miércoles, 30 de noviembre de 2011

1er día de la Novena a la Inmaculada

     Hoy, 30 de noviembre, comienza la novena a la Inmaculada Concepción, fiesta tan arraigada en la vida y en la piedad de la Iglesia. Durante estos días quisiera proponerles alguna o algunas frases que el Santo Padre ha pronunciado en diversos momentos de su predicación, y que les puede ayudar a vivir la novena.
     La novena, les propongo, puede verter en dos direcciones: el apostolado –pedir más “apóstoles” a la Virgen- y la petición de la virtud de la santa pureza para todos los hombres.
     Por cierto, si alguien lo requiere, puedo enviarle al correo una propuesta de novena a la Inmaculada que he encontrado por ahí, y es muy buena.
     La Anunciación (cfr. Mt 1,18ss.; Lc 1,26ss.).
     "En la hora decisiva de la historia humana, María se ofreció a sí misma a Dios, ofreció su cuerpo y su alma como morada. En ella y de ella el Hijo de Dios asumió la carne. Por medio de ella la Palabra se hizo carne (cf. Jn 1,14). Así María nos dice lo que es el Adviento: ir al encuentro del Señor que viene a nuestro encuentro.
     Esperarlo, escucharlo y contemplarlo. María nos explica para qué existen los edificios de las iglesias: existen para que acojamos en nuestro interior la Palabra de Dios; para que dentro de nosotros y por medio de nosotros la Palabra pueda encarnarse también hoy" (Benedicto XVI, Homilía, 10-12-2006).

martes, 29 de noviembre de 2011

La corona de Adviento

     La corona de Adviento se hace con follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas. No es preceptivo que sean de colores las velas, pueden ser blancas todas. El primer domingo de Adviento encendemos la primera vela y cada domingo de adviento encendemos una vela mas hasta llegar a la Navidad. Mientras se encienden las velas se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. Esto lo hacemos en las Misas de Adviento y también es recomendable hacerlo en casa, por ejemplo antes o después de la cena. Si no hay velas de esos colores aun se puede hacer la corona ya que lo más importante es el significado: la luz que aumenta con la proximidad del nacimiento de Jesús quien es la Luz del Mundo. La corona se puede llevar a la Iglesia para ser bendecida por el sacerdote.
     Origen. La corona de Adviento encuentra sus raíces en las costumbres pre-cristianas de los germanos (Alemania). Durante el frío y la oscuridad de diciembre, colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. Pero la corona de adviento no representa una concesión al paganismo sino, al contrario, es un ejemplo de la cristianización de la cultura. Lo viejo ahora toma un nuevo y pleno contenido en Cristo. El vino para hacer todas las cosas nuevas.
     Nueva realidad. Los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús: Juan 8,12: “Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida”. La luz que prendemos en la oscuridad del invierno nos recuerda a Cristo que vence la oscuridad. Nosotros, unidos a Jesús, también somos luz: Mateo 5,14 “Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte”.
     En el siglo XVI católicos y protestantes alemanes utilizaban este símbolo para celebrar el adviento: Aquellas costumbres primitivas contenían una semilla de verdad que ahora podía expresar la verdad suprema: Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros y que vendrá con gloria. Las velas anticipan la venida de la luz en la Navidad: Jesucristo.
     Las ramas de verde perenne recuerdan Jesús es la luz eterna. En los países fríos se escogen ramas de los árboles que no pierden sus hojas en el invierno, para simbolizar que Dios no cambia.
     El círculo nos recuerda que Dios no tiene principio ni fin, es eterno.
     Recordamos la larga espera de la Humanidad que, cayendo en pecado, vivía en oscuridad. El Pueblo de Israel recibió de Dios la promesa y los profetas la mantenían viva en los corazones. Nosotros, por el bautismo, estamos llamados a ser profetas y anunciar el reino de Dios.  Es así que nosotros, en Cristo, somos luz.




