martes, 30 de noviembre de 2010

Novena a la Inmaculada: la juventud de María

       Me resulta fácil imaginar joven a María, eternamente joven, con la juventud del Amor. Cuando se apareció a los pastorcitos de Fátima o cuando lo hizo a Bernadette Soubirous se presentó como una “señora hermosa”, y así la muestran las imágenes que los videntes han aprobado. La “Guadalupana” es igualmente joven y hermosa.
       Hermosa en el alma y en el cuerpo, adornada de todas las virtudes, dones de Dios. Dios se preparó una Madre, y lo hizo concediéndole todos los dones. Un rostro fino y algo moreno, ojos hermosos, ademanes elegantes sin artificio.
       Su conversación, sin ser estridente, es la de una persona que va aprendiendo de la vida.
       Aunque ha jugado como todos los niños, ya sabe trabajar como cualquier niña de su pueblo.
       Su juventud está llena de ilusiones y sueños y planes…, pero sobre todo llena de amor y alegría.

Libres para creer

       Jóvenes que buscan ser coherentes con su fe, siendo buen amigo de sus amigos. Ver la cara de felicidad de estos jóvenes da gusto, incluso el de la cabeza despeinada. Ojalá pudiera contagiar esta felicidad a tantos que van por la vida sin ilusión, con el corazón marchito.


lunes, 29 de noviembre de 2010

"Luz del mundo" en cápsulas (II)

--Sexualidad: “Lo importante es que el hombre es alma en cuerpo, que él es él mismo en cuanto cuerpo y que, por eso, se puede concebir el cuerpo de forma positiva y la sexualidad como un don positivo. A través de ella, el hombre participa de la condición creadora de Dios. Encontrar esta concepción positiva y cuidar de ese tesoro que se nos ha dado es una gran tarea”.

--Preservativos: “Es obvio que ella [la Iglesia] no los ve como una solución real y moral. No obstante, en uno u otro caso pueden ser, en la intención de reducir el peligro de contagio, un primer paso ene l camino hacia una sexualidad vivida de forma diferente, hacia una sexualidad más humana”.

--Lefebrianos: “Su excomunión no tenía nada que ver con el Vaticano II, sino que había sido pronunciada con motivo de una falta contra el primado. En ese momento habían declarado en una carta su reconocimiento del primado, y en tal sentido la consecuencia jurídica era muy clara. (···). Lamentablemente, de nuestra parte se realizó un mal trabajo de comunicación ante la opinión pública, de modo que el verdadero contenido jurídico y los límites de este procedimiento no quedaron claros en absoluto".

--Ideales: “Es preciso percibir nuevamente que, como seres humanos, hemos de plantear exigencias mayores a la condición humana; más aún: que justamente sólo a través de eso se accede a la felicidad mayor”.

--Pío XII: “Fue uno de los grandes justos, que salvó a muchos judíos, a tantos como ningún otro”.

--Posesiones de la Iglesia: “No es que arrojemos fuera con liviandad los bienes mientras conservan su carácter de servicio. La pregunta es por cuánto tiempo sirve una cosa realmente al conjunto. Nunca debería suceder que estemos sometidos a ella, de modo que los bienes dominen el Bien, sino siempre a la inversa”.

--Nueva evangelización: “El único evangelio debe ser anunciado en su inmensa, permanente racionalidad y, al mismo tiempo, en su poder, que sobrepasa la racionalidad, para llegar nuevamente a nuestro pensamiento y nuestra comprensión”.

--Concepción eclesial: “Si cada uno recibe al mismo Cristo, todos estamos reunidos realmente en ese cuerpo nuevo, resucitado, como el gran ámbito de una nueva humanidad”.

--Enseñanza de la religión: “Los obispos deben reflexionar de hecho seriamente sobre cómo puede darse a la catequesis un corazón nuevo, un rostro nuevo”.

--Indisolubilidad del matrimonio: “Nosotros no podemos manipular esa palabra. Debemos dejarla así, aun cuando contradiga las formas de vida hoy dominantes”.

--Eucaristía: “Si es verdad -como creemos- que en la eucaristía está Cristo realmente presente, éste es el acontecimiento central sin más”.

--Celibato: “Es siempre, por así decirlo, un ataque a lo que el hombre piensa normalmente, algo que sólo es realizable y creíble si Dios existe”.

