sábado, 28 de marzo de 2015

Teresa de Cepeda y Ahumada tiene 500 años de edad...


     Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como Santa Teresa, nació en fecha similar a ésta hace 500 años: 28 de marzo de 1515. Gran mujer y gran religiosa, que reformó el Carmelo e hizo lo posible por devolverlo a su primitiva observancia rigurosa. Fue proclamada Doctora de la Iglesia por el Papa Pablo VI.

     Me encanta la serie de TVE en ocho capítulos que fue protagonizada por Concha Velasco. La actriz deja claro que siempre es difícil hacer el papel de una santa, cuánto más de santa Teresa. La película puede hacernos idea de lo que le tocó vivir en su siglo y de cómo lo vivió.

     Felicitamos a nuestros amigos y hermanos Carmelitas. Aquí en la Diócesis tenemos a los Carmelitas que atienden la parroquia de San Francisco de Asís Panajachel y las distintas ramas de Carmelitas que hay en Sololá, Patzún y San Andrés Itzapa.

viernes, 27 de marzo de 2015

Otro amigo se ha ido al Cielo


     ¿Cómo será el Cielo, lo que tanto anhelamos los creyentes, por lo que suspira el alma de cualquier ser humano? Las conjeturas que podamos hacer son relativamente innecesarias, pues confiamos plenamente en que Dios nos lo concederá, y con creces. Serán colmadas todas nuestras aspiraciones, alcanzaremos lo que "ni ojo vio, ni oído oyó, ni pasó por el corazón del hombre lo que Dios tiene preparado para los que lo aman" (1Co 2,9).

     Hoy ha partido para el Cielo un sacerdote a quien tanto he admirado, no sólo por su vocación al Opus Dei y al sacerdocio, sino también por su gran cultura. Ha fallecido hoy Don Gustavo González Villanueva.

     Don Gustavo es hijo de un herrero, me comentaron. Me parece que el papá forjó un hombre de hierro, porque gozó de fortaleza en tantos sentidos, también en la salud. De hecho, llevó con entereza y gran sentido cristiano la enfermedad. Mañana cumpliría 80 años de edad.

    En junio del año pasado tuve la oportunidad de escuchar una serie de clases suyas que me ayudaron mucho. En esa convivencia vimos juntos también unos partidos de futbol del mundial, incluso unas películas. Allí aprecié algo de lo que tanto sabía. Nos habló de su trabajo y el entusiasmo con que lo llevaba. Natural de La Antigua Guatemala, sabía mucho sobre la antigua capital de Guatemala, del país y de la evangelización en estas tierras americanas.

     Como muestra la imagen que hemos puesto arriba, gozaba de buen humor, de gran sencillez y espíritu de servicio, que se le recuerda como gran sacerdote, entregado a los demás.

     Con la sonrisa que le caracterizó, habrá podido entrar en el Cielo. Dios mediante haya podido escuchar la alabanza divina: "Siervo bueno y fiel, puesto que has sido fiel en lo poco, (...) entra en el gozo de tu Señor" (Mt 25,23).

     Dejo abajo una semblanza académica suya que encontré en la página de la Universidad del Istmo, en donde también volcó gran parte de su labor magisterial y sacerdotal.

     El Dr. Gustavo González Villanueva es miembro correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua; Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de Navarra, España; Doctor en Teología por la Universidad Lateranense en Roma. Ordenado Sacerdote en 1969, ha desempeñado su labor sacerdotal principalmente con universitarios. Director de la Red Internacional de Investigación “Escritores Latinoamericanos”. Profesor extraordinario de Historia de la Universidad del Istmo. Ha publicado: Una mirada al pasado y al futuro de la Iglesia en Centroamérica; La Antigua Guatemala, identidad y proyección; Pensando Centroamérica; El testamento del adelantado don Pedro de Alvarado (el hombre y el mito); los tres volúmenes de Los primeros cristianos de la audiencia de los confines, siendo su última obra La utopía de Francisco Marroquín.

jueves, 26 de marzo de 2015

Confesando en la Cuaresma

     Por diversas razones, pero entre ellas la del trabajo pastoral concreto que realizamos los formadores del Seminario, tenemos poca oportunidad para ayudar en las "Penitenciales" que se realizan en las parroquias de la Diócesis. Haciendo ciertos arreglos, esta vez fui a ayudar a la parroquia de San Lucas Tolimán; en concreto, en la colonia Pampojilá.

