sábado, 29 de diciembre de 2012

En la Fiesta de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia, modelo perfecto de familia.

     Estamos a no muchas horas para terminar este año 2012, y lo terminaremos celebrando a la Sagrada Familia de Nazaret; todos encontramos nuestro modelo en ella para nuestra vida.
     Nadie ha escogido quiénes son sus papás y, probablemente, sus hermanos; lo que sí: qué hacer con ellos, cómo llevar esa relación, tan crucial para el desarrollo equilibrado de la propia naturaleza humana.
     Una nota, que ya habremos descubierto en la sociedad actual, una mentalidad propensa al egoísmo que se ha hecho bastante más común: exigir los derechos, pero hacer caso omiso de las obligaciones. Es una ley, los derechos comportan deberes.
     Pido a Dios, por todas las familias del mundo, por todas las que están viviendo conforme al modelo querido por Dios, pero también por aquellas que, por voluntad humana o falta de voluntad, sufren de una familia desunida. Dios lo conoce todo y, ‘Emmanuel’ como es, camina con nosotros.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Con la presencia del Hermano Pedro.


    Estoy unos días de descanso en casa, con mis papás, para retomar fuerzas. Estoy disfrutando estos días de la Navidad para pasarlo en familia.
     Así, me he estado acercando a mi parroquia para echar una mano en lo que puedo. Hoy he tenido la oportunidad de acompañar a los sacerdotes en mi parroquia, al P. Milo y al P. Carlos, que han recibido, junto con mis paisanos, las reliquias del Hermano Pedro, que está realizando un recorrido en la Diócesis, de parroquia en parroquia, durante este Año de la Fe. Éste es, precisamente, el objetivo de la veneración de las reliquias del Hermano Pedro. Se trata de un hueso de una costilla del Santo, canonizado por el Papa Juan Pablo II en el año 2002.
     La recepción de las reliquias, fue en la entrada de “la Villa de Zaragoza”, puesto que la tal parroquia la ha tenido durante estos días. El recorrido de este punto hasta la entrada de “la Villa de Patzicía” se hizo en carro, pues son unos cinco kilómetros de recorrido. La respuesta de los feligreses patzicienses ha sido maravillosa: fueron unos treinta vehículos los que acompañaron la reliquia.
     A la entrada del pueblo se fue aglomerando la gente, esperando que llegara la caravana con la reliquia. La procesión, puesto que se llevó a hombros la reliquia, recorrió el pueblo a lo largo y a lo ancho, para que el pueblo se entere de esta visita. Éramos unas mil personas las que íbamos en la procesión.
     La procesión terminó en la iglesia parroquial, como muestran las imágenes que cuelgo en la entrada. La Santa Misa, celebraba por el P. César Alonzo, reunió también mucha gente, con la consiguiente y posterior veneración de la reliquia.
     Las reliquias permanecerán en las comunidades de esta parroquia durante estos días, hasta el 29 del mes. Aprovecharemos a conocer más sobre la vida de nuestro paisano y a pedirle que interceda por los la Iglesia, el mundo y todos los que integramos esta comunidad cristiana.
Al recibir la reliquia del Hno. Pedro, se acomodaba en su transporte, al inicio de la caravana.

Un acercamiento.

El carro en donde se transportaba la reliquia, al desviarse para entrar en el pueblo.

A hombros, al inicio de la procesión.

Mientras llevábamos por las calles. Ésta era la vista que yo tenía en la procesión.

Mientras nos acercábamos a la iglesia. En la cima del horizonte se mira la silueta de la iglesia.

El P. Milo, párroco de Patzicía, en la recepción de la reliquia, que está frente al altar.

Una vista de la gente que acompañó la reliquia durante la procesión.

En un pequeño lugar preparado para la reliquia que se ve en el centro, brillante.
 

lunes, 24 de diciembre de 2012

¡FELIZ NAVIDAD!

     Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo Único de Dios, nacido del Padre, antes de todos los siglos...; que por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo; y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.


     Primordialmente, la Navidad es tiempo para amar más a Jesús, nuestro Salvador, quien tomó nuestra carne y compartió nuestra suerte (es el Emmanuel).
     Les deseo a todos, incluido a ti, que pasas visitando este blog, toda clase de bendiciones de Dios. Que la alegría y la santidad embarguen tu corazón y el de los miembros de tu familia.
     Te deseo una muy…
¡FELIZ NAVIDAD!