ORACIÓN CON LA CORONA DE ADVIENTO
     Primera Semana 
Todos hacen la señal de la cruz.
(Las lecturas se pueden repartir de antemano entre la familia pero es significativo que la cabeza del hogar tome las lecturas principales):
Líder: "Nuestro auxilio es en el nombre del Señor”
Todos: "Que hizo el cielo y la tierra”
Líder: "En los días de adviento, recordamos nuestra espera en la liberación del Señor. Siempre necesitamos Su salvación. En torno a esta corona recordaremos su promesa.
     Lectura del profeta Isaías  9,1-2
“El pueblo que andaba a oscuras  vio una luz grande.
Los que vivían en tierra de sombras una luz brilló sobre ellos.
Acrecentaste el regocijo, hiciste grande la alegría.
Alegría por tu presencia, cual la alegría en la siega,
como se regocijan repartiendo botín”. Palabra de Dios
Todos: Te alabamos Señor.
Líder: Rm. 13,11-12. “Ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avanzada, el día se echa encima: dejemos las actividades de las tinieblas y pertrechémonos con las armas de la luz”.
     Bendición de la corona 
Líder: Bendícenos Señor y a esta corona de Adviento.
Líder: Señor Dios nuestro, te alabamos por tu Hijo Jesucristo:
El es Emmanuel, la esperanza de los pueblos,
La sabiduría  que nos enseña y guía,  
El Salvador de todas las naciones.
Señor Dios que tu bendición descienda sobre nosotros al encender las velas de esta corona.
Que la corona y su luz sean un signo de la promesa del Señor que nos trae salvación.
Que venga pronto y sin tardanza.
Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Todos: Amén.
     Se enciende la primera vela
Líder: Bendigamos al Señor.
Todos hacen la señal de la cruz mientras dicen: "Demos gracias a Dios".
     Recordamos al virtud de la Fe
La Anunciación
La Virgen María, como el pueblo judío, esperaba la venida del Salvador, rezaba, leía, meditaba y guardaba las Sagradas Escrituras en su corazón.
Nosotros nos preparamos para dar nuestro "Sí" unidos a María en la Anunciación.
Tiempo de silencio  / Tiempo de intercesión.
Padre Nuestro  /  Ave María.
     Oración final: Dios todopoderoso, aviva en tus fieles, al comenzar el Adviento, el deseo de salir al encuentro de Cristo, que viene, acompañados por las buenas obras, para que, colocados un día a su derecha, merezcan poseer el reino eterno. Por nuestro Señor Jesucristo.
Todos: Amén.




      Segunda Semana
Todos hacen la señal de la cruz.
Líder: Nuestro auxilio es en el nombre del Señor.
Todos: Que hizo el cielo y la tierra.
Lectura bíblica: 1Tesalonisenses 5,23-24: “Que el mismo Dios de la Paz os consagre totalmente, y que todo vuestro espíritu, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche hasta la venida del Señor Jesucristo. El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas”. Palabra de Dios.
Todos: Te alabamos Señor.
     Se encienden dos velas
Líder: Bendigamos al Señor.
Todos hacen la señal de la cruz mientras dicen: Demos gracias a Dios.
     Recordamos la virtud de la Caridad
La Visitación
María fue presurosa a servir a su prima Isabel ya que el ángel le avisó que de ella nacería un niño: Juan Bautista. No temió la distancia y las dificultades. Respondió con un amor que se hace servicio y que une corazones.
Acción: Es tiempo de ir a servir a los que mas nos necesitan, en especial los pobres, los enfermos... los ancianos
Tiempo de silencio /  Tiempo de intercesión
Padre Nuestro / Ave María.
     Oración final: Señor Todopoderoso, rico en misericordia, cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo, no permitas que lo impidan los afanes de este mundo; guíanos hasta él con sabiduría divina para que podamos participar plenamente de su vida. Por nuestro Señor Jesucristo.
Todos: Amén.




     Tercera Semana
Todos hacen la señal de la cruz.
Líder: Nuestro auxilio es en el nombre del Señor.
Todos: Que hizo el cielo y la tierra.
     Lecturas bíblicas:
Primera lectura: 1 Tesalonicenses 3,12-13: “Que el Señor os colme y os haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, lo mismo que nosotros os amamos. Y que así os fortalezca internamente, para que, cuando Jesús, nuestro Señor, vuelva acompañado de todos sus santos, os presentéis santos e irreprensibles ante Dios nuestro Padre”. Palabra de Dios
Todos: "Te alabamos Señor".
Segunda lectura: Filipenses 4,4-5. “Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que vuestra mesura la conozca todo el mundo. El Señor está cerca”. Palabra de Dios.
Todos: Te alabamos Señor.
     Se encienden tres velas
Líder: Bendigamos al Señor
Todos hacen la señal de la cruz mientras dicen: Demos gracias a Dios.
     Esperanza
A Belén
La Virgen vuelve a viajar, lejos de su familia y amistades, obedece el mandato del emperador... En Belén ella y San José no encuentran sino rechazo. Todo parece salir muy mal... Por menos algunos matrimonios se han divorciado. Pero ellos no pierden la esperanza.
No hay Navidad sin sufrimiento, sin la prueba y la superación de los egoísmos. La esperanza cristiana lo vence todo. No es resignación negativa. Hace todo lo posible para hacer de las situaciones difíciles lo mejor. No pierde de vista a Dios que se hace presente en el corazón humilde y fiel.
Tiempo de silencio.  /   Tiempo de intercesión
Padre Nuestro. / Ave María.
     Oración final: Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo espera con fe la fiesta del nacimiento de tu Hijo; concédenos llegar a la Navidad, fiesta de gozo y salvación, y poder celebrarla con alegría desbordante.  Por nuestro Señor Jesucristo.
Todos: Amén.




