sábado, 30 de abril de 2011

Mi encuentro con Hugo Alejandro

     El día de ayer estaba con el agua al cuello con actividades pastorales propias de un párroco: atender a visitas, confesar, celebrar la Santa Misa, desayunar…
     Me llamaron al hospital nuevamente para bautizar de emergencia a un niño, como en alguna otra ocasión: se llamaba Hugo Alejandro. Me ha esperado y acompañado una señora, la que requirió mis servicios sacerdotales, una conocida de la mamá del niño, feligreses de Argueta, Sololá. Vi al niño menudo, algo desasosegado, todavía de pocos meses de edad.
     Lo que más me llamó la atención, esta vez, fue que el niño es adoptado. No sé qué historia habrá detrás de este caso, pero la mamá podría tener ya unos cincuenta y pocos años de edad, si no más, ya que soy malo para calcular edades. Me ha alegrado mucho, por cierto, porque esta criatura tendrá quien la cuide, sacrificando, quien haga de mamá, la “comodidad” de su posible situación. Mamá no es quien engendra sino quien ama.
*****
     Estamos a la espera de la Beatificación de Juan Pablo II. Aunque algunos medios de comunicación se han prestado a críticas -por ejemplo, Prensa Libre, por momentos-, sin duda que Juan Pablo II es bien visto por muchísima gente. Con razón le han llamado "El Grande". Con todo el movimiento que ha generado el presente acontecimiento, vuelve a demostrarse el sentir común y continuamente aclamado: "¡Juan Pablo Segundo, te quiere todo el mundo!"

viernes, 29 de abril de 2011

Charlie Fox y su protagonismo en “Encontrarás dragones”

     Me recuerdo de lo que se ha dicho, no sé quién lo haya dicho primero: “El que sabe poco, habla mucho; el que sabe algo, habla algo; el que sabe mucho, habla poco”. Se ha dicho de tantas maneras, pero que llega a ser cierto. Tantas veces se habla de lo que no se conoce.
     Al protagonista de la película “Encontrarás dragones”, en el que se cuenta dos historias paralelas, vividas en forma radicalmente distintas, una de esas historias es la de San Josemaría Escrivá. A Charlie Fox le hicieron la siguiente entrevista, que hará falta pinchar en la foto para agrandarla.


jueves, 28 de abril de 2011

     Algo que no terminaba de creer es el comentario que me hicieron sobre el rendimiento de nuestros maestros, que explica en parte el nivel educativo de nuestro país, alarmante, por cierto.
     De 180 días laborables previstos en el año, el año pasado los maestros cumplieron con ¡sólo 80!, debido a huelgas y desastres naturales y humanos… “Los lunes, ni las gallinas ponen”, dicen por aquí, por lo que el lunes a veces no se aprovecha bien. Otro dato es el que arroja un estudio hecho sobre las horas aprovechadas durante el día, y ha salido que de las 5 horas, sólo 3 se aprovechan bien.
     ¿Quién tiene la culpa? Creo que no hay que repartir culpas. Simplemente que quien tenga la responsabilidad de este trabajo que cumpla, y no evada su grave obligación de formar la personalidad de los miembros de nuestra sociedad actual y futura.

miércoles, 27 de abril de 2011

"Respeto, señores"

