jueves, 31 de enero de 2013

No sé qué escribir


    Estoy escribiendo con una "compu" nueva -que, por cierto, Dios bendiga con creces a quien se la debemos-. En algún momento pensé en que escribiría un artículo muy bueno para inaugurarla, pero la inspiración se ha esfumado. Escribo porque no quiero perder el hábito de escribir algo, aunque sea una tontería como ésta, la de notificar que no tengo nada qué escribir. ¿Será esa la causa de que algunos blogs estén varados, como que están volando en el ciberespacio sin gravedad alguna?
     Por cierto, para quienes se han acercado al "Face", como había contado unos días atrás, verán que no hay nada distinto a lo que suelo poner aquí. Pero se presta a que la comunicación sea más fluida. El fin primordial por el que abrí la cuenta es apostólico: de ahí que si includo quieren que escriba alguna cosa sobre un tema, si tienen alguna pregunta, si... En fin, allí estaremos atentos de poder ayudar en lo que podamos.
     "He dicho".

miércoles, 30 de enero de 2013

El sacerdote debe estar enamorado


     Durante estos días estamos compartiendo unos momentos con el P. Emilio González, quien está predicando los días de retiro a los seminaristas. Personalmente, estoy aprendiendo de su saber y de su modo de ser.
     En la Misa que concelebré ayer, le escuché en la homilía un dato importante que me cuestiona también a mí:
     Con conocimiento, contó que a la Congregación para el Clero llegan anualmente unas 700 peticiones de sacerdotes que quieren abandonar el ministerio. Son demasiados.
     Lo sorprendente es que la causa mayor de deserción, como cabría suponer, no es la dificultad de vivir el celibato sino la falta de vibración en su vida espiritual.
     Cuando el sacerdote ya no reza, o no hace bien su oración, o cuando ya no vive de la Misa; cuando ya no se confiesa o abandona la dirección espiritual, el sacerdote pierde el rumbo, pierde el sentido de su existencia y de su trabajo.
     En definitiva, el sacerdote se vuelve un funcionario, alguien que tiene un horario y que cumple con una función.
     Quiero poner los pies en la tierra y, con esta alarma, enamorarme más de Dios y de mi vocación.
     Tú, por tu lado, colabora a  la fidelidad de los sacerdotes rezando por ellos, ahora.

martes, 29 de enero de 2013

Sentido pésame al P. Bartolo y a su familia


     Después de una batalla con la enfermedad, doña Elena Yojcom, mamá del P. Bartolo Chavajay, ha dejado este mundo en la paz de Dios.
     El P. Bartolo es compañero nuestro de trabajo en el Seminario, y hemos estado siguiendo de cerca el proceso de su enfermedad.
     Desde luego, ha dado prueba de grandes virtudes, como quien se ha esforzado durante su vida por sacar adelante, profesional y cristianamente, a sus hijos. Así lo hemos percibido de la conversación de su hijo sacerdote.
     P. Bartolo: encomendamos a tu familia y el alma de tu mamá. Que descanse en paz y Dios le conceda, como a todas las mamás, un cielo grande, grande.

lunes, 28 de enero de 2013

Llegar al Cielo cuesta


     Por cielo se entiende el estado de felicidad suprema y definitiva. (...) En él ven a Dios “cara a cara” (1 Co 13, 12), viven en comunión de amor con la Santísima Trinidad e interceden por nosotros.
     El anterior párrafo lo he tomado del Compendio del Catecismo (n. 209). El corazón humano tiene ansias de una felicidad como la que describe el Compendio: suprema y definitiva.
     El asunto es: ¿cuánto cuesta llegar al Cielo? ¿Valdrá la pena el esfuerzo que hacemos en nuestra vida? He escuchado en ocasiones el refrán: las cosas valen lo que cuestan; si el Cielo cuesta, es porque vale mucho.
     El cristiano, ciertamente, no despreciará este mundo, como si fuera el demonio o una continua tentación; es creación de Dios y no podemos ponerlo (dinero, fama...) como bien supremo, pues Dios es más que todo eso. ¡Bien vale la pena el Cielo!


domingo, 27 de enero de 2013

Ama tu Iglesia

La experiencia personal de Yazmín Oré Ramírez.