--Ordenación de mujeres: “La Iglesia no tiene 'en modo alguno la facultad' de ordenar a mujeres. No es que, digamos, no nos guste, sino que no podemos. El Señor dio a la Iglesia una figura con los Doce, y después, en sucesión de ellos, con los obispos y los presbíteros (los sacerdotes). Esta figura de la Iglesia no la hemos hecho nosotros, sino que es constitutiva desde Él. Seguirla es un acto de obediencia”.

--La mujer en la Iglesia: “Hay tantas funciones destacadas, importantes de las mujeres en la Iglesia que no puede hablarse de discriminación. Si se contempla la historia de la Iglesia, la importancia de las mujeres -desde María, pasando por Mónica y hasta llegar a la Madre Teresa- es tan eminente que, en muchos sentidos, las mujeres plasman la imagen de la Iglesia más que los hombres”.

--Homosexualidad: “Si alguien tiene inclinaciones homosexuales profundamente arraigadas -no se sabe hasta ahora si son realmente innatas o si surgen en la temprana infancia-, y en cualquier caso si ellas tienen poder en esa persona, tales inclinaciones son para ella una gran prueba".

--Fin del mundo: “El Apocalipsis no da ningún esquema de una posibilidad de cálculo cronológico. Justamente lo llamativo en él es que, cuando se cree que ha llegado propiamente el final, todo empieza de nuevo desde el comienzo. Lo importante es que cada tiempo se disponga para la cercanía del Señor. Que justamente nosotros, aquí y ahora, estamos bajo el juicio del Señor y nos dejamos juzgar desde su juicio”.

--Ecología: “Que el hombre está amenazado, que se amenaza a sí mismo y amenaza el mundo, se hace hoy de algún modo visible a través de las pruebas científicas. Sólo puede ser salvado si en su corazón crecen las fuerzas morales; fuerzas que sólo pueden provenir del encuentro con Dios”.

sábado, 27 de noviembre de 2010

"Luz del mundo" en cápsulas (I)

Éstas son frases destacadas del libro. Hoy y mañana los pongo. He de ser sincero: lo he tomado de Zenit.org. Es algo largo el texto, pero revelador y enriquecedor. Con sólo los subtítulos  podemos hacernos una idea de los temas que trata.

--Sorpresa ante su elección: "El hecho de que me viera de pronto frente a esa formidable tarea fue, como todos saben un shock para mí. La responsabilidad es realmente gigantesca”.

--El poder del papa: “El papa no tiene divisiones ni puede comandar. Tampoco posee una gran empresa en la que todos los fieles de la Iglesia fuesen sus empleados o subordinados. En tal ese sentido, el papa es, por un lado, un hombre totalmente impotente. Por otro lado, tiene una gran responsabilidad. En cierta medida es el jefe, el representante, y al mismo tiempo el responsable de que la fe que mantiene unidos a los hombres sea creída, que siga estando viva y que permanezca intacta en su identidad. Pero sólo el mismo Señor tiene el poder de mantener a los hombres también en la fe”.

--Renuncia al papado: “Si el papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias, también el deber de renunciar”.

--Persecución: “La Iglesia, el cristiano, y sobre todo el papa, debe contar con que el testimonio que tiene que dar se convierta en escándalo, no sea aceptado, y que, entonces, sea puesto en la situación de testigo, en la situación de Cristo sufriente”.

--Las masas y el papa: “No se trata tanto del contacto con la persona, sino del contacto físico con ese ministerio, con el representante de lo sagrado, con el misterio de que hay un sucesor de Pedro, uno que debe representar a Cristo. En este sentido hay que aceptarlo y no tomar como un agasajo personal el júbilo dirigido a uno mismo”.

--Escoger colaboradores: “Lo decisivo es que tenga las cualidades, que sea una persona espiritual, un hombre realmente creyente y, sobre todo, valiente. Eso implica no dejarse doblegar por el dictado de las opiniones sino actuar a partir de lo que se reconoce interiormente, aun cuando ello traiga consigo enojos. Y, como es natural, han de ser hombres que posean cualidades intelectuales, profesionales y humanas de modo que sean capaces de conducir e integrar también a otros en una comunidad familiar”.

--Juan Pablo II: “Yo me sé realmente un deudor suyo que, con su modesta figura, procura continuar lo que Juan Pablo II hizo como gigante”.

