lunes, 30 de mayo de 2016

Curso de retiro en el Seminario Mayor

      Hemos terminado el semestre en el Seminario de La Asunción. Sin embargo, los alumnos aún no se han ido de descanso, pues esta semana la emplean para el curso de retiro anual que durará esta semana, que culminará con la peregrinación en el Año de la Misericordia que tendremos el viernes próximo.

     Los ejercicios espirituales, que es un tiempo para encontrarse con Dios y con uno mismo, dedicado al cuidado de la Liturgia, a la oración -en un ambiente de silencio y reflexión-, serán predicados por el P. Luis Enrique Ortiz, a quien tenemos el gusto de tenerle como profesor de Historia de la Iglesia en el Seminario.

     Les pedimos sus oraciones, por favor, para que los jóvenes aprovechen este medio importante para reconducir sus afanes de formación y de vida cristiana.

sábado, 28 de mayo de 2016

Una gratificante aventura

     Parte de mi familia (la familia de un hermano, dos sobrinos más) tuvimos la oportunidad hoy de realizar una actividad de buen ocio que fue gratificante: el ascenso al volcán de Pacaya, al menos en la parte posible.

     El plan era madrugar un tanto para subir pronto el volcán y apreciar lo que el día nos pueda regalar, además de un descenso a buen tiempo. Comenzamos a subir el volcán a las cinco de la mañana. Tomando en cuenta que iban dos niñas con nosotros, lo hicimos a un ritmo aceptable y factible para ellas, sin desmerecer el esfuerzo.

    Tuvimos un amigable guía que nos mostró el río de lava que habiéndose enfriado ya estaba sólida y rocosa, una "caverna" por donde, en su tiempo, salía la lava y nuestro conveniente desayuno en el "Cerro Chino". Mientras desayunábamos apreciamos una vista impresionantes del volcán y el cráter que está activo, además del paisaje que se extendía a nuestros pies. 

     Al bajar del volcán nos dimos cuenta que fue un regalo que pudiéramos apreciar el paisaje, pues se fue nublando cada vez más y no se dejaba ver el paisaje.

     En fin, hemos disfrutado en familia una excursión simpatiquísima, sin siquiera "despeinarnos", sin necesidad de hacer grandes planes.

     Les dejo unas fotos.




viernes, 27 de mayo de 2016

Felicitación al P. Byron, formador en el Propedéutico de La Asunción

     Hoy ha sido el último día de exámenes en el Seminario de La Asunción, tanto en la Teología (etapa en donde tengo el gusto de trabajar) como en el Propedéutico (en donde tuve el encargo de impartir unas clases este semestre). Para los alumnos del Propedéutico también fue su último día del semestre, con el consecuente viaje y descanso en su casa, con su familia.

    Pero hoy tuvieron la gran alegría de celebrar el cumpleaños del P. Byron, director de la etapa del Propedéutico, sus nada más y nada menos que 50 años de vida. Así, los formadores fuimos invitados a la fiesta en su honor, acompañado también de sus padres y dos hermanos, quienes también salen en la foto.

    Además de la consiguiente serenata a temprana hora y de la Santa Misa, los alumnos prepararon actos en su honor y el delicioso almuerzo. A los alumnos se les veía una cara de contentos que no podían esconder, además de por la celebración también porque se marchaban luego a su casa.

    La hermana del P. Byron, quien pronunció unas palabras alusivas a la fiesta, agradeció el cariño que le tenían a su hermano sacerdote y porque se palpaba el ambiente de familia que se veía.

     Es verdad, los sacerdotes tenemos la dicha de "encontrar familia" en cualquier parte en que vayamos al intentar abrir el corazón a todos. Allí donde va allí encuentra quiénes le quieran y compartan su vida.

     Dios te bendiga, P. Byron por este aniversario redondo de tu nacimiento, por los flamantes 50 años de vida. Te seguimos encomendando.

Compartimos la mesa con el agasajado. El P. Byron, de celeste.

No hay cumpleaños sin pastel. Aquí, el respectivo.

jueves, 26 de mayo de 2016

¿Qué sucede en la Consagración?

      Dentro de tres días celebraremos la gran fiesta del Corpus Christi, fiesta de gran algarabía para los hijos de Dios, pues celebramos el regalo de la Presencia Real de Jesucristo en la Eucaristía y su permanencia entre nosotros por amor. Él nos sirve de alimento y de compañero en nuestra peregrinación hacia el Padre.

