lunes, 31 de octubre de 2011

Ésta es mi tierra (Sacatepéquez)

     Sacatepéquez es uno de los departamentos de Guatemala. En varios pueblos de Sacatepéquez, por ejemplo Santiago y Sumpango, con ocasión de la celebración del "Día de los Santos" (1 de noviembre) y del "Día de los fieles difuntos" (2 de noviembre), se elaboran barriletes, "mensajeros de la paz". Pero, lo impresionante de estos "barriletes" ("papalotes" en México) es que llegan a medir hasta 6 metros de diámetro.
     Otra de las características de estas fiestas es un plato típico llamado "fiambre", hecho con varias verduras y carnes, a manera de curtido. Habrá que probarlo... A los "chapines" que están en el extranjero, que no se olviden de estas fiestas, aunque no lo puedan celebrar como aquí.



domingo, 30 de octubre de 2011

Ser sacerdote

Iglesia colonial de Concepción, que lleva fecha de 1621.


Retablo de la iglesia.
     El hecho de un descanso en el ámbito académico me ha dado oportunidad a ayudar pastoralmente en Concepción, comunidad católica que me tocó atender mientras era sacerdote recién ordenado.
     Primero, acompañé al ahora administrador parroquial, el P. Francisco, a un “almuerzo” de unos amigos de esos tiempos. Este pueblo de Concepción se caracteriza por su población totalmente indígena, con la consiguiente dificultad de su acceso a la educación, no sólo porque la gente indígena es frecuentemente obviada, sino que los indígenas mismos tienen en menos la educación escolar. Hacía esfuerzos por predicar en Kaqchikel, la lengua que hablan casi en su totalidad.
     Me dio mucho gusto asistir a acompañar a estos amigos, que tenían como motivo la celebración de haber culminado sus estudios de diversificado una de las hijas de la familia. La incentivé a que siga los estudios universitarios.
     Por la tarde fui a otra comunidad, una aldea, a celebrar la Santa Misa. Me sucedió un incidente gracioso; con lo que cuento no estoy faltando al sigilo sacramental, ya que es la introducción del sacramento:
     Le pregunté al penitente: -janipe’ kan ab’anon ruk’isibäl a “confesión” (hace cuánto te confesaste por última vez).
     A lo que me contestó: -¿Qué dice, Padre?
     Ya se ve que cuesta entendernos con los regionalismos del kaqchikel, y yo no termino de hablarlo como los de aquí, para que nos entendamos con fluidez. Es que, no recuerdo si alguna vez, en esta comunidad, he confesado a alguno en castellano.

"El hombre orquesta"

     Simplemente "impresionante". Me gustan estos cortos. Espero que también a ustedes.

sábado, 29 de octubre de 2011

Culminación del año académico en el Seminario

     En mi tercer período de formador en el Seminario Mayor, he terminado este curso académico. El día de hoy los seminaristas se han marchado a sus casas, gracias a Dios con gran ánimo.
     La mañana fue para darle el adiós principalmente a los de último año, aunque les hemos recalcado que no nos olviden y que ésta es su casa. Es una gran alegría ver a los exalumnos frecuentemente por la casa, visitándonos.
     A varios de los de Cuarto de Teología vino su familia a llevárselos. Desde luego, con las grandes cualidades humanas de sus familias, han reiterado las gracias con sencillez y candor por la formación de sus hijos. ¡Me encanta mi gente!
     Para un formador de futuros sacerdotes, es una gran satisfacción y una gran alegría verlos terminar sus estudios y luego ordenarse. Entiendo que su labor –la del formador- no termina con ellos cuando dejan esta casa de formación sino que continúa.
     Al terminar este curso académico, no hay más que motivos de acción de gracias -y la consiguiente evaluación- por todo lo vivido. También debemos agradecer a todos los que han ayudado para que se lograran los objetivos de la formación, tanto en lo material como en lo espiritual.
     Mientras tomamos un respiro, ya estamos pensando en preparar muy bien las siguientes semanas de convivencia y de formación.

viernes, 28 de octubre de 2011

Siete mil millones de hermanos

     El sábado va a ser gran día: según los estudios realizados, seremos siete mil millones de habitantes sobre la tierra. A propósito de ello, se han elevado voces de alarma sobre el crecimiento poblacional, que ha tenido y tendrá impacto también en nuestro país. Ya me habían advertido que la editorial de Prensa Libre había tomado partido, bastante tendente y claro, sobre el tema de la natalidad.
     Con aires de progresismo y en el papel que se ha arrogado de dirigir las conciencias, la editorial del día de ayer viene a decirnos que hay que reducir la tasa de natalidad, incluso a precio de pasar por encima de “criterios religiosos y éticos”.
     Dice literalmente: “El aumento desmedido de la población guatemalteca se manifiesta en los números: se ha duplicado en unos veinte años, pero en ese mismo lapso no se han duplicado los servicios indispensables para mejorar la calidad de vida, y además, los efectos de la falta de educación y de la cantidad de personas se sienten cada vez con mayor fuerza en el medio ambiente nacional”.
     Recuerdo que aquel analista, economista y catedrático, afincado en Kenia, decía que la riqueza de una nación es su pueblo: cuánto me gustaría decirles a la gente y a los medios –lo hago desde este modesto medio- que la solución no es reducir el número de hijos sino ser más honrados en el gobierno, ser más solidario y caritativo, aprovechar las oportunidades que nos brinda nuestra hermosa tierra.
     Si somos pobres, no es porque ya no haya recursos sino porque, viviendo en el “país de la eterna primavera”, no priorizamos temas como la educación, el trabajo, la familia.
     Para quien quiera corroborar lo que dice Prensa Libre, pinche aquí.