--Crisis de los abusos: “Todo esto ha sido para nosotros un shock y a mí sigue conmoviéndome hoy como ayer hasta lo más hondo”.

--Soluciones a los abusos: “Lo importante es, en primer lugar, cuidar de las víctimas y hacer todo lo posible por ayudarles y por estar a su lado con ánimo de contribuir a su sanación; en segundo lugar, evitar lo más que se pueda estos hechos por medio de una correcta selección de los candidatos al sacerdocio; y, en tercer lugar, que los autores de los hechos sean castigados y que se les excluya toda posibilidad de reincidir”.

--Afrontar los abusos: “Lo que nunca debe suceder es escabullirse y pretender no haber visto, dejando así que los autores de los crímenes sigan cometiendo sus acciones. Por tanto, es necesaria la vigilancia de la Iglesia, el castigo para quien ha faltado, y sobre todo la exclusión de todo ulterior acceso a niños”.

--Situación actual de la Iglesia: “La Iglesia vive. Contemplada sólo desde Europa pareciera que se encuentra en decadencia Pero ésta es sólo una parte del conjunto. En otros continentes crece y vive, está llena de dinamismo (···). Si la Iglesia dejara de estar presente, significaría un colapso de espacios vitales enteros”.

--Año Sacerdotal: “Se podría decir que el diablo no podía tolerar el Año Sacerdotal y, por eso, nos echó en cara la inmundicia. Por otra parte, podría decirse que el Señor quería probarnos y llamarnos a una purificación más profunda”.

--Libro Jesús de Nazaret: “No es un libro del magisterio, un libro que yo haya escrito en mi potestad papal, sino un libro que me he propuesto desde hace largo tiempo como mi última gran obra”.

--Legionarios de Cristo (LC): “Naturalmente, hay que hacer correcciones, pero en términos generales, es una comunidad sana. Hay en ella muchas personas jóvenes que quieren servir con entusiasmo a la fe. No se debe destruir ese entusiasmo. Muchos de ellos partieron de una figura falsa, pero al final se han visto llamados a adherir a una correcta. Éste es el hecho notable, la contradicción: que, por así decirlo, un falso profeta haya podido tener un efecto positivo. A esos jóvenes hay que darles un nuevo aliento. Hace falta una estructura nueva para que no caigan en el vacío sino que, rectamente conducidos, puedan prestar un servicio a la Iglesia y a los hombres”.

--Fundador de los LC: “Para mí, Marcial Maciel sigue siendo una figura enigmática. Por una parte, una vida que, como ahora sabemos, se encuentra fuera de la moralidad, una vida de aventuras, disipada, extraviada. Por otra parte, vemos el dinamismo y la fuerza con al que construyó la comunidad de los Legionarios”.

--Sacerdotes que cohabitan con una mujer: “El problema fundamental es la honradez. El segundo problema es el respeto por la verdad de esas dos personas y de los niños a fin de encontrar la solución correcta. Y el tercero es: ¿cómo podemos educar de nuevo a los jóvenes en el celibato?”.

--Progreso: “Lo que se puede hacer, hay que poder hacerlo. Todo lo demás iría contra la libertad. ¿Es verdad eso? Yo pienso que no”.

--Deuda: “Vivimos a costa de las generaciones futuras. En tal sentido se advierte que vivimos en la falsedad. Vivimos orientados hacia las apariencias, y las grandes deudas se tratan como algo de nuestra propiedad, sin más. (···) Haría falta una reflexión, reconocer de nuevo lo que realmente es posible, lo que se puede, lo que se debe”.

--Relativismo: “Nadie discutirá que es preciso ser cuidadoso y cauteloso al reivindicar la verdad. Pero descartarla sin más como inalcanzable ejerce directamente una acción destructiva”.

--Nueva intolerancia: “Hay parámetros acostumbrados del pensamiento que se quieren imponer a todos. Así, pues, se los anuncia en la llamada “tolerancia negativa”, por ejemplo, cuando se dice que, en virtud de la tolerancia negativa, no debe haber cruz alguna en los edificios públicos. En el fondo, lo que experimentamos con eso es la supresión de la tolerancia, pues significa que la religión, que la fe cristiana, no puede manifestarse más de forma visible.

--Burka: “No veo razón alguna para una prohibición general. Se afirma que algunas mujeres no llevan el burka de forma libre y voluntaria, y que se trata propiamente de una violación de la mujer. Por supuesto, con eso no se puede estar de acuerdo. Pero si libre y voluntariamente quieren llevarlo, no sé por qué hay que prohibírselo”.