     ¿Será que la Iglesia no cuida a sus hijos? ¿Por qué hay muchos católicos que dejan oficialmente la Iglesia y se pasan a una iglesia protestante o a otra religión? ¿Por qué los católicos no somos tan fervorosos, convencidos de nuestra fe, lanzados en el apostolado?
     La realidad que se verifica entre los católicos nos cuestiona.
     A mí me parece que, en parte, los que estamos encargados de formar a la gente no estamos a la altura de nuestra responsabilidad. Pero también la gente misma, que tiene las posibilidades en su mano, no profundiza su fe. ÉSTE ES NUESTRO RETO.
     Leí un artículo, un tanto largo pero provechoso, de la “re-conversión” de Yazmín Oré Ramírez, una peruana que encontró, momentáneamente, entre los mormones, la amistad que su corazón buscaba. Se hizo misionera mormona incluso.
     En su experiencia desde dentro, nos cuenta cómo son los mormones que conoció. Como contrate, podríamos apreciar nuestra fe y agradecérsela a Dios. Podríamos decir, en este caso concreto, que no hay mal que por bien no venga. Puesto que Yazmín se interesaba por conocer la verdad de la existencia y de su fe, se dio cuenta que en la Iglesia la encontraba y que debía regresar.
     Saca unos pocos minutos y conoce su experiencia, que te ayudará.

sábado, 26 de enero de 2013

Mi tesis publicada

     Un día anterior a la celebración de la Conversión del Apóstol San Pablo he recibido un buen paquete del correo. Ya lo esperaba. Se trataba del ejemplar de “Cuadernos Doctorales” (Excerpta e Dissertationibus in Sacra Theologia, n. 59/2012) de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, en donde ha sido publicada parte de mi tesis doctoral, que lleva por título: “La interpretación paulina de los dones del desierto en 1Co 10,1-6”. Además la separata, varios ejemplares, de lo que fue publicado.
     De buenas a primeras, esto me hizo recordar cómo aquél gran amigo mío, D. Santiago Ausín, comenzó a zarandearme en el acto de defensa de la tesis, y comenzó por el título. No le guardo rencor...
    Si no se publica la tesis doctoral, no se puede gestionar el título. Gracias a Dios, ambas gestiones ya están positivamente culminadas.
     El “carton”, como llamamos por aquí al título, no lo es todo; ni mucho menos una gran parte; pero ayuda... Eso sí, es un incentivo grande para la investigación, para el estudio.
     Le decía a los muchachos –seminaristas de Sololá- anoche, en un acto académico en honor de Santo Tomás de Aquino, próxima ya su fiesta, que con esfuerzo es que se puede alcanzar algo: si un servidor pudo, podían también ellos. Ojalá les sirva de estímulo.
     Reitero, por supuesto, mi agradecimiento: a la Universidad de Navarra, por la acogida y la enseñanza –cuánto recuerdo aquellos años y a aquellos amigos-; a Adveniat y a la Fundación Carf por su ayuda económica –y a tantos otros amigos-; a mi Diócesis y a los obispos que me ayudaron directamente para su consecución (Mons. Raúl Antonio y Mons. Gonzalo); a mi Diócesis y al Seminario de Sololá –que me bien formó y me encaminó-; a mi familia –sin ella no hubiera venido al mundo y no hubiera escogido este camino-; y a tantos, tantísimos amigos.
     Ahora, ¡a seguir trabajando...!


Anoche, con el P. Bartolo, en la sesión académica en honor de Santo Tomás de Aquino, presentando la publicación.

viernes, 25 de enero de 2013

Octavario (VIII): De perseguidor a perseguido


     San Pablo pasó a ser de perseguidor de Jesús a perseguido por Jesús (cfr. Hch 9), se dejó seducir (cfr. Jr 20,7). Así lo describió el P. Alfredo en su homilía el día de hoy en la celebración de la Conversión del Apóstol. Son las paradojas de la vida.
     Vemos a un personaje fogoso, celoso, lanzado por amor a la Ley; no dejó de serlo, aunque cambió de camino; encontró a Jesús y no quiso dejarle ya: “ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Esta vida en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Ga 2,20). “Dios me libre de gloriarme si no es en la Cruz de nuestro Señor Jesucristo” (Ga 6,14).
     A Pablo le veo como un enamorado, un enamorado que ha perdido la cabeza. Ojalá perdiera yo la cabeza como él.
     Él sigue intercediendo “para reunir a los hijos de Dios dispersos” (Jn 11,52).
     Para leer la biografía del Apóstol Pablo, lee: Hch 22,1-21.