jueves, 27 de octubre de 2011

"Tresmasdos"

     Hace algún tiempo que quería comentar este “asunto”. Me topé, providencialmente, con unos folletitos titulados “3+2”, que comentan algún pasaje del evangelio del día. Editados cada mes, son un recurso magnífico para la oración.
     Se trata de una manera de ayudar a hacer oración a los niños de 12 y 13 años, empresa un tanto difícil si se piensa en la clase de niños que tenemos hoy en día. Como me comentaba un sacerdote, está hecho para los niños, pero lo piden los mayores...
     La siguiente es la presentación del folleto:
Modo de empleo del “3+2
Propiedades: El “3+2” es un producto especialmente diseñado para ayudar a crecer en amistad con Jesús. Fomenta el trato con Dios y el conocimiento propio. Previene la superficialidad y la tibieza.
Indicaciones: Personas jóvenes, dotadas de espíritu deportivo, gran­des ideales y preocupación por los demás.
Dosis: Individualizada. Se comienza con 3 minutos de leer y 2 para ha­blar con Jesús: 5 minutos. Se trata del primer fragmento de cada día. ¿Te animas con el segundo? Asegura Santa Teresa que “quien no hace oración no necesita demonio que le tiente; y quien tiene tan sólo un cuarto de hora al día, necesariamente se salva”... se trata de empezar.
Contraindicaciones: Su consumo no es apto para “mayores”, alérgicos al compromiso, rajones, inmaduros, egoístas ni perezosos.
Efectos Secundarios: Aumenta la intimidad con Dios, provoca alegría contagiosa, ganas de aprovechar el tiempo, sacar buenas notas, disminución de las peleas en casa, sonrisa permanente, anhelos de san­tidad.
________________________________________
Nota: En el mercado existen otros productos similares. El “3+2” es uno más. Actúa como las lentejas, “si no las quieres, las dejas”. (Consulta con tu Médico del alma)
     Para quien quiera, puede visitar la página siguiente del “tresmasdos”, pinchando aquí.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Gaudeamus igitur, iuvenes dum sumus...!

Los alumnos del Trienio, con el P. Julio, profesor

En mi labor de profesor me ha tocado hoy pasar el último examen a los de Teología, en la materia de Pentateuco y Libros Históricos, ya que mi área es la Sagrada Escritura.
     Intenté hacer un examen que expresara lo más importante de los contenidos vistos, pero que no sea complicado para los alumnos.
     Alguno decía, comentando el hecho de que algunos vuelven a sentarse en el “banquillo” del alumno en estudios universitarios, que  los profesores sacerdotes pagan lo que han hecho con los alumnos.
     Viéndolo desde su “lado amable”, es una gran alegría sentarse en el lugar de los alumnos y aprender, aprender, aprender, sin más preocupación que el de entregar cuentas de lo que, en principio, se ha aprendido.
     Desde luego que estoy siendo algo benevolente en la calificación y en la adjudicación de notas. Espero que, dado el caso, Dios se apiade de mí en el Purgatorio.
Gaudeamus igitur
iuvenes dum sumus.
Post iucundam iuventutem,
post molestam senectutem,
nos habebit humus...

martes, 25 de octubre de 2011

El orden de Dios

     Ayer fui a renovar mi licencia de conducir, porque ya se había pasado alguna semana de vencerse. Volví a recordar mis tiempos de “quetzalteco” en el año 1992.
     Además de la agilidad con que me tramitaron el nuevo documento, me admiré mucho del orden con que íbamos llegando los interesados.
     A las ocho de la mañana ya habían algunos haciendo una fila para hacer algún trámite. La fila no crecía demasiado ni menguaba del todo. Alguna vez lo he pensado: ¿y si todos decidiéramos, también sin ponernos de acuerdo, llegar a las ocho de la mañana? ¿Y si los 500 que debían llegar durante el día llegáramos a última hora? Pero no: cuando terminamos y nos venimos, se quedaron a los que les tocaba...
     Lo mismo, con el millón de vehículos que se mueve por la capital: ¿y si confluyeran por la misma calle todos?
     En fin, ¿y si Dios “se durmiera” y nos dejara tender al caos al que solemos?