domingo, 23 de diciembre de 2012

Y pasó el 13 Baktun


     Y ya estamos a 23 de diciembre, a las puertas, casi, de la celebración de la Navidad. ¡Pasó el Oxlajuj Baktun (21 de diciembre) y no se acabó el mundo! Eso es lo que nos contaban de la experiencia de un amigo: fue con su familia a Antigua Guatemala y, en el paso de noche vieja a año nuevo estaban unos “gringos” en la plaza; al tocar las doce campanadas se abrazaron todos, regocijándose con la expresión: “no ha sido el fin del mundo”…
     La celebración del 13 Baktun –sin duda, una gran muestra de la gran altura de civilización que alcanzaron los mayas-, como cabía esperar en nuestra provisional manera de “organizar” las cosas, fue superficial. Todos se felicitaban por el acontecimiento, pero sólo por el mero hecho de que se les achacaría después no haberle dado la importancia que se merecía el acontecimiento. Los “tradicionalistas”, acostumbrados a fuegos y sacrificios aprovecharon la propaganda gratis que les ofrecían, pero que tampoco convencía.
     Yo prefiero conocer un poco más la historia de “mis antepasados”..., y seguir hablando mi lengua autóctona el kaqchikel.
     Lo cierto es que el Dueño (con mayúscula) del tiempo y del mundo ha decidido que no fuera todavía el fin del mundo. No hace falta saber cuándo va a ser para quien se empeña por estar preparado. Es más, con la Iglesia digo: “¡Ven, Señor Jesús!”.
 

sábado, 22 de diciembre de 2012

Les comparto este artículo de Louis de Wohl: "¡Mi querido agnóstico!"


        Muchas veces me he preguntado si usted seguiría llamándose a sí mismo agnóstico, si supiera que esa palabra no quiere decir otra cosa que ‘ignorante’. Quizás... con una discreta alusión al sabio Sócrates, que también declaró que sabía que no sabía nada. Pero muchos de vosotros se llaman a sí mismos agnósticos sin haber oído jamás hablar de Sócrates. La fórmula básica de vuestro pensamiento viene a ser así: “No tengo suficientes pruebas ni de que existe Dios, ni de que no existe. Por tanto no puedo declararme ni creyente, ni ateo”.
        Esto estaría muy bien si usted no se conformara con ello. Pero eso es precisamente lo que hace la mayoría de ustedes. Y no correrían ustedes ese riesgo en ninguna otra actividad humana. Si el señor A le asegurara que a una hora de distancia de ferrocarril alguien esperaba su visita para entregarle quinientas mil pesetas y el señor B le dijera que eso no puede ser verdad, ¿se quedaría usted tan tranquilo sin hacer nada (siempre en el supuesto de que tanto el señor A como el señor B sean personas igualmente dignas de confianza)? ¿No intentaría usted por lo menos informarse? No deja uno de lado sin más quinientas mil pesetas. Pero a Dios sí se le deja de lado.
        Del ateo que está honradamente convencido de que no hay Dios, no puede esperarse que continúe buscando. Pero el agnóstico no se lo puede permitir. Mientras admita que quizás sí pudiera existir Dios, tendrá que buscar. Si no lo hace, si permanece en su ignorancia con un encogimiento de hombros, no hará más que demostrar su total indiferencia por el problema. No es ni ‘ardiente’ como el creyente, ni ‘frío’ como el ateo: es tibio; y de los tibios dice el Espíritu Santo, en el Apocalipsis, la espantosa frase de que “Dios los vomitará de su boca”.
        Y la búsqueda deberá ser honrada. No sirve ‘convencerse’ de la no existencia de Dios, dejándose servir un par de slogans más o menos plausibles. ¡Quien busca honradamente, halla!
        Ser agnóstico puede aceptarse. Pero continuar siéndolo..., eso sólo puede llevar a la perdición.

viernes, 21 de diciembre de 2012

¿Qué nos compraremos para esta Navidad?


     Me recuerdo que, de niño, durante la Navidad, estrenaba alguna prenda de vestir. Había también más distintivos de la fiesta.
     El hecho de que los anuncios de ofertas navideñas haya comenzado en octubre indica que muchos aprovechan esta época para hacer compras. Los comercios se encargan de recordar a los ciudadanos que hay un aguinaldo y que hay que emplearlo en hacer buenas compras.
     En la Prensa salía la noticia de que un gran porcentaje de personas emplearán el aguinaldo para saldar deudas pendientes...; pero me comentaban mis familiares, que viven en la Capital, que no dejan de hacer compras, que muchos se endeudan más –con la complicidad de las tarjetas de crédito- para hacer dichas compras.
     Consejo de ciudadano: no gastes demasiado en regalos. Y, ¿qué se le puede regalar a alguien que lo tiene todo...? Un regalo de algo de valor más personal que material.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Entrevista en la radio, sobre la Biblia


     El P. César Alonzo me abordó en el momento en que me encontraba un tanto descolocado, así no le costó convencerme. Me invitó a una entrevista en la Radio Activa, con frecuencia recién adquirida por la Diócesis y que transmite en el área de Chimaltenango, lo que constituye la mitad de la Diócesis. La entrevista versó sobre la Biblia en el Año de la Fe.
     Como ya había tenido cierta experiencia de algún programa radial, no le costó convencerme, lo admito. Me chantajeó con esto: “como vos sos el ‘experto’ en Biblia...” Me argumentó que no serían preguntas comprometedoras, pues se trataba de ayudar un poco a la gente a que lea con más provecho la Biblia.
     En la Porta Fidei, el Santo Padre invita a alimentarnos más con la Palabra de Dios, así como con la Eucaristía. Esto les transmití. Además, dimos algunas nociones sobre la importancia de tomar en cuenta la Tradición de la Iglesia y dejarnos guiar por el Magisterio de la Iglesia: es decir, formarnos con la Biblia, en una mano, y el Catecismo, en la otra.
     ¿Por qué será que el micrófono de una radio produce cierto miedo, más que el del ambón en la celebración litúrgica?