    Una de las verdades que no hemos de olvidar es lo que sucede en la Consagración, el corazón de la celebración de la Santa Misa: el pan y el vino se convierten en Cuerpo y Sangre del Señor, el mismo Señor muerto y resucitado para nuestra salvación que se nos entrega como alimento.

     ¿Cómo, pues, vamos a vivir indiferentes a esta manifestación extrema del amor de Dios? ¿Qué respuesta daremos? Recibirle con devoción y amor, y tratar de prepararnos y hacernos lo más dignos posibles.

    Es probable que hayan visto ya la película "El Gran Milagro". Aquí, el trozo que se refiere a la Consagración. Que nos ayude a prepararnos para la celebración del Corpus.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Lo propio de las mujeres

     Mientras hacía un rato de lectura del Nuevo Testamento, me topé con un texto "simpático": Hechos 17,34 habla de dos personajes, uno de ellos es Dámaris, una mujer que se convirtió al escuchar el famoso discurso de San Pablo en el Areópago de Atenas. El texto revela, ciertamente, que esta mujer fue importante en la comunidad ateniense, pues ha sido digna de ser mencionada en el texto por el autor. ¿Estaría entre los filósofos? No vamos a ponernos a discutir sobre ello.

    Ahora bien, al leer el comentario que hace la "Biblia de Navarra" sobre el papel de las mujeres en el mundo y la Iglesia, me he sorprendido:

    "La mujer está llamada a llevar a la familia, a la sociedad civil, a la Iglesia, algo característico, que le es propio y que sólo ella puede dar: su delicada ternura, su generosidad incansable, su amor por lo concreto, su agudeza de ingenio, su capacidad de intuición, su piedad profunda y sencilla, su tenacidad..." (Conversaciones, n. 87; leer el resto aquí).

     Es cierto, a veces no somos conscientes de qué somos, quiénes somos y de qué cualidades tenemos. En este caso, las mujeres, han de potenciar lo que quizá no sepan que tienen, lo mencionado arriba.

    ¿Ser igual que los hombres? ¡No! Las mujeres tienen una forma concreta de ser que las hace hermosamente distintas y complementarias al hombre. ¡Dios las bendiga!

lunes, 23 de mayo de 2016

Apreciando Guatemala

Esta imagen es de Antigua Guatemala, Patrimonio de la Humanidad.
     El mundo es grande y pequeño a la vez. Hoy he "conversado" brevemente con una venezolana a través del "Face" y le he prometido encomendarla, encomendarlos, por la situación difícil que está viviendo su país.

     Hoy coloco un video que presenta Soy502 (aquí) sobre lo maravillosa que es Guatemala, a pesar de las cosas que suceden -así como suceden otras en otros países-. El video es maravilloso. Fue realizado por Hailey Devine, a quien agradecemos por presentar maravillosamente a Guatemala. Que lo disfruten.

sábado, 21 de mayo de 2016

Zacapa tiene nuevo obispo: Mons. Ángel Recinos

      Hoy tuve la oportunidad de participar de la celebración eucarística en que fue ordenado el nuevo Obispo de Zacapa, Mons. Ángel Antonio Recino Lemus, celebración que se llevó a cabo en Esquipulas, a unos pasos del Santuario del Cristo Negro.

    Lo primero que hice por la mañana, al amanecer en Esquipulas, fue encaminarme a la Basílica a hacer un rato de oración y a venerar al Cristo Negro de Esquipulas, imagen tan venerada de Nuestro Señor en su Santuario. Pues, ir a Esquipulas y no pasar venerando al Cristo Negro es un "pecado"...

    El ordenante principal del nuevo Obispo fue Mons. Gonzalo de Villa, Obispo de Sololá-Chimaltenango -me parece que el ordenando tiene la posibilidad de elegir a quien lo ordene-; los otros dos obispos ordenantes fueron Mons. Bernabé Sagastume (obispo de Santa Rosa) y Mons. Julio Cabrera (actual obispo de Jalapa).

     Mons. Gonzalo pronunció una homilía con que, como comentó después Mons. Ángel, se sintió interpelado, pues propuso un itinerario de trabajo pastoral para un obispo de esta zona del país.

     Gracias a Dios va habiendo más obispos para dirigir la Iglesia en nuestro país; como comentaba un colega sacerdote, el episcopado se está renovando con obispos dignos de sus antecesores. Nos alegramos en gran medida por este acontecimiento.