jueves, 24 de enero de 2013

Octavario (VII): María, Madre de la unidad


     Me encantó una consideración que he meditado hoy, que relaciona a María con la unidad de los cristianos. Muy aprovechable, quiero compartirla con ustedes:
     “La Iglesia nació en cierto modo con Cristo y creció ya en la casa de Nazaret juntamente con Él, puesto que la Iglesia, en su realidad invisible y misteriosa, es el mismo Cristo místicamente desarrollado y vino en nosotros. Y María, por su divina maternidad, es Madre de la Iglesia entera desde sus comienzos. Todos formamos un solo Cuerpo, y María es Madre de ese Cuerpo místico. ¿Y qué madre va a permitir que sus hijos se separen y se alejen de la casa paterna? ¿A quién recurrir con más seguridad de ser escuchados que a Santa maría, Madre?” (Hablar con Dios, VI, meditación 10).
     Santa María, Madre de la unidad, reúne a tus hijos en un solo hogar, pues ésta es la Voluntad de tu divino Hijo.

miércoles, 23 de enero de 2013

Octavario (VI): Si hijos, todos somos hermanos


     ¿Por qué hay distinción entre los hombres? Así somos... Habemos bajos y altos, morenos y blancos, niños y jóvenes y viejos, hombres y mujeres, pobres y ricos, inteligentes y menos inteligentes; pero, por otro lado, los dones que tenemos complementan la diversidad que existe en la sociedad. O sea que, es un hecho, una realidad que escapa a nuestra voluntad.
     Entonces, la aspiración es la unidad en la diversidad: cada uno ha de ponerse al servicio de los demás. Pero, lo que ha de movernos es la conciencia de que somos hijos de Dios, luego, hermanos unos de otros.
     “En este Padre son hermanos el señor y el siervo; en este Padre son hermanos el emperador y el soldado; en este Padre son hermanos el rico y el pobre. Los fieles cristianos tienen sobre la tierra padres diferentes, nobles unos, villanos otros; mas todos invocan a un Padre único: al de los cielos” (San Agustín, Sermón 59).
     ¿Cómo es que te sientes más que tu hermano? ¿Te sientes hijo de Dios y no te sientes hermano de tu prójimo?

La Liturgia: de lo visible a lo invisible

     La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y H.M. Televisión presentan este programa sobre la Liturgia, la oración más excelsa -por encima de todas las demás- que la Iglesia ofrece a Dios Padre, con Cristo como cabeza.
     Como dice en el vídeo el Cardenal Antonio Cañizares, Prefecto de la dicha Congregación, "ha habido una gran renovación litúrgica, aunque se ha reducido a los elementos externos. Se ha puesto el énfasis en la participación, pero no se ha instruido suficientemente a los fieles sobre la importancia de responder". Este vídeo pretende corresponder a esa llamada, haciendo crecer la conciencia de la grandeza y del esplendor de lo invisible, escondido en lo visible de la Liturgia.

martes, 22 de enero de 2013

Octavario (V): La “comunión” en la “Comunión”


     Me ha dado mucha alegría poder experimentar en la Eucaristía lo que tantas veces nos ha servido de consuelo: que todos nos unimos en la celebración eucarística.
     Encuentra su fundamento en lo que San Pablo argumenta a los cristianos de Corinto: “La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan” (1Co 10,16s).
     Así comenta la Biblia de Jerusalén en nota a pie de página: “Mediante la comunión con el cuerpo de Cristo los cristianos quedan unidos a Cristo y entre sí. La Eucaristía realiza la unidad de la Iglesia en Cristo”.
     En verdad, ayer y hoy me fue relativamente fácil encomendar tantas intenciones que me han encomendado; y sentía que en la celebración de la Santa Misa les tenía a todos conmigo. Y tenía la certeza de que Dios también los tenía a todos tan unidos.

lunes, 21 de enero de 2013

Octavario (IV): unión con el Papa

     El Concilio Vaticano II enseña: “El Romano Pontífice es el principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad, tanto de los obispos como de la multitud de los fieles” (LG 23).
     A mí me han enseñado a amar al Papa, sea quien sea, puesto que es el Vicario de Cristo, ‘el dulce Cristo en la tierra’, como repetía Santa Catalina de Siena. Si estás con el Papa, estás con Cristo. Junto con San Josemaría puedo clamar: “Gracias, Dios mío, por el amor al Papa que has puesto en mi corazón” (Camino 573).

"Blogs y redes sociales: ¿Una pérdida de tiempo?"


     Me alegró leer este artículo de Ignacio López-Goñi, que apareció en la revista Nuestro Tiempo (n 676). Es un aliento para este interés mío, que quizá ayude a algún despistado que pase por aquí.

Mantener un blog es un hobby al que uno debe dedicarse en su casa o en sus ratos libres. Que un profesor e investigador universitario se dedique a juguetear con el ordenador en Facebook o Twitter es señal de que le sobra tiempo. Esta es la opinión de varios de mis colegas.

