domingo, 23 de abril de 2017

El Domingo de Resurrección en Patzicía (fotos)

     Un hermano mío tomó estas fotos y me las envió. Son fotos de la procesión que se realizó el pasado Domingo de Resurrección: después de la Misa de ocho de la mañana se llevó a Jesús Sacramentado, Cristo Resucitado, por las calles del pueblo.

      Ya se ha hecho tradición realizar estas alfombras, a semejanza de las del Corpus; el recorrido es largo. A la gente le sirve para mostrar su amor a Jesús. El esmero es cada vez más notorio, las fotos hablan por sí solas.










sábado, 22 de abril de 2017

Espectáculo sobre el volcán de Fuego y de Acatenango

     El jueves por la tarde se oscureció el panorama vespertino, se enfrió después de unas lluvias ligeras que hubo por el altiplano guatemalteco. Yo estaba por Patzicía, mi pueblo. Al ver los volcanes de Acatenango y Fuego que se divisan espectacularmente desde este sitio, pensé que era una nube rara que cubría los volcanes, cual sábana blanca que se tendía sobre ellos.

     A la mañana siguiente me enteré por las noticias que no había sido una nube sino había sido granizo lo que cubrió los volcanes. Algunos medios dijeron que era nieve. Sea lo que fuere, la vista fue inusual y maravillosa. Me enviaron esta foto y este video que cuelgo. No sé quiénes fueron los autores. Qué espectáculo ofrecen estas maravillas de la naturaleza. ¡Me dio ganas de estar en la cima -una locura- o al menos al día siguiente, y apreciarlo de cerca! Pero, para los que somos menos aventureros, nos conformamos con verlo en fotos...

viernes, 21 de abril de 2017

Con el recuerdo agradecido a los feligreses de Cauqué

     Ya estamos terminando la Octava de Pascua, muy felices de celebrar la Resurrección de nuestro Señor. Yo, todavía tengo fresca en la memoria la experiencia recién vivida en la parroquia sin párroco de Santa María de la Asunción, Santa María Cauqué, en la circunscripción de Sacatepéquez. El que funge ahora de administrador parroquial, el P. Víctor que es párroco de Santo Domingo Xenacoj, me encomendó celebrar la Semana Santa en esta parroquia. Santa María Cauqué es todavía una aldea de Santiago Sacatepéquez, población contigua.

     Iba con expectativa de lo que me podría encontrar. Me habían dado cierta información sobre la parroquia y su gente; yo iba con espíritu abierto, a tratar de ayudar en lo que pudiere.

     Celebré allí la Santa Misa del Domingo de Ramos. Luego, volví el Miércoles Santo para confesar en horas de la tarde y celebrar la Santa Misa. La jornada de Confesiones terminó a las diez de la noche. Aunque un poco cansado, estaba muy contento de ayudar de esta manera.

     Este día, hasta el Domingo de Resurrección, conté con la compañía y la ayuda de Elmar y José Alexander, seminaristas de la Diócesis de Sololá. Fue, en verdad, una gran ayuda, porque ellos prepararon varias cosas, y el Padre se dedicó a lo exclusivamente sacerdotal y a la oración, por lo que disfruté y viví bien las celebraciones.

     El jueves y el sábado santos durante la mañana visitamos enfermos y ancianos. En total fueron alrededor de cuarenta, todos muy agradecidos de la visita. En los actos litúrgicos del Santo Triduo Pascual hubo gran participación de feligreses, muy atentos y contentos de celebrar la Semana Santa. Con  devoción, participamos también de las procesiones.

     Personalmente, me sentí como en casa, no sólo por la sencillez de su gente, sino porque la cultura y la lengua son similares a las de mi pueblo Patzicía. Con confianza me dirigí a la gente en kaqchikel, cuando iba por las casas saludaba y, cuando había oportunidad, platicaba en nuestra lengua materna.

    Dios bendiga a los feligreses de Santa María Cauqué. Gracias por hacernos participar de su fe y de su cultura. Gracias también al P. Víctor por la oportunidad concedida.