     Cuarta Semana
Todos hacen la señal de la cruz.
Líder: "Nuestro auxilio es en el nombre del Señor"
Todos: "Que hizo el cielo y la tierra"
     Lectura bíblica:
Primera lectura: Rm 13,13-14 : “Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas y borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo”. Palabra de Dios.
Todos: Te alabamos Señor.
Segunda lectura: 2 Tesalonicenses 1,6-7: “Es justo a los ojos de Dios pagar con alivio a vosotros, los afligidos, y a nosotros, cuando el Señor Jesús se revele, viniendo del cielo acompañado de sus poderosos ángeles, entre las aclamaciones de sus pueblo santo y la admiración de todos los creyentes”. Palabra de Dios.
Todos: Te alabamos Señor.
Líder: Ven, Señor, y no tardes.
Todos: Perdona los pecados de tu pueblo.
Se encienden las cuatro velas
Líder: Bendigamos al Señor.
Todos hacen la señal de la cruz mientras dicen: Demos gracias a Dios.
     Humildad y gloria
El Nacimiento de Jesús
Líder: Lectura del Evangelio según San Lucas (2,6-7): “Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento”. Palabra de Dios.
Todos: Te alabamos Señor.
     Meditación: La Virgen y San José, con su fe, esperanza y caridad salen victoriosos en la prueba. No hay rechazo, ni frío, ni oscuridad ni incomodidad que les pueda separar del amor de Cristo que nace. Ellos son los benditos de Dios que le reciben. Dios no encuentra lugar mejor que aquel pesebre, porque allí estaba el amor inmaculado que lo recibe.
Nos unimos a La Virgen y San José con un sincero deseo de renunciar a todo lo que impide que Jesús nazca en nuestro corazón.
Tiempo de silencio / Tiempo de intercesión
Padre Nuestro / Ave María.
     Oración Final: Derrama Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.
Todos: Amén.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Ésta es mi tierra

     En esta ocasión subo algunas fotos, nada más. Ayer comenté que se erigiría en nueva parroquia la aldea de El Camán, Patzicía. Pude llegar a ver el ambiente de fiesta que reinaba y me ha alegrado mucho compartir con el Obispo, con los sacerdotes nativos del lugar y con su gente, pues conozco a varias personas de allí.
     Aunque coincidió la fecha de erección de la parroquia con la fiesta de la Medalla Milagrosa, sin embargo se ha nombrado a Juan Pablo II como patrono de la nueva parroquia.
     Un saludo cordial al nuevo párroco y a sus feligreses.


Gracias a la gentileza de unos amigos, pongo estas fotos. A los costados, dos hijos sacerdotes de la nueva parroquia. Además, el Obispo y el nuevo párroco, el P. Édgar Simón.

El nuevo párroco al centro; yo le acompañé. Además, una familia de la nueva parroquia, de la que forma parte la religiosa.

La explanada de Patzicía; en el extremo derecho de lo que se ve de la carretera está El Camán, la nueva parroquia.

En días buenos, ésta sería la vista aérea de lo que ahora constituye la parroquia.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Una nueva parroquia en la Diócesis

     El día de hoy, primer domingo de Adviento, será erigida –pues estoy escribiendo antes del acontecimiento- la nueva parroquia de El Camán. El Camán es una aldea de Patzicía –éste es mi pueblo de origen-, Chimaltenango, que tiene alrededor de cinco mil habitantes.
     La nueva parroquia –según me parece, la sexta erigida en la Diócesis desde el año 2000- tendrá como patrono al Beato Juan Pablo II, como ha sido anunciado. Su primer párroco será el P. Edgar Rufino Simón, que tiene como tres años de ordenado.
      La comunidad cristiana que constituye la nueva parroquia siempre se ha distinguido por su entereza, su colaboración y sus ánimos de una vida cristiana cada vez más entregada. Hace como cuatro años construyó su iglesia, amplia, en donde pronto se empezó a celebrar la Misa dominical. Las comunidades cercanas empezaron a frecuentar esta Misa, y hubo necesidad de otra Misa. Hace ya más de un año en que comenzó a celebrarse la Santa Misa también por la mañana; igualmente se llena la Iglesia.
     Por atender una parroquia, al menos durante la mañana, sustituyendo a un amigo sacerdote, no podré concelebrar en la Santa Misa de erección de la parroquia -promete ser una gran fiesta-, pero intentaré llegar a “la cola”, pues es una comunidad a la que conozco y le guardo afecto.
     ¡Beato Juan Pablo II, ruega por nosotros y por la nueva parroquia!