Desde hace poco más de un año, me dedico a divulgar temas de mi disciplina a través de un blog.
A pesar del esfuerzo personal y profesional que esto supone, se ha convertido en una de las mayores satisfacciones de mi carrera. No le veo más que ventajas. A la gente le interesa lo que hacemos en la universidad, pero muchas veces no lo entienden porque no lo explicamos bien. El desconocimiento genera desconfianza. La divulgación de nuestro trabajo debe considerarse parte de la labor profesional de un profesor universitario. Estas tareas divulgativas deberían tener algún tipo de reconocimiento académico, al igual que se hace con otras labores, como la gestión universitaria.

Pero, además, la docencia y la investigación pueden nutrirse de estas acciones de divulgación científica.
Un blog te permite, con un estilo personal e informal y de una forma comprensible y amena, contar historias que a otros interesan. Impulsa la curiosidad y el pensamiento crítico, evita el aislamiento y nos enriquece personal y profesionalmente. Los blogs pueden aumentar la visibilidad de nuestro trabajo científico: pueden lograr que un artículo científico publicado en una revista de alto índice de impacto, y que solamente lo ha leído un grupo muy reducido de especialistas, llegue a miles de personas en muy pocos días. Despiertan además la curiosidad por nuestra disciplina y animan jóvenes vocaciones de científicos.

Las redes sociales no son cosas de adolescentes. Facebook, Twitter, Scoop.it … tienen también una utilidad docente: 
permiten llegar a más gente, motivar e ilusionar a los alumnos, compartir y almacenar otras webs y recursos, reciclar noticias y entradas del blog … Resumir (y compartir) la idea más importante de la clase de hoy en 140 caracteres es todo un reto también para el profesor.


domingo, 20 de enero de 2013

Octavario (III): “no haya divisiones entre ustedes”


     Una de las características de la comunidad cristiana de Corinto, en la temprana época apostólica, fue la división en facciones. San Pablo ya denunció el hecho. Larga la cita, pero vale la pena releerla:
Les conjuro, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que tengan todos un mismo hablar, y no haya entre ustedes divisiones; antes bien, estén unidos en una misma mentalidad y un mismo juicio. Porque, hermanos míos, estoy informado de ustedes, por los de Cloe, que existen discordias entre ustedes. Me refiero a que cada uno de ustedes dice: ‘Yo soy de Pablo’, ‘Yo de Apolo’, ‘Yo de Cefas’, ‘Yo de Cristo’ ¿Está dividido Cristo?" (1Co 1,10-13a).
     No sólo en la época paulina sino también el Papa Clemente Romano tuvo que escribir a la misma comunidad por el mismo motivo.
     Es que, en la segunda lectura de la Misa de hoy (1Co 12,4,11), la Iglesia nos invita a ponernos, con nuestros dones espirituales, al servicio de los demás.
     ¿Sabes? Sólo cuando buscamos a Dios, cuando pensamos en el bien de los demás y buscamos ayudarles, es cuando al corazón le embargará una felicidad que no lo dan las cosas materiales. ¡Y tú la has comprobado!

"Ya viene el sol"


     Hay muchos españoles en desempleo ahora: según he escuchado, uno de cada cuatro. Así, uno de los lugares más tristes es una oficina para los desempleados.
     Allí han ido un grupo de músicos a alegrar, de improviso, el ambiente, a manera de una gota en el desierto: han cantado la canción del británico George Harrison (1969): Here comes the sun (Ya viene el sol), queriendo infundir optimismo en los afectados por la crisis económica.


sábado, 19 de enero de 2013

Octavario (II)

Fra Angelico: "Conversión de san Pablo"

     Hb 4,12, pasaje que leímos en la primera lectura de la Misa, dice: “la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que espada alguna de dos filos. Penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu, hasta las junturas y médulas; y escruta los sentimientos y pensamientos del corazón”.
     Y yo me pregunto: ¿cómo es, entonces, que no siempre llega al corazón?, ¿cómo hay algunos que la escuchan, que la escuchamos, y quedamos indiferentes? ¿Será que no es suficientemente eficaz y penetrante?
     La respuesta, hasta cierto punto, es obvia: nuestros pecados retardan la gracia y la eficacia de su palabra en nosotros.
     En este Octavario, ¿por qué no nos decidimos tú y yo a buscar más a Dios y enfrentarnos con el diablo, que huirá de nosotros (cfr. St 4,7)? Creo que confesarnos, confesarnos bien, podrá ayudar un poco más al acercamiento de los cristianos –primero, nosotros- y a la unidad de la Iglesia.

viernes, 18 de enero de 2013

Comienza el Octavario (I)