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Aniversario sacerdotal


     Felicito, por este medio, a los cuatro que han cumplido hoy su tercer año de sacerdote, entre ellos, mi hermano, el P. Esequel (así fue transcrito su nombre en el registro civil).
     Junto con él fueron ordenados el P. Emilio, quien es el párroco de Patzicía actualmente (“mi párroco”), el P. Carlos Gómez, quien es vicario parroquial en mi parroquia, y el P. Ernesto Gramajo, quien es vicario parroquial en la Villa de Guadalupe, Guatemala.
     Me recuerdo que la promoción de ellos, al ser un tanto numerosa, fue dividida en tres grupos para las ordenaciones. Me recuerdo, también, que tuve que viajar sobre el Océano Atlántico para participar de esta fiesta. Me recuerdo del gran contento mío de esta ordenación.
     Acción de gracias, desde luego, y una calurosa felicitación a los cuatro. Dios bendiga su ministerio sacerdotal.

martes, 18 de diciembre de 2012

Convivio sacerdotal


     A una semana de la Navidad nos hemos reunido los sacerdotes de la Diócesis. El lugar de reunión fue la Nueva Santa Catarina Ixtahuacán, a tres mil metros sobre el nivel del mar. Nos ha acogido el P. Tomás Santos Cux, párroco de esta parroquia. Fuimos alrededor de unos 70 sacerdotes los que asistimos.
     Nos saludamos mientras iban llegando los sacerdotes, calentándonos al sol, ya que hace frío en el pueblo. La primera actividad fue el acto penitencial y luego la exposición del Santísimo Sacramento, con el consiguiente tiempo para Confesiones, preparándonos así a la celebración de las fiestas del Nacimiento del Señor. La celebración fue dirigida magníficamente por el P. Julio César Calel.
     Después hubo tiempo para la convivencia entre los sacerdotes, incluido del almuerzo. Le agradecemos al P. Tomás la preparación y la acogida en su parroquia.
     Quizá sea la primera vez en que nos reunimos muchos sacerdotes en esta localidad, tomando en cuenta su reciente fundación. Cuando se estaban marchando todos, se me acercó un feligrés que me preguntó sobre el lugar de mi trabajo. Me contó que tenía 79 años y que no se recuerda haber visto tantos sacerdotes, pues se había corrido la voz en el pueblo que habíamos llegado.
     Les dejo con algunas fotos que tomé.
El templo parroquial de Santa Catarina La Nueva, después de pocos años de construido.

Durante la exposición del Santísimo Sacramento.

Algunos sacerdotes, mientras iban llegando.

Disfrutando la convivencia en la casa parroquial. A la izquierda, el más veterano, el P. Bartolo.

Ha costado un poco para que el P. Julio César (P. Julito) salga en la foto, pero lo hemos logrado (a la derecha).

lunes, 17 de diciembre de 2012

Ésta es mi tierra

     El video nos muestra unas estampas que pueden despertar morriña para los que están en el extranjero.
     Durante estos días ya estoy pensando en el Nacimiento que he de hacer en mi casa; aunque, como tengo poca imaginación para estas cosas, no me sale tan reluciente, digno de concurso, sí nos sirve para recordar el verdadero sentido de la Navidad. Ojalá pongan, ustedes, un Nacimiento en su casa, aunque sea de lo más sencillo.

domingo, 16 de diciembre de 2012

3+2: Comienza la novena al Nacimiento del Señor. ¡Las Posadas!


Las muchedumbres le preguntaban: Entonces, ¿qué debemos hacer? (Lc 3, 10).
Jesús, y yo, ¿qué debo hacer? Respuesta: —La Novena de Navidad, atontao. —Pero eso... ¿qué es? —Pues muy sencillo, nos quedan nueve días hasta Navidad. En este periodo vamos a acompañar a la Virgen y a San José. Bien sabes que cuando un niño va a nacer, hay que prepararle ropa y la cuna. San José, que era carpintero, fabricó la cuna más bonita, con la mejor madera que tenía para el Niño Dios. La Virgen María, alternando con los trabajos de la casa, pasó mucho tiempo tejiendo y bordando los pañales y vestidos. Poniendo siempre en todo lo que hacía el inmenso cariño que tenía a su hijo. ¿Y yo? ¿Qué debo hacer?
▶▶Contesta a la pregunta: ¿Y yo qué puedo hacer en este Año de la Fe?
Maestro, ¿qué debemos hacer? (…) Asimismo le preguntaban los soldados: Y nosotros, ¿qué tenemos que hacer? (Lc 3, 12-14).
Jesús, perdóname porque soy un poco corto (mido menos de 1,50). Necesito que me lo expliquen todo, como cuando mi mamá me pide que en el super le busque alguna cosa. —Y yo, ¿qué debo hacer? Y me susurras: el mejor regalo para el Niño Dios será vivir en gracia, rezar a diario, hacer apostolado y obedecer a la primera como lo hicieron la Virgen María y San José.
▶▶Jesús, ¿qué más puedo hacer