sábado, 26 de noviembre de 2011

Mañana inicia el Adviento

     Con el tiempo de Adviento se inicia un nuevo año litúrgico en la Iglesia. Este tiempo tiene una doble finalidad: preparar la celebración de Navidad –aunque ya se nos hayan adelantado bastante los comerciales y las ventas-, que conmemora la primera venida del Hijo de Dios a los hombres, y la preparación de nuestras vidas en la espera de la segunda venida de Cristo, al final de los tiempos.
     La Iglesia se prepara a la Navidad permaneciendo vigilante y en oración.
     El Adviento nos prepara para acoger dignamente a Cristo, cuya venida en la carne recordamos en navidad. Nos alerta también a preparar la segunda venida al final de los tiempos. Desde la celebración litúrgica, la Iglesia en este santo tiempo de Adviento nos pide encarecidamente: ¡Prepárense y conviértanse, porque llega el Señor! (Maranatha).
     El Adviento es el tiempo de la gran esperanza en el futuro que llega con Cristo Salvador y Redentor del hombre. Adviento es el tiempo de la gran esperanza de la Iglesia, que se presenta siempre como “sacramento universal de salvación.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Otra de 3+2: Tu Palabra es una pasada...

     El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán ( Lc 21, 33).
     Jesús, en los últimos dos mil años por aquí ha pasado de todo: el autobús, el chatarrero, el afilador, emperadores, reyes, civilizaciones, imperios, liberadores, tiranos, enterradores de Dios, científicos locos, revoluciones, guerras, desastres naturales... ¡De todo! De todo es de todo. De todo menos tu Palabra. Mis palabras no pasarán… ¡Será por algo! La verdad es siempre la verdad. Yo quiero apostar seguro y apuesto por Ti.
▶▶Jesús, Tú tienes Palabras de Vida Eterna. ¡Que te oiga y te haga caso!
     La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros (Jn 1, 14).
     Jesús, quizá sea por esto. Tu Palabra, Tú mismo, Jesús, te has querido quedar con nosotros. Pero no sólo en la Eucaristía (Verbo encarnado), sino también en la Palabra, en la Sagrada Escritura (Verbo encuadernado). San Bernardo comenta: habitó, ciertamente, por la fe en nuestros corazones, habitó en nuestra memoria, habitó en nuestro pensamiento y desciende hasta la misma imaginación. Por eso me impresionó tanto aquel sacerdote al que veía leer el Evangelio y a cada rato daba besos. —¿Por qué es Ustedd tan besucón? Le pregunté: —Doy un beso cada vez que aparece escrito Jesús (el Verbo encuadernado).
▶▶Lee una página del Evangelio al día… por lo menos.
Propósito: besar los Evangelios.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Trabajo bien acabado

     Ayer tuve la alegría de asistir al acto de graduación de abogado de mi viejo amigo Marvin. Compartí con su familia y volví a ver a algunos después de catorce años...
     Le sugerí aquel pensamiento de un santo: “comenzar es de muchos; acabar, de pocos...” También la cita del Eclesiástico: “mejor es el fin de la obra que su principio” (7,9).
     Viendo hacia atrás, recordando tanto desvelo y tanto trabajo, este momento de la graduación es un coronamiento que colma el corazón.
     Aunque le sugerí también que esta meta alcanzada no es más que el comienzo de una vida de servicio, en esta área específica. Le seguiré para recordarle –lo que ya sabe- que debe ser un buen abogado.
     ¡Felicidades, querido amigo!

miércoles, 23 de noviembre de 2011

El canto y la música en la Liturgia

Santa Cecilia con dos ángeles

     Ayer celebrábamos a santa Cecilia, patrona de los músicos.
     Estoy convencido de la alta dignidad de la música y del buen canto, ya que son indicios de la espiritualidad del ser humano, de que el hombre es más que un animal: es un ser dotado de alma que hace referencia, que tiende a Dios.
     A propósito de la memoria de santa Cecilia, me recordé de la importancia del canto y la música en la liturgia. Los documentos de la Iglesia la reseñan.
     “Amonesta el Apóstol a los fieles que se reúnen esperando la venida de su Señor, que canten todos juntos con salmos, himnos y cánticos inspirados. El canto es una señal de la euforia del corazón. De ahí que san Agustín diga, con razón: ‘Cantar es propio de quien ama’; y viene de tiempos muy antiguos el famoso proverbio: ‘Quien bien canta, dos veces ora’ (Instrucción General del Misal Romano, n. 19).
     También: “La acción litúrgica adquiere una forma más noble cuando se realiza con canto: cada uno de los ministros desempeña su función propia y el pueblo participa en ella. De esta manera la oración adopta una expresión más penetrante: el Misterio de la Sagrada Liturgia y su carácter jerárquico y comunitario se manifiesta más claramente; mediante la unión de las voces se llega a una más profunda unión de corazones; desde la belleza de lo sagrado el espíritu se eleva más fácilmente a lo invisible; en fin, toda la celebración prefigura con más claridad la Liturgia santa de la Nueva Jerusalén.
     Por tanto, los Pastores de almas se esforzarán con diligencia por conseguir esta forma de celebración” (Instrucción “Musicam Sacram” de 1967). 