lunes, 24 de octubre de 2011

Ésta es mi tierra (Quetzaltenango)

     Quetzaltenango es la segunda ciudad en importancia en el país. Situada aproximadamente a 200 kilómetros de la Capital hacia el Occidente, ha acogido a una cada día más numerosa población, además del desarrollo económico que eso supone.
     Cuando estudiaba el bachillerato, tuve la oportunidad de vivir en las afueras de esta ciudad. Viendo estas imágenes he vuelto a recordar aquellos momentos, que parece han sido ayer.
     Es claro que, aunque no sean lugares tan hermosos que puedan competir con los mejores del mundo, son los más bonitos para nosotros, los que vivimos por estos lares, sobre todo por el afecto que han labrado en nuestro corazón. Estos lugares nos resultan tan bonitos, además de por ellos mismos, principalmente por su gente; eso es claro.



domingo, 23 de octubre de 2011

200 años del nacimiento de Franz Liszt

     Compositor húngaro, afamado y virtuoso pianista, Franz Liszt nació el 22 de octubre de 1811. Para celebrar su genio y, por qué no, el don de Dios, ponemos estos videos. Quizá al oído, la música no atraiga demasiado, pero viéndolo, emociona mucho. Eso es lo que me sucede con un concierto de marimba o uno de polifonía, aunque sea televisado.
     El siguiente video, compuesto por Liszt, es de la Rapsodia # 2 para piano y violín. La intérprete es Valentina Lisitsa al piano y Hilary Hahn al violín (fuera de escena).



     Del mismo compositor y de la misma intérprete.


sábado, 22 de octubre de 2011

En la memoria del Beato Juan Pablo II


     No quería dejar de, al menos, poner su imagen en el blog, y unas cuantas letras.
     Los sacerdotes hemos rezado, por primera vez, con el Oficio de su memoria. La liturgia nos ha presentado parte de su paradigmático discurso inaugural de su pontificado. De nuevo resonaron en nuestro corazón y nuestra mente aquellas palabras suyas: “¡No temáis! Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo (...) ¡No tengáis miedo! Cristo conoce ‘lo que hay dentro del hombre’. ¡Sólo Él lo conoce!”.
     Vaya si vino a infundir esa valentía y esa fuerza de Dios a la cristiandad. En Guatemala lo sentimos –aunque no hayamos sido perfectamente conscientes de ese momento histórico-, cuando vino a visitarnos y a sacudirnos y a defendernos en su primera visita, en 1983. Sólo con la perspectiva de los años hemos venido a darnos cuenta de lo determinante que fue este aliento.
     ¡Beato Juan Pablo II, ruega por nosotros!

viernes, 21 de octubre de 2011

Cuando el dolor se hace presente

La Virgen, visitando al tío de San Juan Diego

     Ayer llevé la Comunión a una niña de 13 años, a quien han diagnosticado una grave enfermedad. Sus padres no le han dicho de qué se trata, pero sabe que comenzará un tratamiento muy fuerte dentro de poco. Les pido alguna oración por ella y sus papás.
     Sus papás son aún jóvenes; la niña tiene un hermano más pequeño. Como todo matrimonio, ellos también tienen sus problemas. Pero, cuando viene un duro golpe en la vida, no hay otro arrimo que el de la fe. ¿Quién podrá ayudarnos sino solo Dios? Porque nadie está preparado para algo así.
     La niña, aunque al principio estaba un poco cohibida, se puso a platicar con cierta soltura. Quedamos en que ofrecería sus pequeñas y grandes molestias por los pecados, que rezaría por mí y que yo rezaría por ella.

jueves, 20 de octubre de 2011

Maravilloso sol que nos ilumina

     Al amanecer de hoy me dieron ganas de cantar la canción napolitana “O sole mío”. Después de unos días intensos de lluvia, después de hacer actos de fe de que existía el sol sobre las nubes que la tapaban, volvió a alumbrar y a calentar el sol.
     Después de la Santa Misa, al romper el silencio de la hora temprana, los alumnos del Seminario se pusieron a silbar, a cantar, a disfrutar de los rayos calurosos del sol, para calentar, más que su cuerpo, su corazón.
     Ahora toca a las autoridades reconstruir, no “lo que el viento se llevó”, sino las lluvias y las correntadas. Se lamentan, ciertamente, las pérdidas humanas –porque lo material se recupera o importa menos-, pero hay que retomar el camino.
     ¿Quieren ver algo impactante? Pinchen aquí. Perdonen si les causa afección.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Reglas para la convivencia. Medítalas y cúmplelas



Sería tan fácil la convivencia si todos tuviéramos en cuenta estas sencillas reglas. Razónalas y aplícalas a tu vida, más de un amigo te ganarás.