sábado, 15 de diciembre de 2012

El “peligro” de las telenovelas


    En Latino América han pegado mucho las telenovelas; en países como México, Venezuela o Brasil hay productoras importantes de este género. Hay varios canales que viven de proyectarlas y tienen abundante público; el hecho de que cada día haya más y más, ofreciendo producto para todos los gustos, indica que tienen demanda.
     En algún lugar del mundo han intentado hacer novelas que inviten a cosas positivas, pero en los más, las novelas introducen al espectador en un mundo irreal, muchas veces repleta de intriga y morbo, que ayuda a vender con facilidad.
     Al final, cada uno es libre de ver o no ver lo que le ofrezcan. Esto va también para las mujeres...
     Lo que decía de que invita a vivir en un mundo falso, irreal, tiene sus consecuencias, especialmente si se trata de lo que me sucedió ayer, o estuvo a punto de sucederme: mi peluquero estaba tan absorto viendo a la vez la telenovela, que peligraba mi honorabilidad con su distraída máquina para cortar el cabello. Menos mal tenía habilidad, que puso buen punto final a mis modestos requerimientos.

viernes, 14 de diciembre de 2012

De fiesta, visitando amigos


     Entre los días de anteayer y de ayer tuve el gran gusto de participar de la fiesta patronal en la “ciudad” de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, además de gozar de la compañía de los sacerdotes que atienden la parroquia: los padres Martín Sirín y Tito Muralles. Me habían invitado para celebrar la Santa Misa en la víspera de la fiesta patronal, como parte del novenario en honor de la santa.
     Les pregunté por la tradición de celebrar la Santa Misa, como sucedió, a las once de la noche, seguida de la alborada. Tamaña sorpresa la mía cuando me enteré de que era la primera vez que se hacía... En tierra caliente, como lo es la parte costera en que se sitúa el pueblo, es posible hacer algo semejante; no así en los pueblos de tierra fría, en que se le hiela todo a uno.
     Además de participar de la fiesta patronal, también disfruté enormemente de la compañía y la hospitalidad de los padres, y me dio mucho gusto observar el buen hacer suyo y comprobar el aprecio que se les tiene. Gran satisfacción la mía. Eso sí, me hizo sentir un poco viejo cuando alguna vez salió a relucir ante los demás que yo había sido formador de ambos...
     Muchas, gracias, P. Martín y P. Tito, por la alegría compartida. Con un recibimiento semejante dan ganas de volver; lo haremos en su momento.
     Les dejo con algunas fotos de la fiesta y vean el excelente ambiente en que viven.

El anda de la Patrona, apenas visible, con la esplendorosa nave de la iglesia.

Para la alborada, a partir de media noche entre el 12 y el 13, mientras un grupo tocaba piezas de marimba en el atrio, había una banda musical que tocaba en la iglesia, en dirección a la Patrona con su imagen en el retablo. Me recordó a las celebraciones españolas.

El P. Tito, que gentilmente se dejó tomar esta foto. Detrás, el sencillo pero precioso retablo de la iglesia.

La Patrona, en su anda, al comienzo de la procesión, saliendo del templo parroquial.

Otra perspectiva de su salida del templo.

La fachada del precioso templo parroquial de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

En la fiesta de la Emperatriz de América


     A sólo diez años de la conquista de Tenochtitlan, en 1531, la Virgen María se apareció a Juan Diego Cuauhthatoatzin. Iba él, a temprana hora, a su clase de catecismo, caminando 14 kilómetros. ¡Cómo me alienta este esfuerzo de tantos cristianos, de entonces y de ahora, que se toman en serio su fe! La figura de la Virgen es enternecedora, además de celestial. El 12 fue la “impresión” de la imagen en el ayate de Juan Diego.
     Son consoladoras las palabras de la Virgen a Juan Diego. Debe inspirarnos confianza.
     “Sabe y ten por seguro mi hijo mío, el más pequeño, que yo soy la siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios, Aquel por Quien vivimos, de El Creador de personas, de El Dueño de lo que está Cerca y Junto, del Cielo y de la Tierra. (...) Porque yo soy vuestra Madre misericordiosa, de ti y de todos los hombres que me amen, los que me hablen, los que me busquen y los que en mí tienen confianza”.

Les Luthiers y su tema "perdónala"

     Anoche, conversando con alguien, me hicieron recordar el video que a continuación coloco. Una cápsula de humor de unos maestros: Les Luthiers.
     Ojalá los matrimonios no tuvieran que llegar a tales extremos. Pero la comprensión es siempre necesaria en una pareja y en un grupo. Incluso resulta necesaria con uno mismo.

martes, 11 de diciembre de 2012

Haciendo de lector

Algunos de mis libros para la biblioteca son tan venerables como éstos de la imagen.