     Estuvimos dos sacerdotes allí. Comenzamos a confesar pasadas las 3:00 de la tarde. Con dos breves respiros, hemos culminado a las 9:00 de la noche. La colonia ya se va agrandando, así también la atención pastoral que requiere.

     Personalmente me ha sido muy gratificante absolver a tanta gente, reconciliar a tantas almas con Dios. Es lógico pensar que de entre todos los confesados, habría algunos que sí necesitaba esta reconciliación. Y este pobre sacerdote ha servido para eso. Gracias, Señor, por el sacerdocio.

lunes, 23 de marzo de 2015

El 30 de mayo habrá ordenaciones diaconales

De izq. a der.: Juan, Diego, "Poli", Antonio y Santiago.
     Nos hemos enterado con gran alegría de la noticia de que el 30 de mayo próximo, serán ordenados diáconos para la Diócesis los cinco muchachos que están en etapa de pastoral en las parroquias. La Ordenación será en la Catedral de Sololá.

     Diego Mendoza está en la parroquia de Nahualá; Antonio Tacaxoy es formador en el Seminario Menor; Juan Guerra ayuda en la parroquia de San Martín de Tours; Santiago Tzep labora en la parroquia de Santa Teresa del Niño Jesús y de San Francisco Javier, en la Boca Costa; y Policarpio Atz ayuda al P. Julio César F. en San Andrés Itzapa.

     La alegría nuestra es grande; lo es para el Seminario. Debe ser igual de grande para el Obispo, tener estos cinco candidatos a las Órdenes Sagradas. Iremos preparándonos para recibir con agradecimiento este regalo de Dios.

    Aquella vez, en tono de broma con alguien a quien le tenía mucha confianza, le sugerí un poco antes de la Ordenación: "Todavía podés echarte para atrás..." A lo que respondió: "Yo lo decidí hace mucho tiempo, desde que entré en el Seminario".

    Como sacerdote y como cristiano me da mucha alegría que otros se sumen a esta respuesta afirmativa a la llamada específica de Dios al sacerdocio, a este trabajo maravilloso de ayudar a la redención de las almas de esta forma específica.

     Si estos amigos leen estas letras, les felicito y les agradezco que ellos digan sí a Dios, pues es un bien para todos. Dios les bendiga.

domingo, 22 de marzo de 2015

Mi pastoral en este domingo

Esta foto está tomada en la iglesia de Santiago Atitlán.

    Ayer volví de Santiago Atitlán, después de mi viaje al volcán. Pero, hoy he vuelto allá, vía lacustre, para echar una mano a mis hermanos sacerdotes, celebrando una Misa, ya que estaban desbordados. No sólo por la fraternidad sacerdotal, sino también por la hospitalidad que han tenido con nosotros, con gusto he ido. Me llevó la mañana en este menester.

     Una de las manifestaciones de la piedad de los feligreses de Santiago Atitlán es la piadosa y numerosa participación que tienen en la Santa Misa. Pero siempre me ha resultado simpático y edificante la candidez y confianza de los niños que, cuando el sacerdote entra en la iglesia en procesión, los niños se le pegan: toman la mano del sacerdote -cuantos pueden tocarle, apiñados en las manos- y lo acompañan hasta la entrada del presbiterio. ¡Qué buena compañía que ayuda a introducirse en la celebración eucarística! Un tanto igual hacen al terminar la Santa Misa, al volver a la sacristía.

     Esto fue lo que viví en la mañana, entre otras cosas. Además, siempre he disfrutado de viajar en lancha atravesando el Lago. ¡Qué maravilla la que tenemos aquí, que podemos disfrutar con cierta facilidad!

