martes, 31 de enero de 2012

Imitar a Cristo, imitar a los santos


San Juan de la Cruz

     Hoy, de viaje, venía de regreso al Seminario. Además de aprovechar para rezar un poco y recitar jaculatorias, aproveché para escuchar un “audiolibro” sobre la vida de san Juan de la Cruz.
     En otras ocasiones lo había hecho durante el curso de retiro espiritual –mientras comemos-. Estos audiolibros están tan bien hechos, que encienden el alma en querer imitar a los santos de los que se habla.
     Además de recordar la biografía de san Juan de la Cruz, porque ya había leído sobre su vida y partes de sus escritos, he meditado sobre lo que importa de verdad: amar a Dios, que amando a Dios se ama también al prójimo.
      Total, los santos han imitado en su vida a Jesucristo, y son ejemplo de doctrina vivida, encarnada; al ver a nuestros hermanos los hombres –los santos- capaces de corresponder a la gracia de Dios a tan alto nivel, me hace creer en la posibilidad de hacer un tanto igual, aunque el intento tenga menos resplandor en mí.
     Corresponder a la gracia de Dios, en cada instante, regularmente en las cosas pequeñas: ese es el secreto.

lunes, 30 de enero de 2012

Ésta es mi tierra (Atitlán)

     El día 28 de enero, como lo había comentado ya, tuvimos la celebración en honor de santo Tomás de Aquino. En el Seminario, anualmente, en la medida de lo posible,  se tiene una excursión. Esta vez la tuvimos en San Juan La Laguna.

     Después de la madrugada y el espectacular viaje sobre el lago a bordo de nuestro "Little Cruiser", fuimos recibidos por una delegación de nuestros anfitriones sanjuaneros, atentos a conducirnos a la iglesia. Inmediatamente de llegar tuvimos la celebración de la Santa Misa, en donde participaron un grupo de feligreses y los seminaristas.
     No ha defraudado el deporte en las magníficas instalaciones deportivas del pueblo: grama sintética en futbol y duela en basketbol; después, un "piscinazo".
     El almuerzo nos lo proporcionó muy gentilmente don Marcos, su familia y un grupo de feligreses sanjuaneros, emocionados de ver tanto candidato al sacerdocio, y verlos tan "sanos" y alegres...
     A la vuelta, disfrutando nuevamente del viaje en lancha,  terminamos con el rezo de Vísperas de la Liturgia de las Horas, en vísperas del domingo.
     Desde esta página agradezco -sin duda que serán los mismos sentimientos de los formadores y alumnos- al P. Julio César, que fue nuestro magnífico anfitrión, y a la querida comunidad católica de San Juan. Dios les premie y bendiga abundantemente por sus atenciones de siempre y de ahora.


No ha defraudado nuestra discreta cámara digital. En el "Crucero" en que navegamos.

Una vista más panorámica, con impresionantes colores.

El P. Aurelio, posando para la cámara. ¿No les da envidia con un paisaje semejante!

Pedro y Martín, sorprendidos.

Julio y Benedicto, conversando durante el viaje.

En la celebración de la Santa Misa. Valga la nota: el templo parroquial está en construcción.

En el escenario maravilloso del partido de futbol: Teología-padres vrs. Filosofía. Ganamos los "de negro", 2-0.

Aunque ya no sean los años jóvenes, todavía jugamos algo. El segundo partido de la triaungular lo ganamos 3-0. ¿Qué les parece?

En el almuerzo. El P. Julio en primera plana, a la derecha.

Con tan delicioso almuerzo, quién no va a estar sonriente.

La familia de don Marcos -con el rostro tapado- y algunos amigos.

Foto panorámica de san Juan desde un monte, con algunos alumnos.

domingo, 29 de enero de 2012

Un "miniretiro"


     A un grupo de muchachas –un grupo pequeño- le he predicado, ya la segunda vez, un retiro de corto tiempo, ya que todos tenemos tanto qué hacer, ellas también, que no da para más. Claro, si nos lo propusiéramos, sería un poco más largo y provechoso.
     El asunto es que les proponía que deberíamos dedicar un rato así, casa mes, a tratar algo más intensamente a Dios. Les hablé de vida cristiana, del rato de oración que debemos hacer, de la presencia de Dios, del examen de conciencia, del evangelio...
      Habrían los ojos como platos cuando les predicaba que Dios quería tener un trato más asiduo con cada una, que las quería, que las buscaba...
     ¿Retiro espiritual para laicos? Claro, si ellos acceden y creen en su importancia. ¡Que prueben...!