     Una semana antes de la fiesta de la Conversión del Apóstol San Pablo da inicio este “Octavario de oración por la unidad de los cristianos”. De entrada, pues, te pido que encomiendes esta intención, ya que todos estamos implicados. ¿Qué tal rezar tan siquiera –como mínimo- un Padrenuestro por esta intención? Supongo que podrías hacer algo más.
     ¿Te has puesto a pensar qué tan intensa fue la oración de Cristo, cuando rezó: “que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado”? El evangelista Juan (17,20-26) lo sitúa en la intimidad del Cenáculo, en la Última Cena, a manera de su testamento para los cristianos.
     Piensa en qué parte te toca en esta tarea.

jueves, 17 de enero de 2013

Expulsar al Demonio


     Hemos adquirido unos libros para la biblioteca del Seminario, la mayoría sobre temas filosóficos. Pero hay uno que pensé quizá le habría llamado mucho la atención al P. Abelardo, el último del P. Gabrielle Amorth: “El Último Exoscista”. La verdad es que considero que le hace falta poco leer sobre estas cosas pues apenas se interesó por verlo.
     Lo cierto es que a mí me entró curiosidad por leerlo, después de haber leído el libro del P. Abelardo titulado: “Me llaman Maximón. Satanás con corbata y sombrero”.
     Unas frases del P. Amorth llamaron mi atención, cuya referencia ya la había escuchado del P. Elio:
     “-¿Sabes cuál es el mejor remedio contra el mal? La confesión semanal.
     -Tenía razón. Y, en efecto, aún hoy digo a todos sque una confesión bien hecha es mejor que un exorcismo. La confesión devuelve al hombre la gracia de Dios. Satanás se enfurece cuando alguien se reconcilia con Dios. se siente derrotado. Se encoleriza. La confesión desbarata sus planes demoníacos...” (p. 17).
     Aprovecharé mejor mi confesión semanal.

miércoles, 16 de enero de 2013

Dos alegría, de entre tantas de ayer


     Ayer he ido a una librería a comprar algunos libros que necesitaba para el Seminario. Mientras me buscaban los libros, se acerca una de las dependientes y me dice: “Padre: ¿me puede confesar?” Después me cuenta: “Ya nos habíamos preguntado por usted, pues ya no se había aparecido –yo, “mal pensado”, me dije: de plano porque ya no les he comprado libros-. Le había dicho a mi compañera que me avisase si aparecía, pues me ha inspirado confianza y quería confesarme”. La verdad es que yo llevaba un año apareciéndome por allí, y ahora se ha dado. Me alegré mucho de poder ayudar sacerdotalmente, incluso para una confesión en una librería.
     La otra alegría es que me dieron un regalo –ya ven que todavía me ilusionan los regalos-, aunque no hacía falta, por supuesto: la imagen muestra el regalo, la sorpresa resulta tan querida como inesperada.
     Desde luego que lo leeré con fruición.

martes, 15 de enero de 2013

En la fiesta del Santo Cristo de Esquipulas


     Hoy celebramos en Guatemala al “Milagroso Señor de Esquipulas”. Cada 15 de enero, el pueblo de Esquipulas recibe a miles de devotos en la imponente basílica del Cristo Negro de Esquipulas, una devoción tan arraigada y extendida en Guatemala y Centroamérica.
     Hace varios años que no voy. Ahora lo he celebrado litúrgicamente.  Les dejo con el himno tan conocido que le habría compuesto, según se sostiene, José Ernesto Monzón Reyna.

He venido de tierras lejanas
a adorar al señor de Esquipulas
He venido de tierras lejanas
a adorar al señor de Esquipulas

Cuando escucho sonar las campanas
De su templo, que son tan rechulas,
Toda mi alma se llena de gozo
y con fe me arrodillo a rezar…

¡Padre nuestro, que estás en los cielos
un rosario te vengo a cantar,
milagroso señor de Esquipulas
toda mi alma te vengo a entregar.

Nunca olvides mi patria y mis padres,
No abandones tus hijos señor…
Milagroso señor de Esquipulas,
Por doquiera regá bendición.


Toma en cuenta que traigo de lejos
Mis plegarias con todo fervor…
Milagroso señor de Esquipulas
por doquiera regá bendición.

Desde Honduras y de Nicaragua
Viene gente cruzando caminos,
Son muchísimos los peregrinos
Que visitan el templo sagrado.

Mexicanos que vienen cantando
Como llegan los salvadoreños
Y al repique de alegres campanas
Todo el mundo comienza a rezar.