Si abriste, cierra.
Si encendiste, apaga.
Si conectaste, desconecta.
Si desordenaste, ordena.
Si ensuciaste, limpia.
Si no sabes arreglar, busca quien sepa.
Si no sabes qué decir, cállate.
Si debes usar algo que no te pertenece, pide permiso.
Si te prestaron, devuelve.
Si no sabes cómo funciona, no toques.
Si es gratis, no lo desperdicies..
Si no es asunto tuyo, no te entrometas.
Si no sabes hacerlo mejor, no critiques.
Si no puedes ayudar, no molestes.
Si no sabes, no opines.
Si opinaste, hazte cargo.
Si algo te sirve, trátalo con cariño.
Si no puedes hacer lo que quieres, trata de querer lo que haces.

martes, 18 de octubre de 2011

25 años de sacerdocio del P. Maco

     Hoy estaré de celebración de los 25 años de sacerdocio del P. Marco Antonio Elel, actual párroco de “San Andrés Itzapa”, Chimaltenango. En efecto, en la fiesta de San Lucas Evangelista, allá por el año 1986, fue ordenado, creo, en Chimaltenango.
     Fue párroco mío in illo tempore, cuando yo era seminarista. Tan pronto se pasa el tiempo que hace once años compartimos fraternidad en el sacerdocio.
     Estas celebraciones son de gran alegría, además de por el agasajado, también por el encuentro cordial y fraterno del clero de la diócesis. Desde este blog le felicitamos. ¡Allá vamos...!

lunes, 17 de octubre de 2011

Un "año de la fe"

     Copio y pego: son palabras del Santo Padre en el Ángelus del día de ayer, domingo 16 de octubre.


¡Queridos hermanos y hermanas!
Ayer y hoy ha tenido lugar en el Vaticano un importante encuentro sobre el tema de la nueva evangelización, encuentro que concluyó esta mañana con la Celebración eucarística por mí presidida en la Basílica de San Pedro. La iniciativa, organizada por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, tenía el objetivo principal de profundizar en los ámbitos de un renovado anuncio del Evangelio en los Países de antigua tradición cristiana, y al mismo tiempo ha propuesto algunos testimonios y experiencias significativas. A esta invitación han respondido numerosas personas de todas partes del mundo, comprometidas en esta misión, que ya el Beato Juan Pablo II había claramente indicado a la Iglesia como un urgente y apasionante desafío. Él, en la huella del Concilio Vaticano II y de aquel que puso en marcha su actuación -el Papa Pablo VI- ha sido de hecho tanto un incansable defensor de la misión ad gentes, o sea a los pueblos y a los territorios donde el Evangelio aún no ha echado raíces, como un heraldo de la nueva evangelización. Son, estos, aspectos de la única misión de la Iglesia, y es por lo tanto significativo considerarlos juntos en este mes de octubre, caracterizado por la celebración de la Jornada Misionera Mundial, precisamente el próximo domingo.

Como he hecho hace poco durante la homilía de la Misa, con gusto aprovecho de esta ocasión para anunciar que he decidido convocar un especial “Año de la Fe”, que comenzará el 11 de octubre de 2012 –50° aniversario de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II– y concluirá el 24 de noviembre de 2013, Solemnidad de Cristo Rey del universo. Las motivaciones, las finalidades y las líneas directivas de este “Año”, las he expuesto en una Carta Apostólica que será publicada en los próximos días. El Siervo de Dios Pablo VI convocó un análogo “Año de la fe” en 1967, con ocasión del décimo noveno centenario del martirio de los Apóstoles Pedro y Pablo, durante un periodo de grandes cambios culturales. Considero que, transcurrido medio siglo de la apertura del Concilio, ligada a la feliz memoria del Beato Juan XXIII, sea oportuno recordar la belleza y la centralidad de la fe, la exigencia de reforzarla y profundizarla a nivel personal y comunitario, y hacerlo en perspectiva no tanto celebrativa, sino más bien misionera, en la perspectiva, justamente, de la misión ad gentes y de la nueva evangelización.

Queridos amigos, en la Liturgia de este domingo se lee lo que san Pablo escribió a los Tesalonicenses: “Os fue predicado nuestro Evangelio no sólo con palabras, sino también con poder y con el Espíritu Santo, con plena persuasión”. Que esta palabra del Apóstol de las gentes sea auspicio y programa para los misioneros de hoy –sacerdotes, religiosos y laicos– comprometidos en anunciar a Cristo a quien no lo conoce, o a quien lo ha reducido a simple personaje histórico. Que la Virgen María ayude a cada cristiano a ser un válido testimonio del Evangelio.