     Para algunos, ¡vaya entretención!: revisar libros para ingresarlos a la biblioteca del Seminario.
     Estos días, en que ya vamos cerrando las actividades propias de este año en curso, sobre todo en los asuntos académicos, me he entretenido con un montón de libros –algunos, comprados; otros, donados-, explorando el contenido. A alguno me ha tocado que ponerle una nota en la primera página, para que el lector esté advertido del tono o el contenido.
     Con los seminaristas que me están ayudando a optimizar la biblioteca, nos hemos estado maravillando de tantos y tan buenos libros que tenemos ingresados, fruto de tanto esfuerzo y de tanta ayuda.
     Hoy, precisamente, estaba leyendo un libro de literatura titulado “El Misterio de San Andrés” (Dante Liano), en donde Roberto, el protagonista, se ufanaba de poder leer:
     “A partir de ese momento, la máquina de escribir se convirtió en propiedad mía. Para el alcalde, que yo hubiera aprendido tan rápido era una demostración de portentoso genio. A veces llegaba a mirarme escribir y se quedaba estupefacto ante el espectáculo que daban mis dos dedos moviéndose en el teclado.
     -- ¡Usté va a llegar lejos, Robertío! –-exclamaba, admirado--. Ya me lo veo de presidente de la República.
    (...)En el nuevo empleo, me entretenía, como siempre, leyendo libros en las horas desiertas que eran las más, y conversando con la gente que llegaba a pedir, en su mayoría, partidas de nacimiento para los trámites más variados. (...) El alcalde me veía absorto en la lectura y su admiración crecía. (...) Yo estaba tan contento con mi trabajo que pensaba que podría haber sido secretario municipal toda la vida. El alcalde me tenía en un altar (...), el maestro ya me había elevado a la categoría de interlocutor. Cada libro que terminaba me hacía sentir lleno de nostalgias, me llenaba del gozo de no ser un idiota perdido en un punto del universo”.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Ésta es mi tierra

     Se acercan las fiestas navideñas: estamos a sólo dos semanas, que se pasarán sin sentir. Son días de reunión familiar, de celebración sosegada y cariñosa, repleta de oportunidad para mostrar amor y fraternidad a cuantos se conoce.
     Pero no hemos de perder de vista el primario y auténtico significado de estas fechas: la Encarnación del Hijo de Dios y la salvación de la humanidad. Me resisto a vivir una Navidad sin Jesús, que sería vaciarla de contenido.

domingo, 9 de diciembre de 2012

El Discurso de la luna: a 50 años del Vaticano II

     El 11 de octubre de 1962, miles de personas se acercaron a la ventana del Santo Padre. El Papa Juan XXIII improvisó unas palabras, que pasaron a la historia porque con ellas se puso en marcha el Concilio Vaticano II.

sábado, 8 de diciembre de 2012

En la Solemnidad de la Inmaculada Concepción

"Inmaculada Concepción" de Juan Antonio de Frías y Escalante.

     El pueblo cristiano se alegra exultante en esta celebración de la Inmaculada Virgen María, la “llena de gracia”, la tota pulchra, la panagia (toda santa). No han cabido en ella, por especial gracia de Dios, ni el pecado original ni un pecado personal.
     Felicitémonos, pues, por esta fiesta de nuestra Madre Santísima. ¡Felicitemos a María!
     El Catecismo (nn. 491-492) nos instruye de esta manera:
     A lo largo de los siglos, la Iglesia ha tomado conciencia de que María "llena de gracia" por Dios (Lc 1, 28) había sido redimida desde su concepción. Es lo que confiesa el dogma de la Inmaculada Concepción, proclamado en 1854 por el Papa Pío IX:
...la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda la mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano (DS 2803).
     Esta "resplandeciente santidad del todo singular" de la que ella fue enriquecida desde el primer instante de su concepción" (LG 56), le viene toda entera de Cristo: ella es "redimida de la manera más sublime en atención a los méritos de su Hijo" (LG 53). El Padre la ha "bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo" (Ef 1, 3) más que a ninguna otra persona creada. Él la ha elegido en él antes de la creación del mundo para ser santa e inmaculada en su presencia, en el amor (Cf. Ef 1, 4).

Novena a la Inmaculada (IX)


SANCTA TRINITAS UNUS DEUS
     Esta imagen representa la letra A, como símbolo de la Santísima Trinidad. Porque así como esta letra, aunque sea triangular, con todo, es solamente una letra; así el misterio de la Santísima Trinidad consiste en tres Personas divinas, las cuales tres Personas son un Dios solamente; de tal modo que del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo se dice con toda verdad: Estos tres son uno, Hi tres unum sunt, esto es, según la divinidad.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Hoy, "la quema del Diablo"


     Una tradición que se remonta al siglo XVI, según algunos historiadores, es la que, año con año, se realiza hoy: la llamada “quema del Diablo”.
     Esta tradición precede al día de la celebración de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. María, siendo concebida sin mancha, es la aurora, el inicio de la salvación obrada por Cristo, en Ella ya es vencido el demonio, que tenía aprisionado al mundo bajo el dominio del pecado.
     No es ni mucho menos una tradición de la Iglesia; simplemente es una muestra del cuño cristiano de nuestra sociedad, que ojalá tuviera un fundamento más sólido y fuera más consecuente. ¿Es un “pecado” ambiental? Debemos, ciertamente, cuidar el medio ambiente (pues, sacando todo tipo de basura de la casa para quemarla en la calle, por la noche, a veces queman cosas nocivas), pero no hemos de fustigar la práctica.
     Ojalá creyeran más en la existencia del demonio y del daño que hace; ojalá que lo “quememos” no con fuego material sino con una buena Confesión...