¡Padre nuestro, que estás en los cielos
un rosario te vengo a cantar,
milagroso señor de Esquipulas
toda mi alma te vengo a entregar.

lunes, 14 de enero de 2013

“La comunión en la Sagrada Escritura”


    Hoy he tenido la oportunidad de exponer un tema que he venido investigando y sobre lo que he venido pensando en los últimos días: la comunión. Ha sido en la parroquia de Santa Lucía Utatlán, con un reducido grupo de dirigentes de una parte de la pastoral diocesana, a los integrantes del “eje de comunión”.
     Como con toda investigación, especialmente en la Sagrada Escritura, hay que tomar en cuenta el contexto, en este caso el teológico, para leer la verdad en las páginas de  la Escritura.
     Me acordé de la lectura fundamentalista que hacen algunos y que no ayuda a reconocer lo que el Espíritu Santo ha querido decir allí. Me preguntaron precisamente sobre ello, y respondí que explicando el tema de la “analogía de la fe bíblica”, es decir, que hay que tomar en cuenta todo lo que dice la Sagrada Escritura sobre el tema y que, haciéndolo así, no encontraremos contradicción alguna entre sus pasajes.
     No me cansaré de recomendar la lectura de la Biblia, tan siquiera unos minutos diarios, y luchar por ser constantes en este propósito.

domingo, 13 de enero de 2013

¿En qué fecha fuiste bautizado?


    Hoy celebra la Iglesia la fiesta del Bautismo del Señor. Con esta fiesta se cierra el tiempo de Navidad y, a la vez, sirve como comienzo del Tiempo Ordinario. Me ha encantado leer la homilía del Santo Padre para la ocasión similar en el 2006.
     “¿Qué pides a la Iglesia?”, pregunta el ministro a la hora de comenzar el rito del Bautismo, y una de las opciones de respuesta es: “la vida eterna”. ¿Vida eterna? ¿Cómo se consigue? En efecto, como razona el Santo Padre en la homilía mencionada, Dios nos inserta en la Iglesia, la familia de Dios, una comunidad de amigos en el que podemos sentirnos arropados. ¡Qué alegría que tengamos hermanos en todas partes, ojalá dispuestos siempre a abrirnos su corazón.
     Pero está la gran familia de la Iglesia en tres estados: el del Cielo, el del Purgatorio y los que estamos “vivitos y coleando” sobre la tierra.
     Por cierto, ¿en qué fecha fuiste bautizado para celebrarlo? Este aniversario es más importante que el del cumpleaños.

sábado, 12 de enero de 2013

Estampas de Navidad


     Antes de terminar el tiempo de Navidad –mañana será, con la fiesta del Bautismo del Señor-, quiero poner en esta entrada unas imágenes de Nacimientos. La primera es del Niño Jesús que pusieron en la iglesia de Valdemorillo, Madrid. Me la envió Belén, a quien se lo agradezco. Las otras imágenes son del Nacimiento en la parroquia de Tecpán, aunque lo pongo por lo curioso de la estampa: las imágenes, vestidas de traje típico tecpaneco. Hace falta ver la estampa en su contexto para caer en la cuenta lo que nos quiere transmitir.

En la iglesia de Valdemorillo, Madrid.

Ésta y las siguientes imágenes, del Nacimiento parroquial de Tecpán.



viernes, 11 de enero de 2013

¿En qué puedo ayudar?


     ¡Qué caos el tiempo actual! No sólo la economía sino la política, y la educación, y la religión...
     Es fácil enumerar cosas malas –tantos levantan el dedo índice juzgando-; pero qué difícil hacer cosas buenas. No sólo a nivel de sociedad sino, como tantas veces lo dicta la experiencia, en el interior mismo de la persona se da esa lucha entre el bien y el mal.
     Pero, ¿por qué no ayudar a que las cosas sean mejores? La fórmula, como sabemos, es comenzar por nosotros mismos. ¿Qué puedo hacer yo, por tan poco y pequeño que sea, para ayudar a que todo sea un poco mejor? Comienza tú, y ya verás el resultado. No estamos solos.
     Ese es el mensaje de este video publicitario de Coca-Cola Company. Bien le vale un dedo pulgar hacia arriba...

jueves, 10 de enero de 2013

La batalla de la formación


     Leía ayer, de la cita de un santo: “Para nuestra santidad, doctrina; y para el apostolado, doctrina. Y para la doctrina, tiempo, en lugar oportuno, con los medios oportunos. No esperemos unas iluminaciones extraordinarias de Dios, que no tiene por qué concedernos, cuando nos da unos medios humanos concretos: el estudio, el trabajo. Hay que formarse, hay que estudiar”.
     Para un cristiano, es fundamental la formación: la ignorancia es unos de los males más grandes de los cristianos de nuestro tiempo. Para argüir: estudio de la doctrina; para entender: estudio de la doctrina; para vivir: estudio de la doctrina.

miércoles, 9 de enero de 2013

Sentido pésame al P. Ángel Mario


     El día de hoy ha muerto el papá del P. Ángel Mario Roquel, vicario parroquial que trabaja en la Catedral de Sololá. El papá del P. Ángel Mario se llamaba don Matilde.
     Encomendamos el alma de su difunto padre y encomendamos al P. Ángel Mario y a su familia. Aunque preveo que no podré asistir al funeral, le acompaño con mis oraciones.