sábado, 28 de enero de 2012

Celebrando a santo Tomás de Aquino en el Seminario



     Hoy celebra la Iglesia la fiesta de santo Tomás de Aquino, patrono de los teólogos. Nacido hacia 1225 y muerto en 1274, su doctrina y sus escritos han iluminado el quehacer teológico de la Iglesia. La Iglesia exhorta vehementemente a que se le tome muy en cuenta en la ciencia teológica.
     En el Seminario, por supuesto, le celebramos en grande. Como ya es tradición, ese día es de asueto, aunque para pesar de los alumnos, este año ha caído en día sábado. Este día iremos de excursión –estoy escribiendo antes de marchar y disfrutar de esta actividad.
     En esta ocasión iremos a san Juan La Laguna, invitados por el P. Julio César Fernández, quien administra la parroquia. Después de un fascinante viaje sobre el lago de Atitlán, tendremos la celebración de la Santa Misa. Luego vendrá el juego de futbol, en el maravilloso campo de grama sintética que tienen en la población, y luego el almuerzo.
     Promete este viaje; el año pasado, “por fuerzas mayores” no pude participar a pleno de la celebración. Ya pondremos algunas fotos de la jornada.

viernes, 27 de enero de 2012

Connie Talbot, con unos años más

     Connie Talbot, la niña con voz angelical que les había presentado en ocasión anterior, vuelve, aunque ya con unos añitos más. Su voz se ha afirmado y afinado. No puedo menos que admirarme de su talento. Aunque la pronunciación del latín para un "gringo" es un poco difícil -los que hablan algún romance latino la tienen más fácil- se disimula muy bien con su angélica voz, cantando el Ave María de F. Schubert (compositor austriaco de principios del XIX).





     Ella, en la actualidad.
 

jueves, 26 de enero de 2012

Es bueno preguntar


Con fundamento sólido...

     Es bueno preguntar cuando no se sabe algo, y es un deber de caridad responder a quien pregunta. Me ha ayudado tanto ir perdiendo la natural vergüenza para hablar con los demás.
     No fue hoy, pero fue relativamente hace poco: un alumno mío me hizo esta pregunta con semejantes palabras, hablando sobre la fe en lo que la Iglesia enseña: “¿y qué hay con lo de que la Iglesia fue fundada por los Apóstoles?” Lo que me parecía tan obvio, no lo era tanto.
     A mí me parece que está bien preguntarse por las cosas, para saber sobre su sentido, pero no vamos a empezar a preguntarnos por todo, pues tendríamos que reinventarnos las cosas. Imagínense: dejaría de tomarme una aspirina porque no sé si lo que hay en esta envoltura corresponda con lo que es una aspirina o que tenga los efectos que “dicen” que tiene. ¿Y qué decir del transe, por decir algo crucial, que pasan los que mueren, si yo no lo he experimentado?
     Respecto a los orígenes y los fundamentos de la Iglesia, prefiero creer lo que me enseña la Iglesia –de que fue fundada por Cristo- y no lo que cualquier sabiondo autor contradiga.

miércoles, 25 de enero de 2012

¡Gracias, gracias, gracias!



     Gracias por sus comentarios, gracias por su apoyo, gracias por seguir este blog, los que lo hagan, o pasen alguna vez por esta ventana. Gracias a ustedes mi contador de Amazing Counters ha llegado a las 50,000 visitas.
     El tan siquiera detenerse un momento en el blog es un estímulo para este sacerdote que desde su experiencia cristiana, intenta incentivar la vida cristiana de los demás.
     Dios los bendiga.

En la fiesta de la conversión del Apóstol san Pablo



     Llamado y enviado son adjetivos que se aplican a san Pablo. No perdió su temple y su carácter cuando se topó con Cristo, pero él sí cambió radicalmente. Si su arrogancia y su figura amenazante regían su pensar, cuando vio a Cristo –una luz hermosa, pero cegadora para quien no esté preparado para verla- su vida tuvo otro norte: llevar a Cristo, aunque el mundo se resista.
     Son de esos cambios milagrosos, radicales, que creemos que es casi imposible que lleguen. Y Jesús lo tenía previsto: “éste me es un instrumento elegido para llevar mi nombre ante los gentiles, los reyes y los hijos de Israel” (Hch 9,15).
     Si el apóstol Pedro se dedicó a los de su raza, el apóstol mereció el título de “apóstol de los gentiles”, pues dejó de predicar a los judíos para llevar el evangelio a los paganos. Dio el paso de Asia a Europa, predicó “a tiempo y a destiempo”.
     Sus 13 cartas que guarda el Nuevo Testamento siguen dando luz a la teología, a la predicación y a las almas. Es el “apóstol común”, pues también los que no están en comunión también lo leen y aprenden de él.
     Sancte Paule, ora pro nobis!