--Drogas: “Esa serpiente del tráfico y consumo de drogas abarca toda la tierra, es un poder que no nos imaginamos como se debe”.

--Sed de eternidad: “Hemos de poner de manifiesto -y vivir también- que la infinitud que el hombre necesita sólo puede provenir de Dios. Que Dios es de primera necesidad para que sea posible resistir las tribulaciones de este tiempo”.

--Comunicar el Evangelio: “Debemos procurar decir realmente la sustancia en cuanto tal, pero decirla de forma nueva. El proceso interior de traducción de las grandes palabras a la imagen verbal y conceptual de nuestro tiempo está avanzando, pero aún no se ha logrado realmente. Y esto sólo puede conseguirse si los hombres viven el cristianismo desde Aquel que vendrá”.

--¿Un nuevo concilio?: “Creo que en este momento el instrumento correcto son los sínodos, en los que el episcopado entero está representado y, por así decirlo, se encuentra en un movimiento de búsqueda, mantiene en unión a la Iglesia y entera y, al mismo tiempo, la lleva hacia adelante”.

--Nueva generación eclesial: “Es distinta, es más positiva que la generación de la ruptura de los años setenta”.

--Judíos: “Una nueva unión de amor y comprensión entre Israel y la Iglesia, en el respeto mutuo por el ser del otro y por su propia misión, tiene que ser esencial para mi anuncio de la fe cristiana”.

--Ortodoxos: “El lugar donde, por así decirlo, nos sentimos más inmediatamente en casa y donde más podemos esperar también alcanzar la unidad es la Ortodoxia”.

--Protestantismo: “Ha dado pasos que más bien lo alejan de nosotros: con la ordenación de mujeres, la aceptación de uniones homosexuales y cosas semejantes”.

--Ecumenismo: “El mundo necesita un potencial de testimonio a favor del Dios uno que nos habla en Cristo”.

--Diálogo interreligioso: “Tenemos un mensaje ético que da orientación a los hombres. Y llevar juntos ese mensaje es de suma importancia en la crisis de los pueblos”.

--China: “Hay una gran esperanza de que pronto podamos superar definitivamente la división. Es una meta por la que tengo un interés especial y que presento diariamente al Señor en la oración”.

--Iglesia-comunidad eclesial: “Hay Iglesia en sentido auténtico allí donde está dado el ministerio episcopal en la sucesión sacramental de los apóstoles y, con ello, está presenta la eucaristía como sacramento que administran el obispo y el sacerdote”.

--Ordinariatos: “La iniciativa no partió de nosotros, sino de obispos anglicanos que se pusieron en diálogo con la Congregación para la Doctrina de la Fe. Deseamos ofrecer posibilidades para que tradiciones de Iglesias particulares, tradiciones que han crecido fuera de la Iglesia romana, entren en comunión con el papa y, de ese modo, en la comunidad católica”.

--Ratisbona: “Yo había concebido el discurso como una conferencia estrictamente académica, y así lo pronuncié, sin ser consciente de que un discurso papal no es interpretado en clave académica, sino política”.

--Islam: “Lo reconozco como una gran realidad religiosas con la que debemos estar en diálogo”.

viernes, 26 de noviembre de 2010

El libro del Papa: "Luz del mundo"

       Gran revuelo ha generado algunas partes del libro-entrevista del Papa Benedicto XVI, editado por Peter Seewald en varios idiomas el pasado martes 23 de noviembre. Los medios de comunicación han ido a la caza de la información. Algunos dicen que ha sido estrategia comercial de los editores.

       Lo cierto es que, entre muchos, el Santo Padre toca temas tan actuales y trascendentales para su vida –por ejemplo, su elección papal, su relación con Juan Pablo II, sus aficiones, su pensamiento sobre la situación actual de la Iglesia y del mundo, los Legionarios de Cristo, los lefebrianos– y la de los demás. Pero también toca temas candentes como el abuso de menores por parte de clérigos, el uso de preservativos, la sexualidad, el relativismo…

       Este libro promete mucho. Habrá que comprarlo y leerlo detenidamente.


jueves, 25 de noviembre de 2010

Releyendo una Carta Apostólica

       Se trata de la Rosarium Virginis Mariae (el Rosario de la Virgen María) del Papa Juan Pablo II, firmada el 16 de octubre de 2002.