     Por la tarde, después de saludar al Obispo y a los padres de los seminaristas, que han estado aquí en nuestra casa de formación en este "Día de las Familias", he ido a celebrar la Santa Misa en la EFA, Escuela de Formación Agrícola para jovencitos que estudian Básico y Diversificado. Esta EFA se sitúa en las afueras del pueblo de Sololá y es uno de los centros en donde los seminaristas hacen pastoral.

     Han participado más de treinta muchachitos y se ha confesado la mayoría. He visto la necesidad que tienen de Dios. Con el profesor encargado, y muy apostólico, hemos convenido hacerlo con frecuencia. Hay, además, un grupo de muchachos que quieren hacer la Confirmación y se están preparando con sus catequesis.

     Siempre hay trabajo. ¡Qué bueno! Dios nos ayude para hacer el bien siempre, en todas partes.

sábado, 21 de marzo de 2015

¡Vaya Volcán el de Atitlán!

    Hace dos semanas subí, con alumnos del Seminario, el volcán Tolimán, que mide menos de 3,200 metros sobre el nivel del mar. En esta ocasión -entre ayer y hoy-, subí, con otros alumnos del Seminario, el volcán Atitlán, que está a la par del de Tolimán, detrás, viéndole desde el Lago. Este volcán se eleva a la altura de poco más de 3,500 kilómetros. Estaba leyendo algo sobre el Volcán y me entero que su última erupción fue de 1853. Con razón las "calderas" que tiene casi en la cumbre y en la cumbre misma, es decir, un sitio caliente que suelta vapor. Son una especie de respiraderos del volcán.

     Bueno, la cosa es que disfruté nuevamente, aunque me cansó más que hace dos semanas, en mi anterior ascenso, pues el terreno de la cúspide era más o menos impracticable. Pongo alguna foto de ello.

     En esta ocasión acompañé a los alumnos de Primero de Filosofía y el P. Marvin. Fue un grupo alegre, que no se cansaba de bromear y conversar mientras ascendían. Eso indica que no les costaba demasiado. Dormimos a la mitad, más o menos, del Volcán. El sitio y el clima fueron más amigables que hace una semana, que nos sopló un viento frío y continuo.

    El ascenso de esta madrugada -para intentar ver el amanecer- y el descenso nos han agotado bastante. Además, no tuvimos el lujo de ver el amanecer, pues el día estuvo nublado, aunque tuvimos unos momentos de éxtasis cuando las nubes nos lo permitían.

     Lo que fue una experiencia inigualable fue la posibilidad de celebrar la Santa Misa en la cumbre. Aunque con cierto frío, pudimos celebrar con piedad, con un altar hecho de piedras y con una cubierta de madera que habíamos preparado a propósito. Me recordó los altares que construían los patriarcas en el AT para ofrecer algún sacrificio al Señor. En determinado momento la niebla cedió; mientras decía la breve homilía, fue como una caricia de Dios que el radiante sol nos iluminara y calentara un poco.

    En fin, he disfrutado, he convivido, he conocido un poco más a nuestros muchachos, y he aprovechado a purgar un poco mis pecados y rezar por tantas intenciones.
Aunque no tuvimos la suerte de ver el amanecer, tuvimos otros regalos grandes. Ha merecido totalmente la pena.

Suerte de principiante. Me salió esta foto casi sin querer...

Viendo hacia el lago, una maravilla: la cadena de volcanes que se alza hacia el Occidente.

Unas sorprendentes flores que crecen maravillosamente en la cumbre, en esa piedra volcánica.

Mientras descendíamos. La parte última del ascenso es en este terreno difícil.

Este "trabajo" fue la recompensa, y más... Pudimos celebrar la Santa Misa arriba. Espero que a Dios le haya agradado nuestro esfuerzo y "nuestro" Sacrificio.

viernes, 20 de marzo de 2015

Con los alumnos de Filosofía, subiremos el Volcán Atitlán

Esta foto la tomé hace dos semanas, estando sobre el Volcán Tolimán.
     Estamos en el equinoccio de primavera. Y en este día señalado me aventuro, con nuevos compañeros, a subir el Volcán de Atitlán, el vecino al Tolimán que subimos hace dos semanas. Esta vez con los alumnos de Primero de Filosofía, acompañados del P. Marvin. Para mí, será la primera vez que suba el Atitlán.