martes, 24 de enero de 2012

Orando por la unidad de los cristianos



     ¿Qué dirá Cristo, que oró con estas palabras: “que todos sean uno, como tú Padre en mí y yo en ti”, viendo que tantos nos arrogamos el nombre de cristianos y estamos tan divididos?
     Es fácil echarle la carga al vecino.
     Si cada uno puede colaborar a distintos niveles en la construcción de la unión de los que se precian de cristianos, podría servirles lo siguiente para la reflexión.
     Resaltar lo positivo de los demás. Comprender las debilidades o fallos de las personas. Corregir con caridad, buscando su bien. Pequeños servicios. En fin: AMAR.
     Mañana celebraremos la Conversión del Apóstol san Pablo. Él nos da ejemplo, y puede ayudarnos con su intercesión, de buscar la Verdad, pues, hallándola, se comprende el resto y se quiere el bien de todos.

lunes, 23 de enero de 2012

Ésta es mi tierra (Patzicía)


     Hace una semana (Domingo 15), como se puede leer pinchando aquí, se llevó a cabo en Patzicía la Consagración de la Imagen de la Preciosa Sangre, venerada, centenaria y preciosa imagen de Cristo Crucificado que custodia la iglesia y la Hermandad de la Preciosa Sangre.
     Un paisano patziciense ha tenido la gentileza de enviarme unas fotografías tomadas de la celebración, lo que le agradezco en gran manera, para que no digan que estaba exagerando en la descripción. Gracias, Fredy, por las fotografías.

En la consagración de la imagen de Jesús Nazareno. Fue Mons. Gonzalo de Villa el "oficiante".

Antes de ascender para la consagración. La foto está muy buena.

La consagración de la imagen de la Preciosa Sangre.

La consagración de la imagen del Señor Sepultado.

Venerando las imágenes con la incensación, después de la consagración.

domingo, 22 de enero de 2012

Una Misa exequial en Domingo


     Los primeros años de mi ministerio sacerdotal los empleé en atender Concepción, un pueblito indígena que dista apenas 7 kilómetros de Sololá. He vuelto a atender –aunque ahora como “ayudante” del P. Francisco- a sus feligreses nuevamente.
     Hoy he celebrado la Santa Misa por el alma de un amigo que murió el día de ayer. Mis condolencias para su familia. Había mucha gente en la Misa, más de la que estaba acostumbrado a ver en la Misa dominical. El señor era conocido, y le daban el último adiós.
     Y me ponía a pensar en el consuelo que constituiría para la familia la cercanía, el cariño y las muestras de condolencia que la gente mostraba. Pero, en los momentos más difíciles de la vida, la fe y la celebración litúrgica no tiene precio, pues constituye un bálsamo para el alma, más que para los sentimientos puramente humanos. Desde luego, hablo ahora por los que aún nos quedamos en la tierra, aunque estemos ofreciendo el Sacrificio por el alma del difunto.
     La Santa Misa bien celebrada, los cantos apropiados, las oraciones, la predicación... Y si no estuviéramos en la Iglesia, dejaríamos de percibir este consuelo para el alma. De ahí la exclamación de santa Teresa al momento de morir: “al fin muero hija de la Iglesia”, que vendría a significar: “al fin consigo lo ansiado, muero hija de la Iglesia”.
     Por estos lares, pocas veces puede el sacerdote ir al cementerio, acompañando al difunto. Yo lo he hecho hoy. Escuché los lamentos de algunos familiares, y exaltaban las virtudes del fallecido. Y pensaba entre mí: ¿qué dirán de mí cuando me muera? La verdad es que poco me importa; me importa más lo que pueda “decir” Dios de mí.

sábado, 21 de enero de 2012

Ut omnes unum sint


     Ésta fue la oración de Cristo, según lo recoge san Juan en su evangelio: “que todos sean una sola cosa”. Te lo recuerdo, ya que estamos en este Octavario de oración por la unidad de los cristianos.
     Por parte de uno hay muchas formas de ayudar a la unidad de los cristianos, desde la oración –que es lo más importante; la frase del título es la oración de Cristo a su Padre Dios-, hasta el esfuerzo por ayudar a la convivencia pacífica o resaltar lo positivo de los demás o comprender, sencillamente.
     Pero una cosa es comprender y otra es ceder en la Verdad. La Verdad es inamovible, intransigencia con la verdad, pero transigentes con las personas, es decir, comprender a las personas pero no sus errores.
     San Pablo exhortaba a Timoteo de esta manera: “Guarda el depósito a ti confiado” (1Tm 6,20), es decir, el depósito de la fe confiado al discípulo. A este respecto comenta San Vicente de Lerins: “¿qué es el depósito? Es lo que tú has creído, no lo que tú has encontrado; lo que recibiste, no lo que tú pensaste; algo que procede, no del ingenio personal, sino de la doctrina; no fruto de rapiña privada, sino de tradición pública. Es una cosa que ha llegado hasta ti, que por ti no ha sido inventada; algo de lo que tú no eres autor, sino guardián; no creador, sino conservador; no conductor, sino conducido. Guarda el depósito: conserva limpio e inviolado el talento de la fe católica. Lo que has creído, eso mismo permanezca en ti, eso mismo entrega a los demás. Oro has recibido, oro devuelve; no sustituyas una cosa por otra, no pongas plomo en lugar de oro, no mezcles nada fraudulentamente. No quiero apariencia de oro, sino oro puro” (Commonitorio 22).
     A mí me parece muy claro, ¿a ti no?