Ésta es mi tierra (San Juan La Laguna)

     Es uno de los pueblos que se encuentra a orillas del Lago de Atitlán. Se sitúa entre los pueblos de San Pedro La Laguna y San Pablo La Laguna.
     Hace algunos días tuve la ocasión de volver a disfrutar de un paseo en lancha sobre el lago, camino a este pacífico y precioso pueblo. El pueblo es pequeño, pero su gente tiene corazón grande.
     El templo parroquial está en construcción desde hace dos años, creo. Están levantando un maravilloso templo hecho de piedra, dispuesto en tres naves en el interior. Ya me gustaría verlo terminado.
     El video muestra una imágenes del pueblo y parte de su cultura. Un saludo a su "párroco", el P. Julio César.





domingo, 16 de octubre de 2011

Termina el curso académico en el Menor

     Ayer culminó el curso académico en el Seminario Menor. Además de unirme el afecto a esta institución –que hacen una con el Mayor–, la veo con ojos de fe.
     Con ojos de fe, porque hemos palpado su eficacia de cara a incentivar las vocaciones y formarlas, luego. Con ojos de fe, porque la Iglesia incentiva a que haya seminarios menores en las diócesis, debido a su eficacia. Con ojos de fe porque, a pesar de los embates frecuentes, el Seminario Menor sigue funcionando: Dios lo quiere.
     Con ojos humanos, también, porque tiene gran eficacia de cara a preparar las vocaciones al sacerdocio: las estadísticas lo evidencian. Además, en el caso de los que no siguen en el Seminario Mayor, los jóvenes bachilleres van a actuar de fermento en la sociedad con la preparación que tienen.
        Además, no quiero dejar de agradecer a los formadores por su labor escondida –Dios lo ve– pero eficaz. El P. Lee, rector hasta ahora del Menor, dejará su cargo y pasará a ayudar a una parroquia, la de Patzún. Gracias, P. Lee, por tu labor. Dios te bendecirá abundantemente.
     Desde luego, este fin de curso es motivo de acción de gracias a Dios. Le pedimos nos siga bendiciendo con abundantes bendiciones, y los dones necesarios para que el trabajo en favor de los futuros sacerdotes sean eficaces.

viernes, 14 de octubre de 2011

Sigue el invierno

     Estos vientos y lluvias –sean llamados como los llamen técnicamente: depresión tropical, huracanes...– están anegando el país con lluvias tan intensas; ¡y eso que alguien había pronosticado: el invierno ha acabado! La depresión tropical E-12 está en el Caribe, y afecta a todo el país. Me da pena pensar en cómo estarán en las islas caribeñas. Los medios de comunicación han anunciado el pronóstico: 36 a 48 horas más de lluvias.
     “Sololá” viene de “Tzoloj ya”, que significa “Caída de agua”, en alusión a La Catarata, que se sitúa a tres kilómetros del pueblo, camino a Panajachel. De por sí, con tales lluvias, la tierra ya no puede absorber más agua y empieza a destilarla; pero esto dura durante bastante tiempo, incluso acabado el invierno.
     Aunque por momentos deja de llover –el clima es inestable–, los desastres causados están sin resolver todavía. Nos ha afectado directamente en el Seminario en cuanto a que algunos profesores no han podido llegar a dar sus clases, debido a la dificultad del desplazamiento. Nosotros seguiremos la recomendación girada y que no nos cuesta nada cumplirla: permanecer en casa. Mientras, trataremos de aprovechar el tiempo en tantas asuntos de formación.
     El del video es uno de los derrumbes ocurridos cerca de Sololá.



jueves, 13 de octubre de 2011

Examen de Temario en el Seminario Menor

     Me han nombrado examinador de los alumnos del Bachillerato en la asignatura del Temario. Se trata de una serie de temas que pretende ser una visión global de la carrera, en este caso, de Bachillerato en Ciencias y Letras. Ciertamente, mi conocimiento de las ciencias experimentales son escasos, por no decir nulos, pues estas materias las cursé hace unos cuantos años... Sin embargo, otros temas sí me son más familiares, como los de la Literatura y la Historia. Una asignatura pendiente para mí es el estudio de la Historia de Guatemala, que intentaré subsanar poco a poco.
     Dentro de un momento voy para los exámenes mencionados. Supongo que los pobres alumnos estarán nerviosos, pues es el último examen y deben exponer alguno de los temas que elijan al azar cinco minutos antes. Ojalá no les traicionen los nervios.
     Por supuesto, intentaré tener presente mi época de alumno pues, como todos, pasé por ello y me costó un tanto también.
     Desde luego, es una alegría poder ayudar en esto. Además, el Seminario Menor está en la última etapa de este curso académico. Los demás alumnos han terminado ya sus exámenes y ahora estarán, según tengo entendido, en convivencia y limpieza del edificio, para dejarlo disponible para las próximas actividades.
     El sábado próximo se graduarán 28 bachilleres, Dios mediante, de los cuales varios pasarán al Seminario Mayor. Los encomendaremos. Felicitamos a alumnos y formadores por este curso que pronto concluirán.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Humildad, ciencia, Rosario: una anécdota