Novena a la Inmaculada (VIII)


SPIRITUS SANCTE DEUS
     Esta imagen representa al Espíritu Santo en figura de paloma, que vuelve sus ojos a mirar a María; y con un rostro risueño y con el anillo esponsalicio que trae en la boda, le indica que la ha elegido por Esposa. Esto se lo dice a la señora santa Ana con estas palabras: Dame a tu Hija por Esposa; a lo cual responde: Yo te daré a mi Hija. Por lo cual, la madre da la enhorabuena a su Hija, diciendo: Dios te salve, Esposa del Espíritu Santo.

jueves, 6 de diciembre de 2012

¿Cuándo vendrá Jesús? ¿Cuándo acabará todo?


     Estamos en tiempo de Adviento, en que nos preparamos para las dos venidas del Señor: la primera, en la Navidad –que ya ha sucedido, pero renovada en la liturgia-, y, la segunda, en el fin del mundo y de la historia.
     ¡Cuántos darían todo lo que tienen por saber cuándo vendrá Jesús y, por consiguiente, cuándo se terminará todo! ¿Qué darías tú por saberlo?
     Lo cierto es que la Prensa Libre, hoy, recogía una curiosa noticia, un desmentido de la NASA de que el 21 de diciembre próximo (el 13 Baktun) sea el fin del mundo, que no pasará nada. ¿Cómo suponen muchos que lo será? Llegará ese día y no pasará nada. Es más, quizá diga Dios: “¿que no pasará? Pues... ¡toma...!”
     Hoy, los sacerdotes rezamos con este precioso comentario de San Efrén, diácono, sobre el Diatésaron:
     Para atajar toda pregunta de sus discípulos sobre el momento de su venida, Cristo dijo: Esa hora nadie la sabe, ni los ángeles ni el Hijo. No les toca a ustedes conocer los tiempos y las fechas. Quiso ocultarnos esto para que permanezcamos en vela y para que cada uno de nosotros pueda pensar que ese acontecimiento se producirá durante su vida. si el tiempo de su venida hubiera sido revelado, vano sería su advenimiento, y las naciones y siglos en que se producirá ya no lo desearían. Ha dicho muy claramente que vendrá, pero sin precisar en qué momento. Así todas las generaciones y todas las épocas lo esperan ardientemente.

Novena a la Inmaculada (VII)


FILI REDEMPTOR MUNDI DEUS
     Aunque el nombre de Redentor propia y únicamente le convenga a Cristo, también la Virgen María participa alguna cosa de este título, y puede llamarse en algún modo redentora del mundo, ya porque dio al mundo al Redentor del mundo, o ya porque, mediante su intercesión, libra a muchos pecadores de la muerte eterna. Cualquiera, pues, que desea tener propio a su Redentor, primero trabaje por tener favorable a la Madre de su Redentor, diciéndole muy a menudo: Dios te salve, Madre de Dios Hijo.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Les pido que encomienden una intención


     Me llegó un correo de alguien a quien conozco, que me pide que rece por una intención de necesidad perentoria. Desde luego que lo haré con gusto y presteza. Además, se me ha ocurrido ponerlo en el blog para que me ayuden también ustedes a encomendar la intención, con tan siquiera un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria al Padre. Dice el mensaje:
     Me tomo el atrevimiento de escribirle para pedirle sus oraciones por mi única hermana: hace un mes le detectaron un cáncer que no tiene solución. El cáncer es de un tipo muy malo y ya está muy extendido. Me gustaría que la tenga presente en sus oraciones, para que el Señor la dé fuerzas para soportar la enfermedad y los tratamientos, pues son duros. Ella que está un poco apartada de la Iglesia; le pido que rece para que pueda ver en la enfermedad una forma de ponerse en paz con el Señor.
     Desde luego que la encomendaré, Belén. Con Dios no se deja de sufrir, pero sin Dios es peor; además, él nos ha prometido llevar la carga por nosotros. Encomendaré a su hermana.