     Gente nueva en la aventura, algunos que tendrán la experiencia por primera vez. Allí les acompañaremos. Está previsto que, nuevamente, pernoctemos en el volcán. A ver si nos hace menos viento que la vez pasada, pero no menos frío. ¿Podremos contemplar la maravilla divina del amanecer? Las nubes no lo auguran mucho... Ya contaremos algo cuando, Dios mediante, volvamos.

jueves, 19 de marzo de 2015

Fiesta de San José en el Seminario

    Gran fiesta hemos celebrado hoy, en honor de San José, patrono de la Iglesia, de las vocaciones y del Seminario Menor de nuestra Diócesis. Me recuerdo haber organizado también algunas veces esta fiesta, siendo formador en el Seminario Menor in illo tempore. Ahora tenemos el gusto de unirnos a la fiesta que organiza el Seminario Menor con el Seminario Mayor.

     Una jornada piadosa, alegre y de familia. Hemos compartido el deporte, el esparcimiento, el descanso, la Misa y la mesa.

     Personalmente, también he renovado mi entrega a Dios, dispuesto a seguir los pasos de Jesús, a semejanza de como le sirvió San José. La santidad de San José, tan cercana, candorosa y esforzada, nos alienta en esta entrega.

     Hemos subido unas fotos en el blog del Seminario, que les invito a que vean. Muestran un poco las actividades y la alegría que vivimos hoy. ¡Felicidades, seminaristas menores, por su fiesta!
Cuando los corredores estaban preparándose para la competencia.

La imagen de San José que se encuentra en el Seminario Mayor.

Así rodeábamos el parque, con la "torre centroamericana" emblemática de Sololá al fondo.

martes, 17 de marzo de 2015

¿Son felices los sacerdotes?

     En cierto sentido, este post es continuación de la entrada de ayer, sobre "comenzar y recomenzar". La imagen del Papa riéndose es recurrente, frecuente. El Santo Padre es espontáneo y "normal". Sí, al Papa le gusta gastar bromas y contar chistes.

     Ciertamente, a veces los sacerdotes somos algo cascarrabias, pero, como dicen algunos, "en el fondo son buenos..." Además de disculparnos un poco, ¿qué dicen si pedimos por ellos?

lunes, 16 de marzo de 2015

Comenzar y recomenzar...

     He estado estudiando un poco más la Sagrada Escritura, pues me sirve para dar clases. En particular, estudiaba el Sal 78, salmo maravilloso que cuenta parte de la historia del pueblo de Israel, cómo Dios ha sido siempre fiel y, en cambio, el pueblo de Israel no lo ha sido siempre...

     Pero, pienso en mi vida y veo que me pasa lo mismo. No sé si ustedes logran aplicárselo también.

     Recientemente, una persona amiga ha tenido gran detalle conmigo al regalarme un burrito, el de las imágenes que pongo abajo. Y pienso que mi vida es como la de este burrito. Me contaba la persona que me lo regaló que, cuando ya me lo iba a entregar, la carga se le cayó. Hubo de llevárselo al artista que lo hizo para que, nuevamente, le pusiera la carga.

     Aun me recuerdo del día en que me lo regaló, yo lo recibí muy contento. Con el regalo venía todo el aprecio que me tiene esta persona amiga.

     Me recuerdo que, orgulloso, se lo mostré a mis colegas sacerdotes, aquí en el Seminario. Después de eso, me recuerdo, me lo traje a la oficina. Cosas que pasan: mientras venía por el pasillo, por inclinarme a recoger algo que estaba en el suelo, me descuidé y dejé caer involuntariamente el pobre burrito al suelo... Pobre burrito... Se le ha caído la carga que llevaba. Desde entonces, sin lograr dedicarle el tiempo que debería, la carga está sobre su lomo, pero sin estar del todo sujeta. Algunas veces, rozo la carga y se cae. Se la vuelvo a componer.