     Para celebrar a la Nuestra Señora del Pilar, una anécdota sobre el Rosario. La siguiente anécdota es aleccionadora, candorosa, clara. ¿Saben de quién se trata?
     A fines del siglo XIX en Francia, viajaba en el tren un señor de cierta edad que en su asiento aprovechaba rezar el Santo Rosario, sosteniéndolo entre las manos. Al lado, un joven leía concentradamente un libro voluminoso, pero sin dejar de fijar la vista cada tanto en el Rosario que llevaba este señor. hasta que, tal vez de no aguantarse más, el joven le dirigió la palabra comenzándole a hablar acerca de las maravillas de los avances científicos de la época, los grandes descubrimientos de la ciencia, que ya permitían explicar la creación y los misterios de la vida sin necesidad de creencias religiosas o míticas; de cómo en lugar de estar perdiendo el tiempo rezando y creyendo en supercherías, podría instruirse por ejemplo, a través de libros como los que él iba leyendo, que explicaban todas estas cosas. El señor mostró interés en lo que le decía, pero no quería dejar sin terminar su Rosario. entonces acordaron que el joven le prestaría uno de sus libros, dejándole su dirección para que se lo devolviera.
     Un tiempo después, el joven recibió un paquete, que además del libro que había prestado, traía una nota de agradecimiento que decía: --Le agradezco mucho el haberme prestado este libro, que me ha servido mucho para aprender, y lo he encontrado muy interesante. Sin embargo, por nada del mundo dejaría de rezar mi Rosario todos los días. Firmado: Luis Pasteur. Instituto de Investigaciones Científicas de París.

martes, 11 de octubre de 2011

No al aborto: el caso de Steve Jobs

      Hace algunos días falleció Steve Jobs, cofundador de Apple, empresa que tiene como logotipo la famosa manzanita con un mordisco. En un discurso suyo en la universidad de Stanford, en 2005, cuenta que su madre biológica no la quería tener, por lo que, al menos, decidió darlo en adopción una vez que nazca. Menos mal no pensó en abortar...


     Más allá de los partidismos que algunos predican de la figura de Apple y Jobs –estos “predicadores” sabrán más cosas que nosotros- vean esta caricatura simpática que le hicieron, recordando al protagonista de los medios de comunicación de la semana pasada. Es una caricatura de un diario holandés.



lunes, 10 de octubre de 2011

Ésta es mi tierra (1930-1935)

     Me parece que este que este video no lo he colgado antes. De todos modos, su encanto me permitirá tener un margen de error en presentarlo como "nuevo" para este blog.
     

domingo, 9 de octubre de 2011

¿Cuándo llegaré al Cielo?

En el arte paleocristiano, la representación
del Cielo como banquete fue común. 

     Son muy sugerentes las figuras que nos presentan las lecturas de la Misa de hoy (Is 25,6-10; Sal 22; Flp 4,12-14.19-20; Mt 22,1-14). Alguna vez nos habremos topado con la mente fuera de nuestro cuerpo, pensando en cosas que, precisamente, no nos las sugieren las cosas materiales sino en contraste. Es obvio que las lecturas hablan de la Iglesia, pero prefiero, ahora, aplicarlas a la realidad del Cielo, una interpretación muy válida.
     Un banquete, fiesta, en compañía de amigos, comidas y bebidas exquisitas: son los ejemplos que utiliza Dios para mostrarnos lo que “ni ojo vio, ni oído oyó, ni pasó por el corazón del hombre lo que Dios tiene preparado para los que lo aman”. Éstas son palabras de San Pablo. Encima, estos goces serán, como nos lo enseñan la Iglesia y la Revelación, “para siempre, para siempre, para siempre”. Como cuando alguien sediento viene a saciarse con la bebida más exquisita y, habiendo apagado su sed, quiere seguir bebiendo: en el Cielo se podrá.
      Entonces, ¿qué importan las contradicciones actuales si las llevamos por amor? “No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante...”

sábado, 8 de octubre de 2011

"Qué te pasó, Campero"