Novena a la Inmaculada (VI)


PATER DE COELIS DEUS
     La primera pregunta que el criado de Abrahán hizo a la nueva esposa, Rebeca, fue ésta: Dime, ¿de quién eres hija?; esta misma pregunta se hace a María en lo inferior de esta imagen. Y tiene tres respuestas, porque el Padre le dice a María: Alégrate, hija. Laetare filia. María responde: Padre nuestro, que estás en los Cielos. La Iglesia dice: Dios te salve, Hija de Dios Padre. De las cuales palabras, claramente se percibe de quién es hija María, pues consta por ellas que es Hija de Dios Padre.

martes, 4 de diciembre de 2012

Alegre profesión de votos perpetuos


     Hoy he participado con alegría de la celebración de la Santa Misa en que seis Hijas de Santa María del Corazón de Jesús profesaron sus votos perpetuos. La ceremonia fue en su Casa Regional, en Ciudad San Cristobal, Mixco.
     Mons. Palma Paúl presidió la Santa Misa, y concelebramos ocho sacerdotes; esto me dio perfecta oportunidad para saludar a algunos sacerdotes que ya hace tiempo no había podido hacerlo: P. Maco Figueroa y P. Luis Felipe Alonzo.
     Y, ahora, la novedad fue celebrar esta fiesta en su nuevo “santuario”, como le llaman las Hermanas, recién dedicado el 17 de noviembre pasado.
     La ceremonia estuvo bien cuidada, como la suelen preparar las Hermanas; los cantos también lo estuvieron.
     Hemos podido agradecer, además, a la Rvda. Madre María de Jesús, fundadora del Instituto del que forman parte las Hermanas, el bien invaluable que hacen sus Hijas en nuestra Diócesis y en nuestro Seminario; sólo Dios lo conoce y las premiará. Además, saludamos a la actual Superiora General Madre María del Mar.
     Me hago portavoz del saludo cordial a las Hermanas, en estos días de fiesta que están viviendo. Dios las bendiga.
Así es la nueva iglesia (el "santuario"), aunque en la imagen todavía con andamios.

Apenas esta foto pude hacer del retablo de la nueva iglesia.

Novena a la Inmaculada (V)


CHRISTE, EXAUDI NOS
     Esta imagen representa a Cristo Sacramentado en una Custodia, que como el sol envía sus rayos a la Virgen maría. Por estos rayos se entienden las gracias que Dios comunicó a su madre, y que a todos los hombres nos concede abundantemente por medio de esta Señora. Y todo esto, para que entendamos que María es la puerta de la gracia, y que fácilmente podrá conseguirla el que llegare a llamar a esta puerta; esto es, el que pide la gracia a Dios por medio de la Madre de Dios, y el que clama por maría: Cristo, óyenos; Christe, exaudi nos.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Novena a la Inmaculada (IV)


CHRISTE, AUDI NOS

     Cuando Salomón con todo su pueblo ofreció grandes sacrificios al Dios de Israel, se le apareció el Señor y le dijo estas palabras: Yo desde el Cielo atenderé a tu pueblo, y le seré propicio. Ciertamente fue grande esta gracia y esta promesa. Pero semejante promesa hace Cristo a su Madre, porque promete este Señor oír y atender siempre desde el Cielo los ruegos de todos aquellos que son verdaderos devotos de esta amable Señora, y de serles propicio en todas sus cosas y negocios.

Maravilloso y valiente testimonio de conversión



En la conversión de Ken y Alliston no hay más elementos extraordinarios que su amor a la verdad y su conformidad a la voluntad de Dios. les invito a leer este impresionante testimonio de conversión.

"Mi marido creció muy a gusto como protestante, asistiendo a iglesias baptistas o congregacionalistas, y yo crecí ferozmente anticatólica, asistiendo a iglesias baptistas independientes o no denominacionales. Ambos estábamos convencidos de que todos los demás no eran realmente cristianos, en particular los católicos, a quienes considerábamos los más peligrosos porque creían que lo eran", recuerda Alliston en el testimonio recogido el 24 de noviembre en Catholiic Sistas, que titula expresivamente como De la confusión cristiana a la claridad católica.

A gusto en el pentecostalismo
Tras su matrimonio, ella y Ken, marine, se trasladaron a Carolina del Norte, donde la iglesia que más les gustaba era de las Asambleas de Dios, una de las mayores organizaciones pentescostales: "La predicación era exaltada, los servicios largos y emotivos, y la música te llevaba desde las profundidades del llanto a las alturas de la danza. Era agotador y vigorizante".

Ken se fue involucrando más, se formó teológicamente y se convirtió en ministro de las Asambleas de Dios, pastor a tiempo parcial y predicador sustituto en sus dos últimos años en el Cuerpo. Tuvieron un niño, se trasladaron a Arkansas, y allí Ken empezó a trabajar en proyectos de rehabilitación de alcohólicos y drogadictos.

La enfermedad del pequeño que selló una etapa
Fue entonces cuando le diagnosticaron al pequeño fibrosis quística: "Comenzaron meses, incluso años, de infierno", sintetiza Allison. Y, sin embargo, fue el principio de su conversión.

¿Por qué? Las Asambleas de Dios se basan en las 16 Verdades Fundamentales, la duodécima de las cuales es: "La sanación divina es una parte integral del Evangelio. La liberación de la enfermedad fue provista en la expiación y es un privilegio de todos los creyentes“.