     Me he permitido "plagiar" las fotos del muro en "Face" del P. Álex G., a quien agradezco tan magníficas fotos, y me permito publicarlas acá, para que aprecien algo de lo que sucedió hoy en Esquipulas.
Mons. Gonzalo, imponiendo las manos sobre el nuevo Obispo.

Mons. Thevenin, Nuncio de Su Santidad, imponiendo las manos.

En el momento de la postración, mientras se invocaba a los santos.

En el momento de la oración consecratoria.

Mons. Ángel, el nuevo obispo de Zacapa.

jueves, 19 de mayo de 2016

Hoy, fiesta de Jesucristo Sacerdote

     El jueves después de Pentecostés la Iglesia celebra la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, un día más sosegado para celebrar el don del orden sacerdotal instituido el Jueves Santo por Jesucristo nuestro Señor.

    La verdad, el hombre no hubiera osado pedir un don tan grande; ni ahora lo hace, pues está por encima de sus capacidades y sus méritos.

    También, por parte de los que somos sacerdotes, nos falta -quienes más, quienes menos- ser más conscientes del don recibido: ser el mismo Cristo. En ocasión reciente, acompañado de un seminarista, fui a la casa de una persona que quería le bendijese la casa. Mientras llegábamos, comentó emocionada: "¡Es que no puedo creer de que Cristo venga a mi casa...!"

    También nos falta ser conscientes de que somos para los demás, según nos instruye el Papa Pío XII en su encíclica Mediator Dei: "Cristo es ciertamente sacerdote, pero lo es para nosotros, no para sí mismo, ya que él, en nombre de todo el género humano, presenta al Padre eterno las aspiraciones y sentimientos religiosos de los hombres".

    Recemos hoy por los sacerdotes, por su fidelidad, por su entrega total a Dios y a la obra de la redención.

¿Para qué has venido al mundo? Persigue tu sueño

     No hay excusas, tenemos los dones y la capacidad para perseguir lo que Dios ha puesto en nuestro corazón. El video  puede ayudarte.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Próximo tiempo de exámenes en el Seminario

Esto suele o puede suceder en tiempo de exámenes.
     "¡Ah!, ustedes también están en exámenes...", me comentó un amigo universitario. En el Seminario estamos en la última de clases de este semestre. Personalmente ya terminé de impartir el contenido de mi clase ("Libros Históricos del Antiguo Testamento") en el Bienio de Teología. ¿Cómo irán a salir en los exámenes?

    ¡Claro!, los "engorrosos" exámenes que hay al final de semestre o de curso. Me parece que los amigos a quienes gusta contestar exámenes quizá estén un poco enrevesados. Al alumno medio no le gusta, pero se ha hecho a la idea de que hay que pasar por ellos. Eso sí, con que los haga con profesionalidad y no buscando formas nada honradas para pasarlos.

     Ya veremos cómo les va a los alumnos en sus resultados. Mientras, se va viviendo una cierta tensión en los alumnos, aunque lo llevan con optimismo e ilusión, pues se va terminando el semestre.

martes, 17 de mayo de 2016

La alegría de reconciliarse con Dios

La foto es sólo con fines figurativos.

     Había encomendado la intención.

      Después de medio día de ayer me dirigí hacia el hospital San Juan de Dios en donde me esperaba una enferma que quería reconciliarse con Dios. Durante su no tan larga pero sí considerable edad nunca había tenido la oportunidad de hacerlo, entretenida en los vaivenes de la vida y ciertas complicaciones, consecuencia de las decisiones.

     Con tranquilidad fue desgranando las cargas de su vida. En algunos momentos sollozaba pensando en lo mucho que había ofendido a Dios. También le pidió al sacerdote que le ayude a hacer una buena Confesión.

     Con profunda fe, con los ojos cerrados escuchando cada palabra, recibió la absolución. Después, también con profunda fe, recibió la Sagrada Eucaristía que había llevado conmigo para hacer su Primera Comunión. Corrieron por sus mejillas unas lágrimas, esta vez no de pena y congoja sino de alegría y serenidad, de esa paz que sólo Cristo puede dar.

     ¿Pueden imaginarse lo agradecida que estaba? ¿Quién no lo estaría en estas circunstancias, con tan grandes dones?