Fachada de la iglesia de Santa María, que se divisa desde la carretera cuando uno pasa cerca.

sábado, 8 de abril de 2017

Hemos comenzado la Semana Santa

    Repasando la Liturgia y preparando la homilía para mañana, Domingo de Ramos, reflexionaba sobre la importancia de estar unidos al Señor en estos días tan trascendentales de nuestra salvación. En tan pocos días se decidió y se libró nuestra salvación por la muerte y la resurrección de nuestro Señor. No podemos quedarnos a la vera del camino como espectadores, viendo pasar a Jesús, como quien no va con él lo que sucede.

     Estos días los viviremos cerca de Jesús, son días de oración y de penitencia, como el sprint final para llegar a la Pascua de Resurrección. Nos hemos estado preparando tanto en los anteriores días con las celebraciones que nos ha proporcionado la Iglesia. No nos dejemos llevar por el activismo, preocupados de todo lo que hay que hacer (el sacerdote tiene más peligro de caer en él).

     ¡Feliz y santa Semana Santa!

miércoles, 5 de abril de 2017

Estamos en retiro espiritual

     Previo a la Semana Santa, en este día los alumnos del Seminario Mayor, etapa de Teología, están en retiro espiritual, preparando la vivencia de la próxima Pascua del Señor.

     El predicador ha hecho énfasis en que hay que mantenerse en oración y tener cuidado de aburguesarse y/o caer en el activismo, sobre todo en esos días de la Semana Santa en que hay que preparar todo para las celebraciones litúrgicas. Les planteaba también que la Liturgia era fuente para la meditación y para la vida de los sacerdotes y los seminaristas.

     La Pascua, ya próxima, es centro del Año Litúrgico; tan grande, que tiene 50 días de celebración. "Si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra predicación, vana sería la fe de ustedes" (1Co 15,14).

     Encomiéndennos, por favor.

lunes, 3 de abril de 2017

Encuentro Inter-etapas en el mes de marzo pasado

    En el Seminario Mayor de La Asunción se realizan dos encuentros interetapas al año -las tres etapas del Seminario tienen tres sedes distintas-: alrededor de las fiestas de San José y de La Asunción de María. Aunque, por motivos de compromisos de pastoral y calendario, el Primer Encuentro se realizó el pasado 25 y 26 de marzo, en la sede la Filosofía en Quetzaltenango. Así, pues, los que estamos en las otras dos etapas viajamos para allá.

     Como recordó Mons. Domingo Buezo, obispo del Vicariato de Izabal que compartió el encuentro con nosotros, el fin del Encuentro es tomar conciencia de que somos un mismo seminario, aunque vivimos en sedes distintas.

     A quienes correspondió, el viaje se realizó durante la mañana del sábado 25, solemnidad de La Anunciación, para llegar a Quetzaltenango y comenzar la actividad con el almuerzo, después de la magnífica bienvenida que dispensaron los filósofos a los viajeros. Luego, durante gran parte de la tarde, se compartió la recreación y el deporte, seguidos del rezo de las I Vísperas solemnes del Domingo. Las Vísperas fueron presididas por Mons. Domingo, quien abrió su corazón recordando su formación, agradeció la entrega de cada uno y exhortó a entregarlo todo a Dios.

     Después vino la cena de gala con la subsiguiente noche cultural que tuvo música en vivo de un grupo andino que deleitó a los comensales, teatro de gran calidad y otros puntos preparados con esmero. Fue, en verdad, una velada memorable.

     El día siguiente, además de Laudes celebradas con solemnidad, tuvo como puntos importantes la intervención de Mons. Domingo en una ponencia sobre la vocación y lo que Dios y la Iglesia esperan de los seminaristas. Después vino la celebración de la Santa Misa, presidida por Mons. Mario Alberto Molina, Arzobispo de Los Altos, en cuya circunscripción se encuentra la etapa de la Filosofía. Acabado el almuerzo nos encaminamos hacia la Capital, a nuestros lugares de formación.

     Agradecemos a los formadores y alumnos de la Etapa de Filosofía que prepararon con gran esmero y satisfacción el encuentro, del que todos regresamos muy contentos.

    Las siguientes imágenes las tomé del muro de Facebook de la etapa de Teología.























sábado, 1 de abril de 2017

"Voy a saludar a Dios"

     Me encantó este video corto, que habla de la inocencia de los niños y de la caridad como camino para encontrar a Dios. Los créditos del corto están al final.