       En la conclusión (n. 41), he leído una cosa de la que he estado convencido desde hace un buen tiempo y se lo digo a las familias, especialmente a los jóvenes: “Muchos problemas de las familias contemporáneas, especialmente en las sociedades económicamente más desarrolladas, derivan de una creciente dificultad de comunicarse. No se consigue estar juntos y a veces los raros momentos de reunión quedan absorbidos por las imágenes de un televisor…”

       A veces es señal de llevar una vida mustia el estar comiendo ante un televisor… Es conveniente aprovechar esos momentos de convivencia para que los lazos familiares se hagan más fuertes y, así, encuentre sentido esa unión que no hemos buscado y que es un regalo de Dios.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Una para los jóvenes, y para los que tienen corazón joven

Se trata de extractos de encuentros de San Josemaría con jóvenes. Los temas son variados. Pueden arrojar alguna luz para tu vida.

martes, 23 de noviembre de 2010

El apoyo negativo de los padres a los hijos

       Habíamos prometido comentar siempre en positivo. Ahora, no sé que comentar de este video. Sólo me parece como si se tratara no del sistema educativo español sino del guatemalteco… Hermanarse es bueno, pero no me gusta que sea en esto.

       Los padres de familia, sobreprotegiendo a sus hijos, han ido en contra de la sentencia de un juez. Pero esta vez se equivocan, porque los hijos habían delinquido.


lunes, 22 de noviembre de 2010

Evangelio del día

Lc 21,1-4. “Ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía para vivir”. Es probable que quien esté leyendo esto no tenga riquezas que le sobren, como para darle a Dios lo que les sobra. Pero tiene otro tesoro, y lo tienes a manos llenas: el tiempo, un tiempo que hemos de rendir para Dios. ¿Te recuerdas de Dios sólo cuando “tienes tiempo”?

Primer aniversario

       El día de ayer se cumplió el primer año de haberse inaugurado la Capilla de Adoración Perpetua en la Parroquia de Patzicía. Después de ésta han seguido las de Acatenango, Yepocapa y Parramos; está en proyecto poner en otras parroquias.

       Es una bendita realidad que cuando la Eucaristía es el centro de toda la actividad pastoral, de todo apostolado, la comunidad cristiana se afianza y crece. He tenido el gran gusto de poder acompañar a “mis con-parroquianos”, pues me han invitado a predicar en la vigilia.

       Alguna vez he leído algún testimonio que alguno de los feligreses deja escrito en el libro que se encuentra en la salida de la Capilla. Los testimonios son conmovedores.

       Esto siguiente lo he sabido de otra Capilla de Adoración Perpetua: unos esposos jóvenes, indígenas, llegan a la hora en que se habían comprometido para la adoración al Santísimo, en noche avanzada. La señora baja a su hijo que lleva “a tuto” (a la espalda) y lo acomoda delante para que siga durmiendo entre ellos y el Santísimo. Luego arrodillados, abrazados, en una oración silente y reverente, adoran al Señor.

       Se verifican tantos milagros, algunos grandes, otros muchos, pequeños. Centrados todos en la Eucaristía.

       Felicidades a mis paisanos por este aniversario, felicidades por tener a nuestro Señor en la Eucaristía las 24 horas expuesto para que le vayamos a acompañarle.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Evangelio del día

Lc 19,45-48. “Mi casa es casa de oración”. Las palabras del Señor son una cita de Is 56,7. Copio literalmente lo que recoge el Compendio del Catecismo (n. 566): Se puede orar en cualquier sitio, pero elegir bien el lugar tiene importancia para la oración. El templo es el lugar propio de la oración litúrgica y de la oración eucarística; también otros lugares ayudan a orar, como “un rincón de oración” en la casa familiar, un monasterio, o un santuario.

Acrobacias asombrosas

       Hay que advertir desde el inicio que no intenten hacer nada de lo que el video muestra, ni siquiera los más jóvenes, porque fácilmente pueden accidentarse. A los mayores, “nos” llega un tiempo en que la limitación de la naturaleza ya no nos permite siquiera intentarlo.