martes, 22 de noviembre de 2011

En la fiesta de Santa Cecilia

     Según la tradición, santa Cecilia fue martirizada por su fe entre el año 180 y 230.
     Las "actas" de la santa afirman que pertenecía a una familia patricia de Roma y que fue educada en el cristianismo. Solía llevar un vestido de tela muy áspera bajo la túnica propia de su dignidad, ayunaba varios días por semana y había consagrado a Dios su virginidad. Pero su padre, que veía las cosas de un modo diferente, la casó con un joven patricio llamado Valeriano. El día de la celebración del matrimonio, en tanto que los músicos tocaban y los invitados se divertían, Cecilia se sentó en un rincón a cantar a Dios en su corazón y a pedirle que la ayudase. Cuando los jóvenes esposos se retiraron a sus habitaciones, Cecilia, armada de todo su valor, dijo dulcemente a su esposo: "Tengo que comunicarte un secreto. Has de saber que un ángel del Señor vela por mí. Si me tocas como si fuera yo tu esposa, el ángel se enfurecerá y tú sufrirás las consecuencias; en cambio si me respetas, el ángel te amará como me ama a mí." Valeriano replicó: "Muéstramelo. Si es realmente un ángel de Dios, haré lo que me pides." Cecilia le dijo: "Si crees en el Dios vivo y verdadero y recibes el agua del bautismo verás al ángel."
     Santa Cecilia es muy conocida en la actualidad por ser la patrona de los músicos. Sus "actas" cuentan que, al día de su matrimonio, en tanto que los músicos tocaban, Cecilia cantaba a Dios en su corazón. Al fin de la Edad Media, empezó a representarse a la santa tocando el órgano y cantando.
     Quien quiera leer más sobre su vida, pinche aquí.
     Por cierto, ¿han visto "El Concierto" (Le Concert), película rusa dirigida por Radu Mihaileanu? Me ha encantado y se las aconsejo, no sólo por su trama de humor como su interés cultural. La escena final de la película es la del "concierto", interpretación del Concierto para violín y orquesta Opus 35 en Re mayor de Tchaikovsky.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Ésta es mi tierra (Antigua Guatemala)

     Una particularidad de las procesiones en la Antigua Guatemala es lo enorme de las andas. Este año me enteré que en la proximidad de la conmemoración de los fieles difuntos también había procesiones.
     Hace algunas semanas subí al blog algunas fotos de esta procesión que me enviaron seminaristas que participaron en ella. Ahora, recordando que he de rezar por los files difuntos, subo este video de esa actividad.
      Un saludo a los "chapines" de corazón que se encuentran en otros países.



     Aunque de la Semana Santa ya pasada, es un bonito reportaje que pueden disfrutar y hacerse mejor idea de estas tradiciones antigüeñas.


domingo, 20 de noviembre de 2011

     Con ocasión de la firma y publicación de la Exhortación Apostólica Postsinodal de la Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, el Santo Padre viajó a Benín, país que le da nombre al Golfo que baña sus costas, en la orilla occidental de África.
     Este primer viaje del Santo Padre a este país ha durado del 18 al 20 de este mes de noviembre. Las imágenes son impresionantes.
     La Iglesia se esfuerza no sólo por sobrevivir sino también para irradiar el dulce odor Christi y su evangelio en todos los ambientes culturales.


     En todos los lugares, también en África, la Iglesia no sólo predica sino también realiza una gran labor social, imperceptible en los medios de comunicación social, pero eficaz. Este reporte indica el gran alcance de la Iglesia.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Estudiemos el Catecismo

     El 11 de octubre de 2012, fecha en que iniciará el proclamado Año de la fe, se cumplirán 20 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, un maravilloso instrumento para la evangelización y para la formación de los cristianos. De hecho, así lo ha proclamado el papa Benedicto en la Carta Apostólica Porta Fidei.
     Dice en el n. 4 que, promulgado por el papa Juan Pablo II, tuvo “la intención de ilustrar a todos los fieles la fuerza y la belleza de la fe. Este documento, auténtico fruto del Concilio Vaticano II, fue querido por el Sínodo Extraordinario de los Obispos de 1985, como instrumento al servicio de la catequesis”.
     En los nn. 11 y 12 dice el Santo Padre que para la formación, “para acceder a un conocimiento sistemático del contenido de la fe, todos pueden encontrar en el Catecismo de la Iglesia Católica un subsidio precioso e indispensable. (...) Es regla segura para la enseñanza de la fe. (...) el Año de la fe deberá expresar un compromiso unánime para redescubrir y estudiar los contenidos fundamentales de la fe, sintetizados sistemática y orgánicamente en el Catecismo de la Iglesia Católica. (...) Será un verdadero instrumento de apoyo a la fe, especialmente para quienes se preocupan por la formación de los cristianos, tan importante en nuestro contexto cultural”.
     Quien quiera leer entero la Carta Apostólica Porta Fidei, pinche aquí.

viernes, 18 de noviembre de 2011

El poder de la fe

"El regreso del hijo pródigo". Bella obra de Rembrandt, pintor holandés del siglo XVII.