     En su colaboración de hoy en Prensa Libre, el columnista Juan Carlos Lemus ha escrito sobre el “caso Pollo Campero”. Hace algunos días se anunció el cambio del logo de la empresa en Estados Unidos. El autor se lamenta del descuido comercial que ha tenido la empresa, que debería tener como principal objetivo: el cliente. Personalmente, ya no me atrae, ni mucho ni poco, recurrir a este restaurante, quizá porque me estoy haciendo mayor... El punto de vista del autor del artículo me parece acertado y, puestos a apreciar, tiene, el autor, buena pluma.
     Véalo. Ante mi nariz lo tengo, magullado y triste como si lo hubiesen sacado a empujones del gallinero. Este capón más parece una flaca paloma de la Catedral. Pierna y pechuga lucen magras. Al herirles la parte gorda para encontrar dentro algo de aquel aroma con el que nació en los años 1970, aparece una carne pálida, humeante, inodora, sin amor culinario alguno, como si solo se hubiera cumplido con un requisito de cocción.
     Véalo. Ante mi nariz lo tengo, magullado y triste como si lo hubiesen sacado a empujones del gallinero. Este capón más parece una flaca paloma de la Catedral. Pierna y pechuga lucen magras. Al herirles la parte gorda para encontrar dentro algo de aquel aroma con el que nació en los años 1970, aparece una carne pálida, humeante, inodora, sin amor culinario alguno, como si solo se hubiera cumplido con un requisito de cocción.
     Algo en este platillo no está bien y estoy seguro de que no es un error de los cocineros, meseros ni gerentes, todos personas tan esmeradas y amables. El problema tiene que venir de la parte alta de la cascada, del pico del cuadril. Y no me refiero a un pleito personal de la familia Gutiérrez —eso no me interesa a la hora de meter este tenedor—, sino a la falta de tino empresarial. O para mejor decirlo: se durmieron en sus laureles.
     Pero vamos por piezas, como diría un cocinero. El gran hallazgo culinario urbano de la segunda mitad del siglo XX se llamó Pollo Campero. Su fragancia se colaba por los callejones, casas y autobuses. Era un deleite consumir un pollo distinto al que nos vendían en los mercados o nos cocinaban en casa. Nuestros paisanos que viajaban a Estados Unidos abordaban el avión con un par de cajas. Era el favorito, sin duda.
     Traigo a la mesa el tema en honor de los cientos de miles de familias que lo consumen y gastan buena parte de su salario en un pollo que hace años dejó de ser apetitoso. Sus dueños deberían revisar con honestidad el porqué y en qué momento se perdió la mística y el registro de paladar que descubrieron cuando lo lanzaron al mercado. Si cambiaron la fórmula para acelerar la producción, recuerden que sus clientes merecen más calidad y justicia de compraventa.
     Una lógica bastante amañada nos dice que si el producto no fuera bueno, no se consumiría. Es cierto que, a pesar de todo, Campero es un poco mejor que esos pollos desabridos que ofrecen McDonald’s o Burger King, por ejemplo, pero ese no es un signo de exquisitez para un producto que tuvo la oportunidad de permanecer como una célebre invención gastronómica urbana.
     Su expansión por el mundo demuestra éxito económico, pero su verdadero triunfo será devolverle aquel sabor que perdió hace años, más ahora que esa cadena de restaurantes anunció que cambiará su imagen y fachada, ampliará el menú y modificará su logotipo. Más valdría la pena que lo cocinaran de mejor manera; recuerden que si es “tan guatemalteco como tú” —según su eslogan—, muchos querríamos que se nos representara con más estima; de lo contrario, mejor harían en excluirnos de tan honrosa dedicatoria.
     No sé cómo lo saborearán nuestros paisanos en el extranjero, pero aquí es cada vez menos tierno, nada jugoso y más grasiento que crujiente. Quienes fuimos adictos a el, a su toque tan único y sorprendente, hoy sentimos algo parecido a lo que una hincha de la Barbie experimenta cuando ve a esa muñeca recostada en cualquier tienda de 9.99.
     El grupo empresarial que lo maneja debería acudir, con toda su familia, a uno de sus propios restaurantes, pedir el menú—les recomiendo el puré, la hamburguesa y una pechuga—, hacer su orden y… a disfrutar se ha dicho.

viernes, 7 de octubre de 2011

En la fiesta de Na. Sra. del Rosario


     Para no escribir lo mismo, suelo revisar lo que escribí en ocasiones anteriores, y me encontré con las 15 promesas hechas por la Virgen a quien rece devotamente el Santo Rosario. A quien quiera recordarlas, puede pinchar aquí.
     Hoy hemos rezado el Santo Rosario a primera hora de la mañana, previendo que tendremos la celebración de la Santa Misa por la tarde. Lo hemos rezado juntos, seminaristas y formadores, disfrutando del frescor matinal: la devoción era más fácil, y cada Avemaría calaba más hondamente.
     Me he recordado, además, del afiche, que he colocado arriba, que ha promovido y divulgado la Conferencia Episcopal de Guatemala con ocasión del Mes del Rosario, pidiendo a la Virgen por la vida y la paz en nuestro país. Personalmente, me he hecho el propósito de rezar mejor, con más amor y atención, el Avemaría, cada vez que aflore a mis labios.

jueves, 6 de octubre de 2011

Un día atípico

     Ayer, el clero de la Diócesis tuvo retiro mensual: el P. Pedro P. tuvo una magnífica predicación; expresó, al terminar, que descansaría después de la tensión, porque, habiéndose ordenado recientemente, ya le habían puesto delante de los sacerdotes a predicar...
     Por la mañana hubo espacios nublados con lluvia y espacios soleados: el clima fue cambiante. Pero, por la tarde, hacia las 4:10 de la tarde, estaba pasando un examen de Ética a un grupo de alumnos cuando tembló la tierra. El epicentro fue en Huehuetenango, según las noticias, lugar situado al noroeste del país. Calculo que haya sido de unos 4.5 ó 5 grados de magnitud. Y dijo un contertulio en la cena: “Ya se acabó el invierno”. No sé si lo dio en broma o convencido. Al menos hace algunos años, cuando pronunció la sentencia, vino nada más y nada menos que el Huracán Mitch.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Revisando mi investigación