Cumpleaños de San Josemaría


     Hoy se cumplen 111 años del nacimiento de San Josemaría, en Barbastro, España. Su vida y su enseñanza son una riqueza para la Iglesia. Personalmente, le debo mucho, por lo que me alegro en esta fecha.




     Para la segunda parte, pincha aquí.

lunes, 7 de enero de 2013

Damos la bienvenida a los jóvenes en el Seminario Mayor


     Hemos estado expectantes a este día, de ver llegar a los antiguos y a los nuevos seminaristas, jóvenes que quieren seguir más de cerca al Señor en este camino concreto de la vocación sacerdotal.
     Una particularidad que hemos estado experimentando actualmente es la cercanía de las familias y de los sacerdotes de las parroquias para con los alumnos: las primeras, vienen acompañando al muchacho, para ver además en dónde se queda; los segundos, cuando pueden, vienen a dejar a los seminaristas.
     Así, con la ayuda y la bendición de Dios, comenzarán su formación este año unos 85 alumnos de distintos lugares, con representación de casi todas las parroquias de nuestra Diócesis, con unos cuantos más de otras diócesis.
     Puesto que el calendario establecido lo amerita, mañana mismo comenzaremos las clases, cargados todos de ilusión para aprender.
     Como en otras ocasiones, les pido sus oraciones para que todos, formadores y alumnos, podamos acercarnos más a lo que Dios espera de nosotros.

     Son tantas las historias vocacionales las que tenemos frente a nosotros. Confiamos a Dios la vocación de estos jóvenes de la imagen de arriba, pues pertenecen a la misma familia, procedentes de Santiago Atitlán: los tres estudiarán este año en el Seminario Mayor.

domingo, 6 de enero de 2013

“Ya vienen los Reyes...”


     No caben simplificaciones, y menos en lo que toca a las tradiciones de la Iglesia, que se ha ido alimentando siglo tras siglo.
     Hoy celebramos la Epifanía del Señor. Nos lo narra el evangelio según san Mateo (2,1-12). La primera lectura, tomada del capítulo 60 de Isaías, es un claro texto en que se apoya el evangelista. Leámoslo con atención, especialmente los últimos versículos propuestos:
     ¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!
     Mira: las tinieblas cubren la tierra, y la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti.
     Y caminarán los pueblos a tu luz, los reyes al resplandor de tu aurora.
     Levanta la vista en torno, mira: todos ésos se han reunido, vienen a ti; tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos.
     Entonces lo verás, radiante de alegría; tu corazón se asombrará, se ensanchará, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos.
     Te inundará una multitud de camellos, de dromedarios de Madián y de Efá.
     Vienen todos de Saba, trayendo incienso y oro, y proclamando las alabanzas del Señor.
     ¿Eran “reyes” los Magos? ¿Eran tres? Esto no lo asegura el texto evangélico. Dice que eran unos magoi, parece que de una cultura llamada así. Parecen sabios, que venían “de Oriente”, que buscaban la verdad sirviéndose también de los astros, pues vieron la estrella. Traían un cortejo grande, pues se hicieron notar.
     La tradición dice que eran tres, y se suelen representar con rasgos definidos, especialmente notorio Baltasar, el “negrito”. Cuando empezaron a representarse, eran tres los continentes que conocían a Cristo (Asia, Europa y África), por lo que estos mencionados insignes personajes los representaron, con los rasgos raciales más corrientes en esos continentes.
     Ojalá, como dice el villancico, vinieran los reyes de verdad, ¡con el aguinaldo...!
     ¡Feliz día de Reyes!

¡Me he metido al Facebook!