     La verdad, reflexionando sobre mi vida, especialmente en este tiempo de Cuaresma, se parece a la de la existencia de "mi" pobre burrito. A veces me dan ganas de tirar la carga, y la tiro de hecho. Pero, luego, después de reflexionar, veo que no tiene sentido y que no es solución, y me la vuelvo a poner. ¿Será que llegará un día en que ya no tendré carga? ¿Llegará un día en que la "carga" que me toca llevar estará, de verdad, sujeta a mis espaldas, sin que la tire ya; es decir, sin que tenga ya la cobardía de volver a "tirar la toalla"?

     Además de que me han asegurado de que, aunque tengamos ganas de ser fieles, aún así caeremos y necesitaremos confesarnos (levantaros) otra vez, también me han asegurado que después viene el gozo eterno. Aún más, ME HAN ASEGURADO DE QUE LLEVAR ESA MISMA "CARGA" YA ES UN GOZO, SI SE LLEVA POR Y CON CRISTO.

     Quisiera ser como este "mi" burrito: aunque a veces un poco "trompudo", quisiera también tener el optimismo que tiene: con la lucha joven, un trote alegre y con las orejas como antenas, contento bajo su pequeña carga, ayudando al que de verdad hace el trabajo.

Mi hermoso burrito, que me recuerda que a veces me porto como él, pero en el sentido peyorativo.

Más de cerca.

sábado, 14 de marzo de 2015

Entrevista al Papa Francisco. Celebrando el segundo aniversario de su elección

    Una de las virtudes del Papa, entre tantas, es la franqueza. Anteayer ofreció una entrevista a Televisa, en la que sale a relucir esta virtud. Habla un poco de todo, pero también de cómo fue elegido Papa hace dos años. Ayer cumplió el segundo aniversario y le hemos encomendado mucho. Son interesantes, y entrañables, los detalles que cuenta de su elección.

     Ayer, nosotros, participamos de la Santa Misa en que le encomendamos, que se celebró en la Catedral de Sololá presidida por Mons. Gonzalo y concelebrada por varios sacerdotes.

     Sí, todos comentan que el Santo Padre es un regalo de Dios para el mundo, para los cristianos y, especialmente, para los católicos. Es, en efecto, el Papa más adecuado para este tiempo. Seguimos encomendándole y arropándole con nuestro afán de unidad en la Iglesia y secundando sus indicaciones.

     Vean parte de la entrevista.

jueves, 12 de marzo de 2015

"Riquezas más allá del dinero" (Guatemala)

     En todas partes se cumple: la riqueza de un pueblo es su gente y no sus recursos materiales.
     Éste es un video que me gustó y refleja lo que puede pasar en todos los pueblos: que Guatemala es hospitalario, que su gente es sencilla y buena, que recibe bien a quien quiere compartir su existencia.
     Para los chapines en otros países, les llenará de gusto ver una imágenes tan buenas.

martes, 10 de marzo de 2015

Papás con sus hijos pequeños... Unas fotos

     Hoy, al igual que los alumnos en el Seminario, los sacerdotes de la Diócesis estaremos de retiro espiritual, retiro de Cuaresma. Espero que nos encomienden para aprovechar bien este tiempo de reflexión. Punto aparte...

    Me topé con un post titulado "mira algo de tu futuro", refiriéndose a la vida paterna que ejercerán los hombres al casarse. Me gusta pensar que los papás le dedican tiempo a sus hijos. Supongo que igual de gratificante será compartir con ellos cuando son pequeños y luego cuando crecen, aunque de diversa forma.

     Las imágenes son simpáticas. Se las pongo aquí...















lunes, 9 de marzo de 2015

Nuestro pasado ascenso al volcán Tolimán

     "De poetas y locos, todos tenemos un poco", creo que dice el refrán. Lo de "loco" se cumple en los que deciden escalar un volcán, con todo lo que eso conlleva.