viernes, 20 de enero de 2012

Encuentro Nacional sobre Misión Continental


     No es una noticia sino una reseña somera de lo que fue. Del 9 al 12 de este mes estuve participando de un encuentro nacional sobre la Misión Continental, evento en el que estuvo presente una representación de cada diócesis del país, compuesta por los sacerdotes y algunos laicos escogidos de cada parroquia.
     El tema está en boga ahora en la Iglesia en América, dirigida y secundada por los obispos, en consonancia con lo que quedó plasmado en el Documento de Aparecida, que intenta que los cristianos sean más conscientes de su deber de llevar el nombre de Cristo a todos los rincones.
     La actividad se realizó en el Auditorio de la Renovación Carismática “Juan Pablo II”, que se encuentra en la zona 7 de la Capital.
     Participamos alrededor de mil ochocientos. Hubo un poco de oración..., cinco conferencias, talleres, sobre todo convivencia, haciéndose evidente la comunión en toda la Iglesia, pues nos tocó conocer y saludar a tanta gente que lucha por su vida cristiana en todos los departamentos. El alojamiento fue en parroquias y hogares, lo que permitió una convivencia más amena.
     La intención era revisar cómo va el trabajo en esta línea, qué está haciendo cada diócesis en cuanto a la misión.
     Buena experiencia –hay que resaltar siempre lo positivo-. Además de toda la actividad, me dio la oportunidad para convivir con un grupo de sacerdotes; nos tocó alojarnos en la parroquia en donde ayuda mi hermano, en la zona 6 de la Capital. Tuve la oportunidad de conocer mejor su labor y de saludar a sus feligreses. La gente se sorprendía de ver a dos hermanos –de sangre- que son sacerdotes. Además, en el grupo iban otros sacerdotes con casos similares: uno tenía también un hermano sacerdote; otro, un tío sacerdote; un tercero, una hermana religiosa. Convivir y descansar con los sacerdotes no tiene precio.
     Les dejo con algunas imágenes de entonces.
Éste era el panorama de la concurrencia en el Auditorio.

El escenario se mostraba así.

El P. Emilio fue el secretario de unos de los muchos grupos formados para los talleres. Está convocando a los de su grupo.
 
El último taller se realizó por diócesis. A la nuestra le tocó en la Casa Comboni, vecina a la  sede de la actividad.

En la reunión de los participantes de nuestra Diócesis.

jueves, 19 de enero de 2012

La alegría de los curas



     Me ha inspirado un artículo que leí sobre ello, pero no un artículo serio y de alto lenguaje teológico, sino la narración de un corrillo de sacerdotes que la pasaban alegremente cuando se han juntado en una tertulia.
     Anteayer tuvimos los sacerdotes un rato de retiro espiritual en la parroquia de Santa Apolonia, Chimaltenango. Lo confieso, por otros menesteres, llegué a la hora del almuerzo –desde luego que haré mi rato de retiro en otro momento-. El ambiente estaba animado. Siempre me da gusto asistir a estos retiros y a las reuniones de los curas, porque me da oportunidad de saludar a varios a los que si no es así es difícil verles.
     Entiendo que cualquier comentario positivo, alguna buena broma y bien puesta, alguna pregunta sobre su salud o su situación, es algo que anima al interpelado.
     Desde luego que cada uno tiene sus propias –pequeñas o grandes- miserias. Pero con qué naturalidad se ríen con un chiste o en una conversación. La transparencia con que se hablan, la ausencia de competencias malsanas, la conciencia de estar en unos menesteres distintos a los meramente terrenos..., todo esto ayuda a que la vida a veces muy sacrificada de aquellos sacerdotes que vi anteayer esté alegre y optimista.
     ¡Ánimo a los sacerdotes!