<a href="http://video.latam.msn.com/?mkt=es-xl&amp;from=es-xl-modulohp&amp;vid=e5a7c61c-9e98-4b8d-a446-965520c930b1&amp;from=es-xl&amp;fg=dest" target="_new" title="La gente es asombrosa">Video: La gente es asombrosa</a>

jueves, 18 de noviembre de 2010

La inocencia de los niños

       El día de ayer, después de terminar la tercera jornada de una actividad de programación pastoral, fui nuevamente a una comunidad cristiana a ayudar sacerdotalmente. “Somos todo un ejército”, les dije a los sacerdotes a quienes acompañaba, pues éramos cuatro en total. Íbamos a confesar a un grupo de niños que se preparan para recibir la Primera Comunión. Eran alrededor de ochenta niños.

       En efecto, el sigilo sacramental no nos permite decir nada del pecado y del pecador, pero es, hasta cierto punto, divertido confesar a niños, por la inocencia de las culpas que confiesan. Me vino a la mente el pasaje en que nuestro Señor quiere que seamos como niños, porque de los que son como ellos entrarán en el reino de los cielos (cfr. ).

       Es la primera vez que se confiesan, y ya entienden perfectamente que no es solamente cosa humana, que hay algo más detrás. Me preguntaba un catequista si algún niño quedó sin habla, por nerviosismo, al llegar su turno: la verdad es que no.

       ¡Cuánto desearía esta inocencia y sinceridad para muchos cristianos!

martes, 16 de noviembre de 2010

Ilusión de sacerdote

       Anoche estaba un poco cansado, pero había que terminar un trabajo que Dios conoce. Pero tenía que aprovechar la oportunidad de conversar con un Diácono que está pronto a ordenarse presbítero. Si no aprovechaba la oportunidad quién sabe cuándo la volveré a tener. Él está acostumbrado a pernoctar más que yo…

       En medio de la conversación, se le veía en el rostro la ilusión que le producía unos comentarios míos acerca de la fe de la gente en el sacerdocio, en los sacerdotes, a pesar de nuestra miseria personal. ¡Esas manos que bendicen, esas palabras de la Consagración pronunciadas sobre el pan y el vino y que realizan lo que expresan! Maravilla de Dios en el hombre.

       ¡Ojalá muchos más se contagien con esta dulce locura de la vocación sacerdotal y se decidan de una vez a lanzarse al agua…!

       Este diácono será ordenado dentro de escasas semanas...


lunes, 15 de noviembre de 2010

La exhortación apostólica "Verbum Domini"

       Del 5 al 26 de octubre del 2008 se realizó el XII Sínodo de los Obispos, que trató sobre la Sagrada Escritura. Dos años después (11 de noviembre) el Santo Padre ha presentado su exhortación apostólica fruto de aquel Sínodo. El documento lleva fecha del 30 de septiembre, memoria de San Jerónimo, patrono de los que se dedican al estudio de la Sagrada Escritura.

       El documento se titula Verbum Domini, sobre la Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia.

       Desde luego que le sacaremos abundante provecho a esta materia tan antigua y tan actual.


domingo, 14 de noviembre de 2010

Otro video de ópera


       El sábado 23 de octubre "he anexado" (¡qué feo suena esta expresión del léxico virtual!) un video de ópera en un mercado de Valencia. Ha gustado, por cierto, pues alguien me lo ha comentado. En el mes de mayo pasado se grabó otro, esta vez en Pamplona, lugar en el que viví durante cuatro años y del que guardo un gran recuerdo y agradecimiento.

       Todo sea por la cultura.


sábado, 13 de noviembre de 2010

Convivencia vocacional en Sololá


       Aunque, estas noticias no las doy de primera mano, porque he estado ausente. En el Seminario de la Diócesis de Sololá se ha llevado en esta semana (8-13 de noviembre) la convivencia vocacional para los jóvenes que están interesados en ingresar al Seminario Mayor el próximo curso, que comienza en enero.

       El Padre Rector me ha comentado que son más de 40 jóvenes los que se han presentado para la convivencia; hay unos cuantos que se disculparon y quedaron en hablar en otras circunstancias con los formadores, no se presentaron en la convivencia por asuntos de trabajo o de estudios.

       Es una bendición de Dios la respuesta de los jóvenes a esta posible llamada de Dios para ellos. ¡A seguir encomendando!

viernes, 12 de noviembre de 2010

Corrección

       Muy agradecido por la observación: efectivamente, HASTA EL 14 DE NOVIEMBRE es que pensaba actualizar el blog, y no el 14 DE OCTUBRE.