     ...y estoy probando las posibilidades que tiene. El primer día ya contacté y contactaron conmigo 8 amigos...
     Bueno, la verdad es que estoy intentando ver si se puede ayudar desde esta plataforma. Me gustaría ayudar en responder preguntas, sin ánimo de “sabiondeces” ni lucimiento: quizá sepamos dar luz a alguna cuestión.
     Pero, ciertamente, he de andar con pies de plomo, sobre todo por el tiempo que pueda emplear en ello: no quiero “perder” mucho tiempo navegando allí. Así que, saludos, saludos a mis nuevos “vecinos” en el ciberespacio.

sábado, 5 de enero de 2013

Una trompetista noruega

     Tine Thing Helseth (20 años, entonces) hizo su debut en la grabación SACD Internacional en febrero de 2008, junto con la Orquesta de Cámara de Noruega. Este video fue hecho durante las sesiones de grabación. Su participación es un extraordinario talento musical. La pieza es de Franz Joseph Haydn, el tercer movimiento de un Concierto de Trompeta.

viernes, 4 de enero de 2013

Ser sacerdote


     Hace relativamente poco tiempo, siendo testigo de la labor de los sacerdotes en las parroquias y en tantas misiones, me he recordado de aquella escena del video “Fisher of Men” (“Pescador de Hombres”) de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos: con las consideraciones de los sacerdotes se hila la siguiente reflexión: “El sacerdote tiene que ser todo para la gente. En los momentos más importantes de su vida eres ‘casi’ un extraño pero, porque eres sacerdote, eres parte de sus vidas, eres parte de su familia. Lloras con algunos y ríes con otros... Lo que una persona pasa en su vida, nosotros podemos hacerlo en un día: en un momento te alegras con la pareja que se casa, en otro tienes la alegría de bautizar a un niño, en el siguiente preparas un alma para la muerte”.
     Así como hemos tenido alegrías en el Seminario, también hemos compartido la tristeza por la muerte de seres queridos de los seminaristas. A sus familias les hemos encomendado y acompañado, en la medida de lo posible, además de rezar por el alma de los difuntos.

jueves, 3 de enero de 2013

"Arrancando motores"


    Me he reencontrado con los compañeros de trabajo en el Seminario, con los formadores. La primera jornada ha sido de una convivencia alegre, creo que sin añoranza de descanso porque, gracias a Dios, todos hemos descansado.
     Este día ha sido para “arrancar motores”, esperamos que tengan la misma potencia, rindiendo lo que deba. El tonificante de distanciarse un poco del trabajo habitual, compartido con la convivencia con la familia de sangre, nos ha reconfortado.
     Sacerdotalmente, desde luego, no hemos dejado de trabajar. Personalmente, he ayudado un poco en mi parroquia y en una parroquia vecina, ya que siempre hay mucha necesidad: confesar, celebrar Misas, bendecir... Además, rezar; me han pedido, por un lado, encomendar que alguien a quien conozco encuentre trabajo; por otro lado, me pidieron que encomiende el buen desarrollo del embarazo de una conocida; también alguien me pidió que encomiende la convalecencia de un enfermo; o también la vocación de alguien...
     Hay tanto qué encomendar que, gracias a Dios, puedo celebrar la Santa Misa en donde reúno todas estas intenciones. Gracias por las oraciones y por los comentarios de apoyo para el trabajo que tengo, que tenemos entre manos. Un saludo cordial.

miércoles, 2 de enero de 2013

¡Inicia el trabajo!

¡Inicia el trabajo!

     Después de la reunión familiar que he frecuentado durante estos días, con gran alborozo, empezamos a hablar de lo que haríamos a partir de hoy. Cada uno, después del breve y merecido descanso, empezamos a hablar de nuestro horario, nuestros proyectos, nuestro encuentro  con los colegas…
     Yo, francamente, pensando en el mucho trabajo que me espera, andaba un poco alicaído, cuando me dijo una cuñada mía: “¡Está hablando de su trabajo como que no le gustara…!” Caí en la cuenta, en efecto, que debía mostrarme más optimista, porque el trabajo que realizo me encanta.
     Tendré un día más de descanso y, luego, “¡al agua pato…!” Bienvenidos al trabajo.

martes, 1 de enero de 2013

¡Feliz Año 2013!


     El tiempo es don de Dios. Se lo agradecemos, ahora que nos ha permitido comenzar este año 2013.
     Pido a Dios, para cada uno de ustedes, que sus proyectos e ilusiones para el presente año se vean colmados de la bendición de Dios.
     ¡Feliz Año 2013!

Preguntas sobre María


     ¿Por qué los católicos le rezamos a la Virgen? ¿Qué implica rezarle? ¿Por qué dicen “algunos demás” que la “adoramos”? ¿Qué significa que María fue concebida sin pecado? ¿Cómo Ella es Madre de Dios?
     Hay tantas, respondidas con sencillez en dos minutos de video. Hace falta cierta humildad, la humildad de la fe, para comprender el sentido de las verdades reveladas.
     Felicitamos hoy a la Virgen, nuestra Señora, en esta solemnidad de su Maternidad Divina.
     ¡Feliz Año Nuevo a todos! Que Dios les bendiga abundantemente en este inicio de año.