miércoles, 18 de enero de 2012

Octavario de Oración por la unidad de los cristianos

     Hace más de un siglo que, con ocasión de la Conversión del Apóstol San Pablo, la Iglesia invita a rezar a todos los fieles por una intención particular: la unidad de los cristianos.
     En efecto, es una labor de todos la de que los que nos honramos con ser "seguidores de Cristo", seamos uno en la fe y en el amor.
     La falta de unidad es un antitestimonio para los que profesamos que hay que amar a Dios y a los hermanos. Este trabajo, pues, no sólo es una obligación sino un derecho para nosotros, un hecho posible, pues tú y yo somos Iglesia.
     ¿Qué te parece si al menos rezamos un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria por esta intención?

martes, 17 de enero de 2012

De vuelta a clases (2)

Preciosa imagen de la Virgen de la Asunción, coronada por el Papa Juan Pablo II en su segunda visita a nuestro país, en 1996.
     Pues..., sí. Ayer escribí que había comenzado mis clases de Sagrada Escritura en el Seminario. Hoy, además, he comenzado mis clases en el otro Seminario Mayor que hay en el país, es decir, en el Seminario de la Asunción, en la ciudad capital. Me tocará viajar cada semana para impartir mis clases a mis veinti tantos alumnos.
     El viaje de Sololá -en donde se ubica "el Mayor de Sololá" y en donde trabajo a tiempo casi completo- a la ciudad capital es de más de dos horas, pues dista 140 kilómetros de la capital.
     El tiempo que dura el viaje aprovecho para rezar "el Breviario", el Rosario, y muchas jaculatorias, especialmente cuando el autobús nos obliga a ello por las imprudencias del chofer.
     A este propósito, les cuento un chiste que oí hace poco: 
     Llegaron al Cielo dos hijos de Dios: uno era sacerdote y el otro chofer de camioneta (los "autobuses" de por aquí). El segundo tuvo entrada directa, sin hacer ningún trámite para ingresar. Al sacerdote, en cambio, le pusieron trabas, y no entendía la razón de por qué el chofer de camioneta tuvo entrada libre, cuando ni siquiera habría ido a Misa ni rezaría. Al final argumentaron al sacerdote: "tú, cuando predicabas, aburrías y dormías a la gente; en cambio, el chofer, con sus imprudencias y poniendo en peligro la vida, hacía rezar a la gente.

lunes, 16 de enero de 2012

De vuelta a clases

     Me recuerdo de mi época de niño y de cómo me ponía nervioso ante la situación de volver a las aulas. ¡Cuántos años han pasado! Hasta hace poco dejé de estar sentado en un escritorio para escuchar a los profesores. Sin embargo, no he abandonado los libros, y me he hecho el propósito de no abandonarlos, pues aprende mucho uno de ellos.
     En el Seminario Mayor hemos iniciado hoy las clases. He recibido una recomendación hace poco: que la primera y la última clase no se daban; yo no llegué a tanto, pero la primera clase fue de presentación y de un "discurso inaugural" de incentivo para que se ilusionen con la materia.
     En concreto, hoy he comenzado mis clases de Introducción a la Sagrada Escritura a los que están estrenando el título de "teólogos", aunque en verdad -como decía aquel profesor- son "estudiantes de teología". Es todo un mundo que quiero explorar, ahora con más experiencia.

domingo, 15 de enero de 2012

Consagración de una imagen de la Preciosa Sangre

     Hoy he ido a mi pueblo de origen, Patzicía, atendiendo a una invitación que me hicieran, y he concelebrado la Santa Misa en la que el Obispo de la Diócesis ha consagrado tres imágenes de nuestro Señor Jesucristo: del Señor Sepultado, de Jesús Nazareno y de la Preciosa Sangre.
     En la breve reseña de la historia del pueblo y de su devoción, desde la fundación del pueblo en 1545, se ha resaltado la importancia de la veneración a estas advocaciones. Las imágenes son de magnífica factura, pero lo es más la de la Preciosa Sangre, de tal manera que a un conocedor de la imaginería y del arte sacro lo calificó como una de las mejores de toda América. Además, en la destrucción -parcial o total- del templo por los terremotos de 1942 y 1976, la imagen quedó intacta, lo que se atribuye a una intervención milagrosa.
     Es la primera vez que asistía a un acto parecido, pero es bastante emotivo, y para la piedad es gratificante. Intentaré poner alguna foto luego, después de que nuestro amigo el P. Tulio las suba a la red.
     Es ahora cuando me doy cuenta del magnífico tesoro que tenemos. Personalmente le tendré más devoción y lo haré suscitar en las demás personas.