     El capítulo 15 del evangelio según san Lucas contiene una de las historias –se le ha dado por llamar “parábola del hijo pródigo”- más bellas que puede genera la diversidad de vivencias humanas. Impresiona la figura del hermano mayor, que tiene el corazón alejado y no vive contento en casa; la figura que ha dado título a la historia, en tantas ediciones, es la del “hijo pródigo”, figura con la que fácilmente nos identificamos en tantos momentos parecidos de nuestra vida. pero la figura del padre de los dos hijos es la que debería centrar la atención del lector: ¡Cuán grandes son la misericordia y el amor del padre que aguarda con esperanza el regreso del hijo perdido y la misericordia con la que perdona!
     Nos maravillamos tantas veces del contenido de la narración, pero podríamos considerarla sin más un mito, algo irrealizable. Quizá son muy contadas las ocasiones en que se verifica el milagro, porque es auténticamente un milagro que alguien vuelva de su vida alejada de Dios a una vida comprometida de hijos de Dios. Pero, ¿puede darse?
     Si se da el milagro, parece como si fuera un sueño, como sacarse uno la lotería. Y, si se da, el corazón humano es tan inseguro y no se cree fácilmente las cosas que, con cierta frecuencia, con poca fe, nos parece que no va a durar.
     Pero, ¿puede darse? Como sacerdote lo he verificado en varias ocasiones, pero hace poco lo he vuelto a palpar, es decir, la experiencia la he visto de cerca. Una persona a la que conozco de mucho, después de una vida impenitente, ha vuelto a experimentar la gracia y la alegría de ser hijo de Dios, y ha vuelto a la práctica cristiana. ¡Tantos han rezado por él y le han ayudado!
     Por un lado, al corazón le sale natural dar gracias a Dios por el milagro obrado; por otro, ha surgido el compromiso de mayor fidelidad y de ayudar a este hermano a que sea fiel. Ayúdenme, ustedes, con alguna oración.
     Fe, fe, fe. Es la fe la que a veces nos falla. Si alguno necesita un milagro, que se lo pida con fe a Dios que, aunque pasen 18 años –como lo hizo santa Mónica-, Él le dará el premio a su constancia.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

"Cuando llora mi guitarra"

     Tania Cirilo, peruana de 11 años entonces, tenía esta voz espléndida. Ha crecido un poco más y ha ido modulando mejor su voz también. Que disfruten este video.



     Más recientemente, teniendo ya 14 años, canta "El Plebeyo".


martes, 15 de noviembre de 2011

El 3+2 del día de hoy

     No sólo para los pequeños, sino también para los grandes.
     Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una hi­guera, para verlo (Lc 19, 2-4).
     Zaqueo era medio enano pero fibroso. Vivía en Jericó, el oasis de Judea. Con el paso de los años y algún que otro turbio engaño se había hecho sospechosamente rico. Quizá, su amigo y colega Mateo, le había prevenido: —Ten cuidado con el Nazareno. —Pero, yo quiero verlo, pensó. Con una agilidad felina, lleno de curiosidad, trepó a lo alto de un árbol para ver sin ser visto. Jesús, a veces yo también soy un poco Zaqueo. No solo por mi pequeño tamaño, sino porque también mantengo las distancias contigo, no vaya a ser que me pidas algo.
▶▶¿Me dejo ver por Jesús? ¿Me pongo a tiro para que me hable?
     Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: –Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa (Lc 19, 5-6).
     Viendo la higuera con Zaqueo encaramado, quizás algún apóstol pensó: —¡Qué higo tan raro!; pero..., si es el enano de Zaqueo. Y Jesús dijo: – Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa. Como fruta madura Zaqueo se bajó del árbol Él bajó en seguida y lo recibió muy contento. Jesús, me ves, te ríes y dices que quieres alojarte en mi alma; eso sí, que también me baje del burro…
▶▶Jesús, ¿hasta cuándo te haré esperar?
Propósito: no ser tan-lento en dar mi talento.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Ésta es mi tierra en el mes de noviembre

     Hay varias costumbres en Guatemala, a veces son el resultado de una fusión de culturas, no sólo las aborígenes sino también las extranjeras. Entre estas costumbres está la celebración de los días 1 y 2 de noviembre, Día de todos los santos y Conmemoración de los fieles difuntos.
     La explicación del video va más por la celebración culinaria de nuestros pueblos. El 2 de noviembre me tocó que atender la Comunidad de San Jorge La Laguna, aldea cercana a la cabecera departamental. Cuando fui al cementerio a rezar por los fieles difuntos, me encantó rezar por los fieles difuntos de los que me iban pidiendo. Me pasé unas dos horas en la labor, y lo traté de hacer con fervor y con gusto.
     Les dejo con el video.