       Teniendo la oportunidad de escribir unas cuantas letras ahora, les agradezco haber seguido el blog y rezar por mis intenciones que, les aseguro, son para bien. Saludos.

Días estupendos en Escuintla

       La casa en la que estoy pasando estos días de formación y descanso se llama “Los Volcanes”. El nombre está bien pensado. El los numerosos días despejados que hemos tenido hemos visto continuamente los volcanes de Agua, de Fuego, de Acatenango y Pacaya sirven de fondo del paisaje que nos rodea, detrás del fondo de exuberante vegetación que nos ofrece el paisaje. Han sido unos días de dulce clima, pues el calor típico del lugar ha estado atenuado por el frescor de una ola fría que nos ha estado acompañando.

       Pero el paisaje no es el mejor. He estado en compañía de casi una veintena de sacerdotes que, fraternalmente, están descansando y se forman en este lugar.

       Efectivamente, los sacerdotes debemos ayudarnos unos a otros, también para descansar, para volver con nuevas fuerzas cada uno al lugar en que ejerce su ministerio pastoral. Una máquina, si no descansa, se termina fundiendo.

       Pongo unas fotos.

Rezando el Rosario en la ermita de la Virgen.

En un momento de la convivencia: una tertulia.

El Volcán de Fuego, agasajándonos con un espectáculo que no desdice de su fama.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Me tomaré un descanso

Hasta el 14 de octubre, si no se remedia antes...

Primero, he de agradecer la amable visita de mis lectores, pues es el principal incentivo para seguir escribiendo, para intentar ser constante en este quehacer que a veces se torna poco productivo.
                                   
Luego, les comento que dejaré por unos días el trabajo del Seminario, para rezar, formarme, descansar, hacer un poco de deporte. Necesitaré reunir fuerzas para el próximo curso, que promete mucho traqueteo. No sé si podré actualizar el blog durante los siguientes diez días: quedaré en deuda con cada uno.

Compartiré estos días de convivencia con un grupo de sacerdotes, lo que hará, sin dura, más fructífera esta experiencia.

Les encomendaré, encomendaré las intenciones de los que visiten el blog durante estos días.

martes, 2 de noviembre de 2010

En el día de los fieles difuntos

Así luce San Jorge, en una vista desde el Lago.

Es uno de los días más típicos de esta área. Después de la Santa Misa se rezan “los responsos” por los difuntos. Para la ocasión, la iglesia  ha sido desalojada de bancos para poner, en la nave central, la costumbre: cada familia tiene una tabla, de tamaño regular, que sostiene dos filas de velas; está adornada con flores, frutas y/o verduras cocidas, vasos con agua gaseosa, y unos dineros. Antes de quitarme los ornamentos litúrgicos, debía pasar rezando un responso por los difuntos de la familia. Cada familia guarda cuidadosamente la lista de sus difuntos. Quizá sólo unos quince minutos me tocó emplear en ello.

Desde luego, no faltó ir al Cementerio del pueblo para rezar por los difuntos. El ambiente era festivo, también de unas costumbres llenas de fe.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Aprovechando el tiempo

Bueno, el modelo de mi "taxi" era menos bonito que éste.

Como en otras ocasiones, fui a celebrar la Santa Misa en un pueblito cercano. Intenté aprovechar el tiempo en una conversación con mi chofer, trabajador como él solo, incluso en domingos. Lo cierto es que tenía escasos diez minutos, lo que tardaba en recorrer la distancia hasta la iglesita colonial, que debía entrar a bocajarro. Bueno, traté de ser discreto.


Lo cierto es que le pregunté qué tal iba el trabajo, y que si iba a la iglesia. Me dijo: “soy católico y antes iba a la iglesia…; pero por el trabajo…” En fin, le insté a que se recordara de Dios y que a Él debíamos dedicarle algún tiempo al día, porque Dios es el que nos da todo.

En los rudimentos del ambiente, así intento ayudar, cuando se me presenta la oportunidad. Eso sí, esta vez, mi interlocutor pronto quiso cambiar de conversación. Puesto que le tocaba llevarme a mi casa al terminar la Misa, no sé si le surgió otro compromiso o no quiso volver a verse con una conversación “inoportuna”, pero no se apareció. Tuvo que ser otro el que “aguantó” mi diálogo sobrenatural, al menos eso intentaba.