No sé si la "nuestra" es más preciosa que ésta, pero es parecida.

sábado, 14 de enero de 2012

Nuevo presidente en Guatemala

     Ofrezco disculpas por estar desconectado del internet durante estos días. Además de un encuentro en el que hube de estar durante los días anteriores, también he tenido el inicio de curso en el Seminario, tan entretenido como lo son siempre los comienzos.
     A partir de hoy ("el 14 a las 14") tenemos nuevo presidente de la República. Ha corrido mucha tinta acerca del pasado del ahora mandatario, Dios sabe si también hay sangre corrida también por su causa, pero ha asumido ya su mandato y le damos el voto de confianza para que trabaje todo lo que pueda -o le dejen- por el bien común de los guatemaltecos.
     El tema principal manejado durante su campaña de proselitismo fue el de la seguridad, que tanta falta hace. Sin duda hay otros temas, como la educación y la salud, pero el más preocupante flagrantemente es el mencionado. Dios quiera que logre algo.
     Como nos enseña la Sagrada Escritura y la Iglesia, rezaremos y colaboraremos en lo que esté en nuestras manos para que todos salgan beneficiados, especialmente los más desfavorecidos.



martes, 10 de enero de 2012

Con expectativa por el año de la fe

     El tiempo se pasa rápido y el 11 de octubre se acerca, inicio del Año de la Fe. Tanto en el Seminario como en las comunidades de feligreses que atendemos estamos preparándolo, con el ánimo de aprovechar todas las gracias que nos dé Dios para crecer en la Fe.
     La Congregación para la Doctrina de la Fe ha presentado una serie de indicaciones para vivir bien este año de la Fe. Pueden leerla pinchando aquí. Ojalá nos ayude a encomendar los frutos que haya de sacarse de este regalo, tanto a nivel personal como comunitario.

lunes, 9 de enero de 2012

Ésta es mi tierra

     La letra la entenderán los "chapines", los que hayan tenido la suerte de vivir en la Capital hace ya varias décadas, pues los lugares y los personajes mencionados no son conocidos de todos. Sin embargo, resulta entrañable, pues el recuerdo siempre es una honra.

domingo, 8 de enero de 2012

Sobre los "reyes" magos


Magnífica y preciosa pintura de Rubens: "la adoración de los Magos"

     Hoy celebra la Iglesia la Solemnidad de la Epifanía del Señor. ¡Cuánto me reí anteayer! En el titular de un informativo escrito venía, con motivo del 6 de enero: “Hoy se recuerda cuando el Niño Jesús fue presentado a los magos”, quizá acostumbrados a que los niños vayan a los reyes magos para pedirle regalos. La verdad es que es a la inversa: los “magos de Oriente” –es la expresión utilizada por san Lucas- se postraron para adorar al Niño Dios, “rey de los judíos” que había nacido.
     El texto evangélico dice expresamente “magos de Oriente”. Entonces, ¿por qué los llaman “reyes magos”? Sin duda eran hombres importantes, pues hablaron de tú a tú a Herodes. Sus dones eran excelentes y representativos. Inspirados, sin duda, en los textos proféticos, es fácil adjudicarles la realeza a estos hombres sabios.
     ¿Por qué son tres los magos y por qué los rasgos con que suele representarse? A la primera parte respondemos que, aunque el evangelio recoja sin más “magos de Oriente”, son tres los dones que presentaron: oro, incienso y mirra. A la segunda parte –aunque hayan venido de “Oriente”- cuando empezó a representárseles, eran tres los continentes que se conocían: Europa, Asia y África, aunque en otro momento fueron otros los motivos por los que se les adjudicarían los nombres (Melchor, Gaspar y Baltasar) y la figura.

sábado, 7 de enero de 2012

Iniciamos el curso académico 2012


     Hace algunos días he retomado mi trabajo en el Seminario Mayor, preparando la venida de los seminaristas. Hoy es el inicio del curso académico 2012.
     En lo que va del día he visto a jóvenes, con un rostro sonriente, ingresar al Seminario Mayor. Vienen cargados de sus maletas, con maletas de ilusión y confianza que irán desgranando durante el año.
     Con mucha ilusión esperamos a todos, especialmente a los treinta y tantos que ingresarán por primera vez como alumnos, después de una concienzuda selección. Especialmente ellos vienen acompañados de sus familiares, cerciorándose del lugar en que se quedarán su hijo o su hermano.
     Habrá trabajo abundante, por parte de los formadores y de los alumnos. La labor de la formación sacerdotal es francamente una aventura, una aventura divina, que se va construyendo día a día. Confiamos a la Virgen, “Nuestra Señora del Camino”, que nos guíe en este durante este curso 2012. Confío en alguna oración suya también, estimado lector, para la formación de los futuros sacerdotes.

viernes, 6 de enero de 2012


No se admiren, no soy el de la imagen. ¡Éste sí que es un atleta!