     Y yo, dichoso de haber sido instrumento de que esta alma se reconciliara con Dios. Aunque siempre queda todavía pendiente el tema de cómo ayudar mejor sacerdotalmente a las almas que penan en el hospital, y a tantos enfermos que necesitan el aliento espiritual y psicológico y corporal.

lunes, 16 de mayo de 2016

La fiesta de Pentecostés vivida en San Andrés Xecul

     "Tenga un recuerdo, Padre", me dijeron ayer, cuando me disponía a celebrar la Santa Misa en la fiesta de Pentecostés. Se trataba de una postal de esta iglesia parroquial de San Andrés Xecul, Totonicapán, un bonito recuerdo para encomendar a la comunidad de este municipio.

     El párroco, el P. Edgar, me invitó para dar una plática a toda la comunidad parroquial reunida para celebrar la solemnidad de Pentecostés. El tema versó sobre la Iglesia, las comunidades parroquiales y ciertas virtudes que han de vivir en ellas.

     Me emocioné mucho celebrando la Santa Misa, al ver que el mismo hecho del Antiguo Testamento tenía efectos distintos: si en Babel (Gn 11) Dios confundió las lenguas para que no se entendieran, debido a su soberbia, ahora se oye hablar de las maravillas de Dios en tal diversidad de lenguas (Hch 2), también en las lenguas mayas, como lo comprobamos entonces.

    Además, en la celebración tuvimos una intención especial: el Seminario. Sí en todo el país se pidió por los Seminarios, por todos los que lo formamos. Nos sentimos, me sentí muy encomendado.

     Saludos a los hermanos de San Andrés Xecul, a quienes estoy muy agradecido por todas sus atenciones. Ha sido un gran gusto compartir con ellos la fiesta de Pentecostés.

viernes, 13 de mayo de 2016

En la fiesta de la Virgen de Fátima

     El siguiente se cumplirá el centenario de las apariciones de la Virgen María en la Cova de Iría (Cueva de la paz), en Fátima. Hoy estamos celebrando su fiesta.

     Conocemos la historia: la Virgen María se apareció a tres niños que cuidaban el rebaño de sus padres (Lucía, Francisco y Jacinta). Dos eran hermanos y la otra (Lucía), prima. La Virgen trajo un mensaje: orar mucho por la conversión de los pecadores. O sea que no es un mensaje nuevo. Pero lo dio a conocer como apremiante.

    Entre otras cosas, sabemos que le dio tanta importancia al rezo del Santo Rosario. Si antes era una práctica piadosa extendida, desde entonces se ha hecho más frecuente en la relación de los cristianos con Dios.

    Ahora bien, ¿por qué se les apareció a los pastorcitos? ¿Eran "especiales"? Lo que hace grande a los pastorcitos -y a los que pueden recibir gracias tan extraordinarias como éstas- no es lo que hayan hecho antes, sino la fidelidad con que vivieron luego su vida cristiana. De hecho, Francisco y Jacinta fueron beatificados por su fidelidad -aunque de niños pero fidelidad plena y heroica- a Dios en todos los días de su vida.

    Me parece que esto sería conveniente que lo recordemos.

martes, 10 de mayo de 2016

Una felicitación a las madres

    Raras veces escucho radio. Hoy, mientras volvía de dar clases en “el Prope”, puse la radio durante el corto trecho de vuelta.

    Hoy se celebra en nuestro país el día de la madre. Por la radio escuchaba cómo el locutor aplicaba a la madre el texto de San Pablo sobre el amor: “es paciente, es amable; (...) aguanta sin límites, cree sin límites, espera sin límite, soporta sin límite...” (1Co 13,4.7). Es verdad, después de Dios, las mamás regularmente encarnan el cántico sobre el amor.

     No nos referimos al amor ideal, sino al concreto, al que las mamás prodigan con sus hijos día a día, hecho de pequeños detalles diarios, conscientes o inconscientes.

    En este día le pido a Dios que bendiga a todas las madres –lo he hecho en la Santa Misa-, pero especialmente de aquellas a las que nadie las felicitará porque o tienen grandes dificultades o sus hijos se olvidaron de ellas. Dios conoce sus penas y le pido que las transforme en alegrías.

      A todas las madres: ¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!


lunes, 9 de mayo de 2016

"No le hable, escúchele"

     Leyendo más detenidamente el libro de los Hechos de los Apóstoles me convence más aquella expresión de los estudiosos: este libro es "el evangelio del Espíritu Santo". Con frecuencia apreciamos la intervención directa del Espíritu Santo (v.gr. 4,31; 5,9; 10,44; 11,24). Pero me sorprenden especialmente 13,2.4; 16,6.7.