     Había comentado en entrada anterior que íbamos a subir al volcán Tolimán, que se encuentra a orillas del Lago de Atitlán. En total fuimos 20 los escaladores (alumnos de Segundo de Filosofía y dos padres), algunos expertos y otros novatos. Empezamos a subir al fin de la tarde del día viernes 6, para quedarnos a un paso de la cima y pernoctar allí. Esto fue toda una historia...

     Para los expertos fue "pan comido": ascender en lo empinado, cargar con las provisiones, aguantar el frío y la oscuridad -aunque auxiliados por linternas-... Y lo decían: "¡Éste es el "chiste" de subir un volcán...!" En cambio, para el grado inexperto, fue una locura, incluyendo incomodidad, frío, calambres...

     Además, varios íbamos confiados en las manos de los que guiaban el grupo, que subían a ritmo exigente. ¿Qué nos encontraríamos arriba? ¿Habría algún lugar para descansar al menos sin que peligre la vida?

     El ascenso estuvo muy exigente, pero aguantamos el trote. En tres horas y media llegamos a una media cueva que había cerca de la cima, para poder descansar un poco. Aunque, el viento se dio cita justamente esa noche y la siguiente en todo el territorio, y a nosotros nos tocó "disfrutarlo" arriba. Para quien no iba lo suficientemente preparado, el frío le calaba hasta los huesos. Pero lo remediamos como pudimos. Después de la cena, suficiente y alegre para reponer lo gastado, nos pusimos a descansar, pasada la media noche, intentando descansar, porque a las cuatro y media de la mañana debíamos estar en pie nuevamente, para disponernos a ver el amanecer más arriba.

     ¡Qué emoción ver el amanecer! Aunque el viento amenazaba con llevarnos en volandas, pudimos disfrutar ese espectáculo de milagro. Además, el Volcán de Fuego que se veía en el horizonte, nos saludó con una fumata...

     La subida en sí ya es gratificante -para los "locos"-, y disfruté mucho. ¡Ya hacía años que lo hice la última vez! Pero, la coronación fue el espectáculo del amanecer. Estoy dispuesto a disfrutarlo nuevamente, "si Dios nos da licencia", como decimos por aquí. Apenas les dejo unas fotos.
Antes de empezar a subir, el Via Crucis de los cofrades de Santiago Atitlán.

"Atravesando Mordor..." En las faldas del Volcán Tolimán.

El amanecer y el Volcán de Fuego, saludándonos a la distancia.

Apreciando el espectáculo.

El sol invictus...

Una maravillosa panorámica que me dio mi pequeño teléfono.

domingo, 8 de marzo de 2015

Felicitación a las mujeres en el Día Internacional de la Mujer

     Estamos en el día internacional de la mujer. Una felicitación cordial para todas las mujeres, con el propósito de todos de darles su lugar, quererlas como lo que Dios las quiso, igual en dignidad al hombre, cumplir su misión en la Iglesia, en el mundo, en la sociedad y en la familia.

     Esto es lo que escribió san Josemaría en una entrevista que le hicieron:

     La mujer está llamada a llevar a la familia, a la sociedad civil, a la Iglesia, algo característico, que le es propio y que sólo ella puede dar: su delicada ternura, su generosidad incansable, su amor por lo concreto, su agudeza de ingenio, su capacidad de intuición, su piedad profunda y sencilla, su tenacidad... La feminidad no es auténtica si no advierte la hermosura de esa aportación insustituible, y no la incorpora a la propia vida (Conversaciones, 87).

viernes, 6 de marzo de 2015

¡Vamos a la aventura...!


     ¿Qué les inspira este paisaje? Sin duda, en los días mejores en que se nos ofrece, inspira una gran admiración y paz. Allí podríamos pronunciar lo de San Pedro en el Tabor: "¡Qué bien se está aquí! Hagamos tres chozas" para quedarnos. Aun en el caso de que ahora ya no tengamos mucha playa en Panajachel...