     ¿Qué es lo que hace un deportista que entra en competencias? Practicar una y otra vez, hasta lograr la marca que se había propuesto para estar a la altura de la competencia a la que se meterá.
     Pero está claro que no todos tenemos la misma determinación. A veces nos puede más la comodidad o la pereza o los respetos humanos. Lo veo en la propia experiencia y en la ajena.
     Sin embargo, es claro que la lucha es de hoy y ahora. Aunque lo vea claro, debo autoconvencerme día a día de que la lucha que vale no es la de ayer ni la de mañana, sino sólo el empeño de este día por ser fiel. Porque solo no puedo, debo pedir la ayuda del Cielo para ser fiel hoy. De ahí que mi clamor frecuente será: ¡ayúdame, Dios mío! Y, ¡a la carga!

jueves, 5 de enero de 2012

E-mails que nunca deberías mandar en el trabajo

     Leí y recogí este artículo de Néstor Parrondo, en el que explica algunas reglas para el buen hacer en el mensaje electrónico. Conviene tomarlas muy en cuenta. De las diez reglas que recoge –podrían ser más, podrían ser menos-, me gustan mucho la 1, la 2, la 3 y la 10; sobre todo la 1 y la 10. Lo que pensaba coincide perfectamente con lo que recogen estas reglas. Espero que les ayude. Esto es lo que escribe Parrondo:
     El correo electrónico se ha convertido en una herramienta de trabajo absolutamente necesaria e imprescindible. A lo largo de un día, cualquier empleado ha de responder cientos de ellos como si fuera un autómata. Y por esa exagerada carga de trabajo, es habitual cometer alguno de los errores que a continuación vamos a repasar.
     1. Mayúsculas
Escribir en un mail con mayúsculas equivale a gritar en una conversación cara a cara. Suele ser tomado como un gesto de mala educación y rudeza en el trato. Por ejemplo, no es lo mismo recibir un correo con el asunto "necesito hablar contigo, llámame" que "¡NECESITO HABLAR CONTIGO, LLÁMAME!". Con este último, parece que nos están despidiendo o que nos van a denunciar por algo que hemos hecho.
     2. Volverse loco con las fuentes
Mezclar Times New Roman con Helvética y con un poco de Arial en un mail es como hacer una pizza con espaguetis, morcilla, arándanos y un poco de helado por encima. Un batiburrillo ilegible y mareante. Mejor escribir todo el mail con el mismo tipo de letra, y ya está. Por cierto, la letra Comic Sans ha de evitarse a toda costa. Es la fuente más odiada.
     3. Equivocarse con el destinatario
Vale la pena detenerse un segundo a comprobar si hemos escrito bien el nombre de la persona a la que nos estamos dirigiendo y su dirección de correo. No es plato de buen gusto escribir un correo repleto de insultos sobre nuestro jefe y enviarlo a... ¡nuestro jefe!  Así nos evitamos problemas como el que sufrió Marcelo, futbolista del Real Madrid, con el seleccionador de Brasil.
     4. Emoticonos
Aunque estas "caritas" son muy simpáticas y sirven para darle un aire desenfadado a nuestros correos, hay que evitarlos totalmente en los mails de trabajo. Dan sensación de  poca madurez y pobreza a la hora de comunicarnos, ya que los que se expresa con un emoticono se puede decir con palabras.
     5. Saludos y despedidas
Por ejemplo, empezar el mail sin saludar, o poner algo así: "¿Qué pasa?". Lo mismo a la hora de despedirnos. No podremos utilizar la expresión "besitosssss!!!!!" a menos que tengamos mucha confianza. Mejor despedirse con un sobrio "Un saludo".
     6. Marear la perdiz
Un mail de trabajo ha de ser, sobre todo, efectivo. Así que es mejor ser claro y conciso en nuestras peticiones que irnos por las ramas. "Necesito esto" "¿Podrías darme aquello?" "Tienes que buscar ese dato en el archivo adjunto" mejor que "Menudo atasco he pillado esta mañana. Estaba atrapado en la calle José Abascal cuando me he puesto a pensar, ¿dónde están los datos del informa del señor Pérez? Y he pensado que seguro que tú los tenías... Besitosss!!!"
     7. Mandar correos sin “asunto”
El campo "asunto" de los correos electrónicos nos ayuda a distinguir en nuestra bandeja de entrada si el mail es importante o no. También nos permite titular el mensaje que vamos a mandar, para poder expresar rápidamente lo que queremos ("necesito el informe 3234"), para exigir una respuesta rápida (por ejemplo si ponemos en el asunto "Urgente") o transmitir la importancia del mensaje ("importante").
     8. Ser demasiado exigentes
Si enviamos un mail y no obtenemos respuesta, lo mejor es dejar al menos 24 horas (siempre que sea posible, claro) para que el destinatario nos conteste. Si nos dedicamos a reenviar el mismo mail treinta veces, porque creemos que el destinatario nos está ignorando, lo único que conseguiremos es que nos vean como auténticos desquiciados. Así que paciencia. Y si el tema es muy importante y urgente, habrá que ponerlo en el campo "asunto".
     9. Firmas estrambóticas
Cada vez se ven menos, pero hace unos años era habitual que los mails tuvieran como rúbrica a personajes de Disney, nombre escritos en purpurina (y en Comic Sans, ¡horror absoluto!), o un archivo .gif de un gatito. Esas monadas, mejor para el mail personal y no para uno de trabajo.
     10. Ortografía y gramática
La última norma es la más importante. Un texto bien redactado y sin fallos, denota inteligencia. Una falta de ortografía puede ser una losa difícil de levantar, y una gramática esquizofrénica puede hacer que no nos tomen en serio. Existen determinados programas, como Speckie, que se instalan en nuestros navegadores y que permiten corregir las faltas de ortografía, como si estuviéramos escribiendo en un procesador de textos. Nos pueden salvar de más de una situación comprometida.