"Suena genial, ¿verdad?", dice Alliston: "Pero ¿cómo sonaba esta ´verdad´ en nuestra vida real. He aquí algunas de las cosas que nos decían, que incluso nos gritaban". Y recuerda: "No lo aceptes. La enfermedad viene de Satanás. Quédate ante el altar hablando en lenguas hasta que obtengas la sanación. Basta con que creas que está curado. Si tienes fe, sucederá. Así está prometido".

"La otra cara de la moneda de esta espiritualidad marchita", continúa, "es que, cuando una sanación no ocurre, es que algo funciona mal en quienes rezan... en nosotros. Nuestra fe. Nuestra vida de oración. Nuestra confianza en Dios. Nuestro culto a Dios. Teníamos un pecado oculto. No amábamos a Dios lo suficiente. No amábamos a los demás lo suficiente. No cantábamos o no hablábamos en lenguas lo suficiente. Si la sanación es ‘un privilegio de los creyentes’... entonces es que no éramos verdaderos creyentes".

Apacible vida protestante... si no hubiesen buscado la Verdad
Regresaron a Carolina del Norte a una pequeña comunidad rural donde Ken hacía de pastor, pero fue "aún peor", pues "si obviamente Ken no tenía la fe y el amor a su hijo suficientes para que el niño sanase, entonces no le querían dirigiéndoles y rezando por ellos". Tuvieron un segundo hijo, volvieron a Arkansas, pero aunque Ken ya había cumplido los cinco años de ministerio que permitían su ordenación, prefirió dimitir.

Se alejaron de las Asambleas de Dios, volvieron a la primitiva denominación evangélica en la que habían contraído matrimonio, Ken empezó a trabajar en el ámbito de la salud mental y la educación de adultos, tuvieron un tercer hijo -una niña- y empezaron "una apacible vida de respetables protestantes".

Él empezó a profundizar en el estudio de la autoridad en la Iglesia, y ella en el de las posturas ante el aborto de las distintas denominaciones: "De alguna forma -fue, por supuesto, el Espíritu Santo-", recuerda Alliston, "ambos acabamos estudiando las posiciones de la Iglesia católica sobre nuestros respectivos ámbitos de estudio".

Irritación
Decidieron investigar la pretensión de la Iglesia católica de haber sido fundada por Jesucristo mismo. Compraron "montones de libros": "Nos levantábamos temprano para leer y nos pasábamos las noches leyendo. Nos interrumpíamos uno al otro, excitados e irritados, porque yo sólo tenía un año de estudio de la Biblia, pero Ken tenía dos licenciaturas en seminarios fundamentalistas y estaba furioso al ver que los primeros cuatrocientos años de historia de la Iglesia habían sido ampliamente ignorados, y que de San Agustín y Santo Tomás de Aquino apenas le habían enseñado más que un par de breves citas. Alguien mentía".

Se compraron el Catecismo de la Iglesia Católica, así como libros de George Weigel y otros de apologética: "Estabamos sorprendidos, incluso chocados".

"María como Nueva Arca de la Alianza, la comunión de los santos, la totalidad de las Escrituras, la Iglesia como fundamento de la verdad, y especialmente la Presencia Real... ¡mi brillante marido historiador y teólogo se enamoró!", exclama Alliston. Estudiaron las obras del Beato John Henry Newman, "que siguió la pista, siglo a siglo, de las verdades que los anticatólicos desdeñaban como creencias paganas procedentes de la corruptora influencia de Roma", comprobando que "se habían creído y practicado mucho antes de que el emperador Constantino legalizase el cristianismo, antes incluso de que se codificase el Nuevo Testamento".

"Ya somos católicos"
"Nos pusimos muy nerviosos", continúa la mujer de Ken: "Comprendimos que esto ya no era sólo un estudio interesante, sino una búsqueda de la Verdad. Empezamos a leer literatura anticatólica y manuales académicos para compensar, pero encontramos que cuando no confirmaban la historia de la Iglesia, la exponían descuidadamente o falsificaban sus enseñanzas".

"Una noche", concluye Alliston, "resoplé, eché la silla hacia atrás separándome del ordenador y le miré con ojos interrogantes: ‘¡Dios mío, vamos a tener que hacernos católicos!’, le dije. ´Ya lo somos en nuestro corazón y en nuestra mente´, me contestó. Yo ya no estaba inquieta. Sólo pensaba en lo que íbamos a afrontar. Ken nunca volvería a predicar. Perderíamos la cómoda compañía de nuestra amable y pequeña iglesia. Tendríamos que explicar a los niños mayores, de 7 y 9 años, lo que habíamos aprendido y lo que teníamos que hacer. Nos trasladaríamos a un terreno eclesiástico con el que no estábamos familiarizados".

Y así lo hicieron: "Puesto que estábamos convencidos de que la Iglesia era el mecanismo de transmisión de la Verdad establecido por Nuestro Señor Jesucristo mismo, escribimos una carta a nuestro pastor y al consejo de la comunidad, dimitimos de nuestros cargos, informamos de nuestros planes y les agradecimos su amistad y compañerismo".

"Luego llamamos a la única iglesia católica del pueblo y concertamos una cita": así, sin alharacas ni grandilocuencia, con el sello de la autenticidad, concluye el testimonio de Alliston.