      Ahora bien, ¿qué dicen si en vez de estar de este lado del Lago, se estuviera en el lado opuesto, es decir, sobre el volcán? ¿Igualaría la majestuosidad del paisaje? Eso quiero ver...

     Sí, me he apuntado a una osadía -aunque para quien lo suele hacer no lo será tanto...-: escalar el Volcán Tolimán, junto con un grupo de seminaristas... Ciertamente, ya no tengo la elasticidad de un patojo de 15 años, pero vamos a ver qué tal tenemos todavía nuestra resistencia. Hoy salimos de viaje, saldremos de Santiago Atitlán antes de anochecer y escalaremos para pernoctar en el Volcán.

     Voy mentalizado de que arriba -como lo han deseado muchos quizá poco realistas- no encontraré la protección de las paredes de mi habitación con la temperatura ideal, una cama cómoda y mullida, una mesa preparada con vajilla necesaria... Pero, disfrutaré de la aventura y del paisaje, aprovechando ofrecerlo también a Dios.

     Hay les cuento...

jueves, 5 de marzo de 2015

Dos imágenes maravillosas que me enviaron

     Abrí dos mensajes que me enviaron ayer, que contenían sendas imágenes. Ambas imágenes me gustaron mucho. ¿Qué dicen ustedes?
El maravilloso lago de Atitlán y San Antonio Palopó.
De la inigualable Mafalda

miércoles, 4 de marzo de 2015

De uniones de hecho y matrimonios...

     En la oscura noche, mientras estaba sentado en el puesto del piloto y la luz interior de la cabina encendida, mientras tenía encendido el motor y preparaba todo para emprender el viaje, tocaron a la ventanilla. No podía ver hacia afuera, pues estaba de noche. Desde luego, puesto que estaba cerca de casa, me aventuré a bajar el vidrio.

     Era una prima mía que, además de saludarme, quería consultarme algo, en similares términos: "Una amiga mía me preguntó sobre un caso concreto: un muchacho unió su vida a su 'amor' muy atrás. No se casaron ni por lo religioso ni por lo civil. Tras seis meses de unión se separaron. Ahora bien, ¿pueden casarse por la Iglesia en una segunda unión?"

     Y le expliqué que, como no había habido más que unión de hecho, sin compromiso ni civil ni religioso, podría hacerlo. Pero, le continué explicando, la Iglesia no "amarra" a nadie sin tomar en cuenta las posibles responsabilidades que haya adquirido anteriormente. De hecho, me comentó, este muchacho había estado "unido" sólo seis meses, cuando había tenido él apenas 16 años de edad, y que habían tenido un hijo... En fin...

     Ésta es una de entre varias conversaciones que sostuve hoy. Sin pretender dar lecciones canónicas sobre el tema -no es el cometido de este blog- u observaciones para resolver determinados asuntos, he querido reseñar esta ANÉCDOTA.

lunes, 2 de marzo de 2015

Benedicto XVI, hace dos años...

     Hace apenas dos años que Benedicto XVI (el 28 de febrero) dejó de ser Papa, dejando oficialmente la Sede petrina en sede vacante. El video de a continuación es emotivo.

     Me recuerdo que un seminarista fue el que, antes de la celebración de la Santa Misa, a temprana hora del día, nos comunicaba que el Santo Padre había anunciado que renunciaba a ser Papa. Cuántas preguntas se plantearon entonces, desde quién sería su sucesor, qué papel jugaría el Papa emérito, hasta cómo se vestiría...

    Este video nos servirá para recordar y agradecer al venerado Papa que, con su oración y su estudio -supongo que también con ciertos consejos- sigue sosteniendo el caminar de la Iglesia.


domingo, 1 de marzo de 2015

El sacrificio de un padre por su hija

     Un día más en la vida. Cada día es un regalo. Tengo motivos suficientes para agradecérselo a Dios.
     Les pongo ahora un video que me encontré por allí; quizá ya lo habían visto, pero es tierno y aleccionador, sobre el sacrificio de un padre por su hijo/a, que bien vale la pena.