a los mismos cristianos y a los de fuera. Ciertamente es a nivel de confianza y de iniciado. Él mismo comentaba que ha estado entrevistando a varias personas sobre temas semejantes y que ha encontrado distintos puntos de vista.

     Iban a ser unos quince minutos, pero se alargó a cerca de una hora. Hablamos sobre ser Iglesia, ser cristiano, ser laico -a no identificar la "Iglesia" con la jerarquía-, el matrimonio y el amor, la situación de los que caen en situaciones irregulares en el matrimonio. Pero, al final, concluimos que en la Iglesia caben todos -que la Iglesia no es un recinto de privilegiados o puros-, que todos son amados de Dios y que todos andamos en la lucha por ser mejores.

     Personalmente me quedé picado para hablar de más cosas. A ver si hay otra oportunidad.

     De la experiencia saqué la conclusión de que hay que seguir formándose para dar respuesta a lo que la gente pregunta. Más responsabilidad cuanto a más gente se puede llegar.

jueves, 31 de marzo de 2016

Una Semana Santa con los coatepecanos

     Semana Santa en Coatepeque, Quetzaltenango. Las únicas referencias que tenía del sitio es su clima, que es caluroso, y su ubicación -al menos, que estaba muy cerca de la frontera con México (por Tecún Umán).

     Tuve la oportunidad de ir acompañando a 14 seminaristas de la etapa de Filosofía del Seminario de La Asunción, quienes fueron repartidos entre las comunidades de la parroquia, enviados de dos en dos, a manera del envío evangélico.

     La recepción por parte de los sacerdotes que atienden la parroquia fue espléndida: los PP. Gregorio y Mich fueron nuestros anfitriones. También el cariño de los religiosos y demás feligreses fue maravillosa. Tuve la oportunidad de ver algo del trabajo eclesial que realizan los sacerdotes, en tan ingente parroquia. Ahora vengo a enterarme que el municipio tiene una población de aproximadamente 130 mil habitantes, con 50 comunidades. ¿Cómo se la podrá atender suficientemente? Hacen falta muchos sacerdotes.

     La situación de la gente en las comunidades es difícil, tanto desde el punto de vista social-económico (situación de las fincas y desvío de ríos, trabajo, sostenimiento de las familias) como el religioso (ha habido una invasión de protestantes, en vistas de la escasez de clero, magnitud de la parroquia).

    ¿De qué hablé a la gente? Además de lo que corresponde al tiempo litúrgico, y de temas que puedan ayudar a su vida cristiana en su desenvolvimiento en el mundo, también hablé de la necesidad de rezar por las vocaciones sacerdotales. Vi a unos cuantos muchachos que podría Dios llamar al orden sacerdotal. Desde luego, les he estado encomendando. Dios bendiga nuestras oraciones con vocaciones salidas de esta vasta parroquia.

      Me dio mucha alegría vivir la religiosidad del pueblo: celebraciones litúrgicas, oración, piedad popular (procesiones). Además, tuve la oportunidad de rezar un poco más, y de dejar un tiempo las ocupaciones habituales.

       Dios bendiga a los coatepecanos. Gracias por su acogida. Gracias, Padres Gregorio y Mich.

El parque de Coatepeque y la iglesia parroquial, de arquitectura moderna.

El P. Gregorio, en el pasado Miércoles de Ceniza.

El presbiterio y el sobrio retablo de la iglesia parroquial.

Una foto de archivo. Los acólitos que en otro tiempo ayudaban en la parroquia.

También foto de archivo, en una vigilia pascual.