domingo, 13 de noviembre de 2011

Me voy de retiro espiritual

     Con ilusión, mía y también de los protagonistas, veía a los jóvenes que vinieron a convivencia al Seminario realizar su retiro espiritual. Hay quienes ya sabían de qué se trataba y les removía el tema y la fuerte impresión del silencio que se observa, clima perfecto para poder hablar con y escuchar a Dios.
     Ahora a mí me toca. A partir de mañana hasta el jueves, iré a Karmel Juyú, un sitio cerca de San Andrés Semetabaj, a gozar de la paz del lugar. Karmel Juyú es una casa de retiros atendida por Religiosas Carmelitas (“Juyú” significa “monte”: es la traducción al kaqchikel de “monte Carmelo”). Iremos una veintena de sacerdotes y tendremos como predicador a Mons. Gonzalo. El sitio es impresionantemente bonito, pues se sitúa en la cima de un monte y se tiene a los pies el maravilloso lago de Atitlán. Espero poder lograr alguna buena foto.
     Ya necesitaba un tiempo así. Espero poder aprovecharlo para dedicarme más al trato con Dios en la Liturgia, la oración y el descanso. Les pido sus oraciones para que nos cale algo...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Voy a una Ordenación Presbiteral

Tito y sus papás, en la ordenación diaconal

     Tomo camino ahora hacia Escuintla, “Ciudad de las Palmeras”, a la Ordenación sacerdotal de un antiguo amigo, Tito Muralles, natural de Guatemala Ciudad.
     Tuvimos la oportunidad de ayudarle un tanto en su formación sacerdotal y, también, hace poco, en su retiro previo a la ordenación.
     Tuvo poco tiempo para preparar la celebración, le quedaron pocos días para regar la noticia e invitar a la gente. Con qué ilusión la preparaba, y ha llegado el día. Allí estaremos presentes.
     Desde este blog, compartiendo esta alegría con sentido eclesial, felicitamos al nuevo Presbítero de la Diócesis de Escuintla. ¡Felicidades, P. Tito!

viernes, 11 de noviembre de 2011

El misterio de la vocación

     Durante esta semana hemos tenido a más de cincuenta muchachos en el Seminario Mayor, que vienen a dilucidar la Voluntad de Dios sobre su vida, específicamente la posible vocación sacerdotal que tienen.
     Escuchándolos en entrevista, cada uno abre su alma y narran cómo ha surgido y percibido la inquietud vocacional; en verdad, cada vocación es una historia particular, irrepetible.
     Además de irrepetible, la vocación es un misterio, un pequeño-gran milagro. ¡Cómo es que, aún sin lograr una pastoral vocacional planificada como lo tienen ciertas diócesis, surgen en las familias de nuestras parroquias! ¡Cómo han confluido las circunstancias, de las que se ha servido el Señor, para que llegaran a esta semana y, posiblemente, llegar a ser sacerdotes!
     ¿Cómo se descubre si hay vocación? He escuchado tantas veces esta pregunta, y suelo incentivar al requiriente que lo decida por él mismo, después de un asiduo trato con Dios. Él mismo lo descubrirá.
     Ahora bien, como formador, me corresponde juzgar sobre lo que veo, después de llevarlo a la oración. Los que han sido formadores podrán aducir tanta experiencia sobre cómo hacerlo, y hay que tomarlo muy pero muy en cuenta, pero, al final, no pueden decidir por uno sino cada formador lo debe hacer.
     En alguna ocasión se me ha señalado por ello. Prefiero dejarlo en las manos de Dios.
     Lo cierto es que solicito su oración para poder cumplir, como Dios quiere, este encargo. Ojalá mi Purgatorio no sea muy severo a causa de lo que me han puesto a hacer y yo libremente he asumido.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Saborear la Cruz

     ¡Qué extraño! Para los que no están íntimamente metidos en Dios, esto resulta una locura, una necedad. Es una paradoja la expresión “saborear la cruz”, pero resulta una verdad comprobada. ¡Cómo es que el cuerpo rehúye lo que le contraría, pero el alma experimentada en las cosas de Dios la ansía! Sólo se puede dar cuando sobresalen motivos sobrenaturales y no rastreramente humanos. Pero es claro que debe ser la Cruz de Cristo y no las cruces que podamos crearnos nosotros.
     Una cosa es sugerirlo –saborear la Cruz- al oído de alguien que está sufriendo, pero otra el vivirlo como experiencia propia. Si uno se ha ido negando en las cosas pequeñas, cuando vengan las grandes costará menos vivirlas, aunque no dejen de doler.
     Paradójicamente, la Cruz, cuando se lleva por Cristo, produce una paz y una alegría que no dan los logros humanos y materiales. Aunque uno se trague las lágrimas, el alma se muestra agradecida con Dios por el don recibido. Entonces se abraza la Cruz, porque uno está siendo un cireneo que ayuda a Cristo a llevar la Cruz.
     ¡Ya quisiera yo vivir una pizca de esta confidencia que me han hecho!