miércoles, 4 de enero de 2012

Una visita a Montesclaros



     Junto al Seminario Mayor se encuentra un convento de las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús, instituto de derecho pontificio desde hace un poco más de una década. Esta comunidad, con ocho miembros, es la que se encarga de la Administración y de la Cocina en el Seminario, lo que es de agradecer. Por supuesto, ellas lo aseguran muchas veces, rezan continuamente por las vocaciones.
     En fin, hoy he tenido el gran gusto, junto con otros sacerdotes formadores del Seminario, de visitar su Comunidad de Montesclaros, en Ciudad San Cristóbal (Mixco), para saludar a la Madre Fundadora María de Jesús y agradecerle la excelente labor que realizan sus Hijas en nuestra Diócesis y en nuestro Seminario.
Madre María de Jesús Velarde
     Personalmente expreso mi admiración por esta Madre Fundadora, pues hace falta mucha santidad para sacar adelante una empresa querida por Dios. Esta Comunidad ha crecido bastante, gracias a profunda vida de piedad y al auténtico apostolado que realizan.
     Quede esta reseña como agradecimiento a su entrega, con que tendremos el regalo de contar nuevamente este año en nuestro Seminario.

martes, 3 de enero de 2012

¡A comenzar el curso!


     Hemos terminado el descanso y nos disponemos a poner las cosas en orden para el inicio de curso en el Seminario. Han sido unos días deliciosos compartidos en familia, días reconfortantes para comenzar con ganas el inicio de curso.
     ¿Propósitos? Es tiempo de ponerse manos a la obra para cumplir los propósitos que nos hayamos hecho, habiendo revisado lo que dejamos de hacer en el 2011, o nuevos propósitos para el nuevo año. Los míos están planteados, espero poder cumplirlos con el paso del tiempo.
     Los tuyos, ¿cuáles son? Espero que sean buenos y generosos. Es más, que sean “ambiciosos”, pues no logramos mucho si nuestros propósitos son pequeños y raquíticos. Que no vayan a ser del estilo de algunos entrevistados en la “tele”: “yo quería bajar unas libras de peso”, “yo quería un buen celular tal...”, etc.

domingo, 1 de enero de 2012

En el inicio del 2012



     Hoy celebramos en la Iglesia la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios. Dios valora tanto la maternidad que ha querido servirse de ella para aparecer en el mundo y salvarnos. Además, aunque lo tenga en cuenta, la Iglesia festeja en esta fecha a María Santísima, más que la inauguración de un nuevo año civil -sin quitar importancia la perspectiva positiva que tiene del tiempo. Festejemos pues, a la Madre de Dios.
     Es tradicional también, que en este día, el Santo Padre dirija un mensaje por la jornada mundial de la paz, que ya está colgada en la página de la Santa Sede, y que ustedes pueden leer pinchando aquí. El título es "Educar a los jóvenes en la justicia y la paz", tema muy aprovechable, y que nos ayuda a encomendar al mismo Santo Padre y encomendar sus intenciones.
     En este inicio del año 2012 deseo a cada uno prosperidad, paz, alegría y todo tipo de parabienes, especialmente en lo que toca al alma. Dios les bendiga, y que las celebraciones sean edificantes.