    Estamos en la espera de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, y nuestra espera no ha de ser pasiva. Ojalá nos acordáramos de nuestro trato con el Espíritu Santo no sólo en este "Decenario al Espíritu Santo", sino todos los días.

     De hecho, como recientemente me lo recordaban, el Espíritu Santo es a quien se atribuye la santificación de las almas, es el que obra en nosotros el estar en comunión con Dios. Él, pues, trabaja en nosotros. Ojalá seamos conscientes de su presencia y actuación en nosotros.

    En una ocasión, su confesor le dijo a San Josemaría: "No le hable, escúchele". Quizá sea una buena sugerencia para tratar al Espíritu en estos días.

domingo, 8 de mayo de 2016

II Encuentro vocacional en el Seminario Mayor

   Hoy finalizó el II Encuentro vocacional que comenzó ayer en el Seminario Mayor. Nos dimos cita los once formadores para poder atender a los muchos candidatos que llegaron de todo el país. Si en el anterior encuentro hubo unos 140, esta vez hubo 172 candidatos.

    Los temas impartidos versaron sobre el sacerdocio, como para ofrecer elementos a los jóvenes para discernir mejor lo que tienen en el corazón.

    En verdad es una maravillosa experiencia de fe la presencia de tantos jóvenes, procedentes de todos los rincones del país, para dilucidar y corroborar lo que Dios haya puesto en su corazón.

    Hoy pedí oraciones por ellos en la formación que tuve. Creo que es siempre una responsabilidad de todos pedirle a Dios que nos envíe más operarios, pues hacen falta tanto en la Iglesia de nuestra querida Guatemala.

sábado, 7 de mayo de 2016

Hermosas fotos de la orilla del Lago de Atitlán

     Me enviaron unas fotos vía Face hace unos pocos días, unas fotos artísticas de San Antonio Palopó y el Lago de Atitlán que reproduzco aquí. Quizá alguna no es de muy buena resolución, pero son estupendas. ¡Cómo no recordar Sololá y su hermoso Lago! Le agradezco a Carmen que me las envió. Que disfruten las fotos.












viernes, 6 de mayo de 2016

Un laico con sotana por Chicago

Obviamente, éste no es el laico ni tampoco son calles de Chicago.
     Aunque su intención era buena, quizá fue un poco temerario o irreflexivo... Se trata de un pequeño artículo que apareció en Aciprensa el martes pasado (aquí) sobre una especie de experimento social que realizó Tom Chierella de andar en sotana por las calles de Chicago, Illinois. A su vez, el artículo fue tomado de una revista que no se dedica a sacar este tipo de reportajes.

     ¿Y qué descubrió? Comenta Chierella que en una hora descubrió que "el traje del sacerdote era el uniforme más exigente [...]. Es fácil colocarse una sotana, pero no es fácil llevarla, en absoluto".

     Decía que a nadie con quien se encontraba por la calle dejaba indiferente: detenían su conversación, establecían contacto visual, le hacían una reverencia, lo tocaban... Pero muchos indigentes se le acercaban a pedirle una bendición y/o ayuda.

     Les recomiendo leer el pequeño artículo. Recemos por los sacerdotes. Y yo, seguiré poniéndome mi "uniforme".

jueves, 5 de mayo de 2016

La alegría del cristiano

     Hoy estaba hablando con un alumno, que había preparado su “eco de la palabra”, es decir, su reflexión sobre las lecturas de la Santa Misa de mañana. Me alegró mucho leer lo que había preparado, haciendo hincapié en la virtud de la alegría. Esta virtud tiene su origen en el Espíritu Santo, promesa de Jesucristo para cuando Él se vaya de entre los discípulos. En efecto, después de la Ascensión pediremos la venida del Espíritu.

     En efecto, había que distinguir la alegría como sentimiento, producto del bienestar de que se puede gozar en la vida, y la virtud propiamente de la alegría, consecuencia de saberse en comunión y cerca de Dios.

     En cambio, la tristeza es consecuencia del alejamiento de Dios. Así de sencillo, el pecado produce tristeza, una tristeza existencial pues nos alejamos de la fuente de la vida y de la alegría.

     La manera, pues, de recuperar la alegría, es reconciliándonos con Dios. Promovamos una oleada de reconciliación y comunión con Dios, y ayudaremos para que este mundo sea más alegre, sea un mundo mejor.