     Metido en el trajín diario, no me queda tiempo para repasar temas que hasta hace poco eran, con ilusión o sin ella, mi “entretenimiento”. De repente ha llegado una comunicación por el correo electrónico de que debía arreglar un asunto con mi investigación y su publicación. Sin pretenderlo, he vuelto a desempolvar la tesis y revisar lo que escribí allí.
     Sin buscarlo, me he vuelto, mentalmente, a mi sitio en la Biblioteca de Humanidades en la Universidad de Pamplona. Me recuerdo del número de mesa que ocupé, los vecinos que tuve mientras allí investigaba, hasta el cansancio que me produjo esa etapa.
     Además, me he puesto nuevamente a escribir en griego y en hebreo, con la consiguiente dificultad de manejar con soltura la computadora para que obedezca mis intenciones, sobre todo cuando no se tienen todos los recursos. Pero, creo que bien merece la pena. ¡Todo merece la pena si Dios está en ello; sí que le interesa Él!

martes, 4 de octubre de 2011

Taylor Ware, otra cantante

     El siguiente video va dedicada al Rector del Seminario, a quien, cuando tiene oportunidad, escucha unos CD's de bluegrass.
     Resulta, hasta cierto punto, cómico, pero no es más que la revelación de otra voz prodigiosa. Esta niña, Taylor Ware, de 12 años, canta un tipo de música denominado yodel. La pieza del video es conocido como "Crazy Yodeling". El título original de la canción es "She Taught Me To Yodel". Lo de "Crazy Yodeling" es el título que le pusieron al video que nada tiene que ver con el nombre de la canción, pues solo describe el acto: "Crazy" Loco... "Yodeling" Cantar Yodel.
     El yodel es un estilo musical tradicional en los países de los Alpes (Austria, Suiza e Italia) y es muy difícil de cantar correctamente.

lunes, 3 de octubre de 2011

Ésta es mi tierra

     Santiago Atitlán es uno de los pueblos más emblemáticos de la orilla del Lago de Atitlán. Se encuentra dentro de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango a la que pertenezco. Además de conocer más o menos bien este pueblo tan pintoresco, quiero sacar algún día para ir a recrearme por allí.
     Concepción Ramírez Mendoza es una señora indígena de este pueblo, cuyo rostro se encuentra en una de las monedas de nuestro país (la de 25 centavos). El video es una entrevista a la personaje, y tenemos la oportunidad de ver un trozo de un recorrido sobre el lago de Atitlán.
     Me resulta simpático el video que cuelgo abajo, porque muestra cómo se adornan las mujeres con el Tocoyal (xaq'op, en mi lengua), un atuendo que utilizan las mujeres indígenas en la cabeza.
     Últimamente el tocoyal ha caído en desuso entre las jóvenes, y ha quedado reservado preferentemente para grandes celebraciones culturales y ceremoniales. Su función original era proteger y adornar el cabello de las mujeres, que acostumbraban a dejárselo crecer hasta abajo de la cintura.

domingo, 2 de octubre de 2011

"Ángel de mi guarda..."

     Hoy celebramos la memoria de los Santos Ángeles Custodios, aunque no podamos celebrarlo litúrgicamente. A ver si te has planteado alguna vez estas preguntas:
     El ángel de la guarda, ¿es hombre o es mujer? ¿Tiene color? ¿Tiene, en verdad, alas, como nos lo pintan? ¿Se puede desplazar en el espacio, sin tener un cuerpo como el nuestro? ¿Cuándo nació? ¿Tiene un nombre? ¿Cuán poderoso es? ¿Alguna respuesta? Pincha aquí.
     Son preguntas legítimas, pero quizá podrían ser producto de curiosidad. Aunque, les confieso, no me gusta esa representación un tanto afeminada del ángel custodio, quizá pintados así por su bondad y su “espiritualidad”, pero que están lejos de la realidad.
     Me sugerían, hace poco, esta siguiente consideración. ¿Se acuerdan de aquellos demonios, que se llamaban Legión porque eran muchos, de los que habla el evangelio. Con el permiso de Jesús se metieron en los cerdos que se precipitaron acantilado abajo y se ahogaron. ¡Cuánto horror tenían aquellos conciudadanos que presenciaban los espectáculos del endemoniado!
     Ahora bien, ¿cuán fácil lo tendría el demonio de hacer y deshacer en nosotros su obra maligna si el ángel custodio no nos defendiera? Si no lo estuviera, estuviéramos desprotegidos. ¿Acaso no se le debe al ángel de la guarda una protección impresionante que el Demonio no puede con él y nos tiene los días en paz? El que pasemos los días tranquilos, sin sobresaltos, será porque tenemos un ángel que nos ayuda.
     El ángel de la guarda es tu amigo, tu protector, alguien dedicado a tu exclusivo cuidado. ¡Trátale!