miércoles, 9 de noviembre de 2011

"Templos verdaderos y vivos de Dios"

Interior de la Basílica de Letrán

     En la Iglesia se celebra hoy la Dedicación de la Basílica de Letrán, celebración que se celebraba en la Ciudad Eterna pero que a partir del siglo XII se universaliza. Se celebra en toda la Iglesia porque es la Catedral del Papa, “madre y cabeza de todas las iglesias de la Urbe y del Orbe”.
     La Iglesia propone a la consideración de los sacerdotes, en este día, parte de un sermón de san Cesáreo de Arlés, obispo en lo que ahora es Francia, entre los siglos VI y VII. Habla sobre el templo de Dios, este templo que somos nosotros. son bellas sus palabras, y que comparto con ustedes.
     Si pensamos con atención en lo que atañe a la salvación de nuestras almas, tomamos conciencia de nuestra condición de templos verdaderos y vivo de Dios. Dios habita no sólo en templos levantados por los hombres ni en casas hechas de piedra y de madera, sino principalmente en el alma hecha a imagen de Dios y construida por él mismo, que es su arquitecto. Por esto dice el apóstol Pablo: El templo de Dios es santo: ese templo sois vosotros.
     (...) Antes de que Cristo nos redimiera éramos casa del demonio; después hemos llegado a ser casa de Dios, ya que Dios se ha dignado hacer de nosotros una casa para sí.
     Por esto, nosotros, carísimos, si queremos celebrar con alegría la dedicación del templo, no debemos destruir en nosotros, con nuestras malas obras, el templo vivo de Dios. Lo diré de una manera inteligible para todos: debemos disponer nuestras almas del mismo modo como deseamos encontrar dispuesta la iglesia cuando venimos a ella.
     ¿Deseas encontrar limpia la basílica? Pues no ensucies tu alma con el pecado. Si deseas que la basílica esté bien iluminada, Dios desea también que tu alma no esté en tinieblas, sino que sea verdad lo que dice el Señor: que brille en nosotros la luz de las buenas obras y sea glorificado aquel que está en los cielos. Del mismo modo que tú entras en esta iglesia, así quiere Dios entrar en tu alma, como tiene prometido: Habitaré en medio de ellos y andaré entre ellos.

martes, 8 de noviembre de 2011

"¿Pánico poblacional?"


     El columnista José Raúl González Merlo ha escrito, en su columna Homo Economicus, un artículo sobre la falacia de la alarma del incremento poblacional, a la que se ha sumado también Prensa Libre. Lo que ya afirmábamos anteriormente, viene a confirmarlo el columnista: que la gran riqueza de una nación es su gente, y que de allí ha de salir el recurso para una prosperidad, también en lo material.
     Escribe: La población mundial acaba de alcanzar la cifra simbólica de siete millardos de personas. Nuevas versiones apocalípticas, que el economista Malthus desarrollara en 1798, se hacen presentes. Se teme que la población consumirá todos los recursos más rápido de lo que estos se producen y que altas tasas de natalidad son fuente de pobreza. Una argumentación paradójicamente estéril. El hecho de que la población esté creciendo rápidamente tiene que ver con todo lo bueno que ha pasado en el mundo gracias a la innovación empresarial. Hoy, la gente vive más y mejor.
     Ahora bien, hubiera podido abogar mejor por la vida, pero su perspectiva es económica, así que no le vamos a pedir más. Sin embargo, viene a decir, aludiendo a las consabidas propuestas de control de natalidad de los muchas veces organismos gubernamentales: Suena políticamente incorrecto, pero el mejor anticonceptivo no es la coacción, sino la educación y el desarrollo económico (...). Mujeres y familias más educadas y prósperas tienden a tener menos hijos. Sin embargo, llevado a un extremo, también puede presentar otros problemas. Vean a los países más desarrollados de Europa y encontrarán tasas de crecimiento poblacional negativas.
     El gran economista Julian Simon se refirió a los seres humanos como el “gran recurso”. (...) Lo importante es que las instituciones públicas nacionales e internacionales compartan esa fe y vean al ser humano como la solución al problema y no como la fuente del mismo. (...) Celebremos la humanidad y trabajemos en ser más productivos, innovadores y empresariales y viviremos mejor; independientemente de nuestro número.
     Quien quiera leer el artículo entero, pinche aquí.