     En conversaciones, muchas veces fortuitas, con miembros de otra religión, intento hablar siempre de tolerancia, de respeto, de comprensión, de fraternidad. Si todos valoráramos los valores de los demás y tratáramos de comprender su actitud, este mundo en el que vivimos sería más hermoso. Me ha gustado el artículo de María del Rosario Molina, en “Prensa Libre” del día de hoy, sobre el respeto que se debe a las personas, también en la opinión. No sé si los ofendidos tengan más credibilidad en su defensa que en la de quien no comparte la misma perspectiva, en este caso, de la misma fe. Me refiero, en concreto, al respeto de las creencias cristianas por parte de alguien que se profesa agnóstica.
     Me choca la forma en que se dirigen a la señora Torres y al señor Pérez Molina, los dos precandidatos con mayor número de votos a su favor según las encuestas. No hay, en verdad, necesidad de decirles groserías. Será la Corte de Constitucionalidad la que decida si la señora puede participar o no en las elecciones y no hay razón para llamarla con ciertos epítetos, como tampoco la hay para tratar de involucrar al señor Pérez en actos en los que no hay ninguna evidencia de que fuera partícipe. Más de algún columnista —de otros diarios— y varios partidarios políticos de ambos, han saltado la valla de la decencia y han incurrido en excesos. Debe recordarse que los periódicos tienen ediciones electrónicas leídas en el mundo entero y eso resulta vergonzoso.
     Tampoco me parece correcto, de lo poco que vi en el desfile de la Huelga de Dolores —por la que siempre he guardado simpatía— que llevaran a una persona que representaba a Jesús con la cruz a cuestas y le ofrecieran irrespetuosamente latas de cerveza con el nombre de un bípedo emplumado. Que se sepa Él no bebía cerveza, sino en todo caso vino, como los hebreos de su época. Se relata que su primer milagro fue, precisamente, convertir el agua en la dicha bebida en las bodas de Caná (no de Canaán). En la Última Cena, al instituir la comunión, lo bendijo junto con el pan y cuando iba rumbo al Calvario nadie le dio “trago”. Le limpiaron el sudor, lo ayudaron al caer o lo insultaron, pero no le ofrecieron bebidas espirituosas.
     Que conste que quien esto escribe no es ninguna “cachureca” (apodo dado a los conservadores, y por extensión a los “iglesieros” en la Guatemala decimonónica, usado aún para designar a estos últimos), sino una agnóstica que respeta cualquier religión, y con mayor razón la católica y las de origen evangélico, porque veneran a ese Ser amoroso que ofrendó su vida por la humanidad. Ofrenda aparentemente inútil, pues el hombre (e incluyo a la mujer, ya que el término engloba a ambos) tiene “mala levadura”, como decía el gran poeta Rubén Darío en su magnífico poema, filosófico si los hay, Los motivos del lobo.
     Y a propósito de la Huelga he estado recordando que antes los chicos “sancarlistas” hacían una velada en el cine Lux en la noche anterior al desfile y “no dejaban santo parado” (chapinismo por criticar a todos). No olvido un chiste que me dedicaron: “¿Por qué parece italiana Miss Guatemala? La respuesta: “Porque tiene canillas de espagueti”. Era una ocurrencia ingeniosa, aunque desde luego falsa… y lo digo sin falsa modestia.
     Por recordar las veladas me aparté del tema: La falacia “ad hominem”, es decir, el insulto personal no debe tener cabida en la contienda electoral y tampoco deben parodiarse asuntos religiosos. Es recurrir a lo bajo, a lo feo, a lo criticable…

martes, 26 de abril de 2011

Ésta es mi tierra (Atitlán)

Maravillosa vista panorámica
Vista desde un transbordador
     Por darle cabida a la entrada de ayer, he dejado para hoy la de nuestro encuentro semanal con lugares de Guatemala.
     Una de las estampas características del paisaje guatemalteco lo constituye el hermoso lago de Atitlán, situado dentro de nuestra Diócesis de Sololá-Chimaltenango.
     El lago está situado a 1560 metros sobre el nivel del mar, con una extensión de 130 kms2. Tiene tres volcanes en su orilla sur: San Pedro, Atitlán y Tolimán. Dos corrientes de opinión hay sobre el origen del lago: la primera sostiene que la cuenca en el que se sitúa el lago es un antiguo cráter volcánico muerto; la segunda, que el nacimiento de los volcanes obstruyó el paso de los ríos que vienen del norte, lo que formó el lago. Se ha sondeado hasta 350 metros de profundidad del lago, pero la profundidad en algunas partes aún no se conoce.
     Una de las características del lago es el viento que sopla hacia mediodía desde el sur llamado Xocomil.
     Los poblados de alrededor están habitados en su mayoría por indígenas, de tres culturas distintas: Tzutuhil, Kiché y Kaqchikel.

lunes, 25 de abril de 2011

Sentido pésame al P. Víctor y a su familia

     Desde este blog envío al P. Víctor, Rector del Seminario, y a su familia, mi más sentido pésame por la muerte de su papá el día de ayer. Creo recoger el sentir de toda la familia del Seminario, tanto de formadores como de alumnos.
     Don Francisco, como se llamaba el papá del P. Víctor, falleció el día de ayer, Domingo de Resurrección, y fue inhumado el día de hoy en el cementerio municipal de San Lucas Tolimán. En la celebración de la Misa exequial concelebramos 19 sacerdotes, además de otros que llegaron más tarde para dar el pésame al P. Víctor, a su mamá, doña Delia, y a sus hermanos.
     Les acompañamos en su dolor.

domingo, 24 de abril de 2011

¡Felices Pascuas de Resurrección!

     Nos felicitamos por los cumpleaños, por la Navidad…, ¿cómo no felicitarnos por la Resurrección del Señor? Por eso les deseo a todos: ¡Felices Pascuas de Resurrección!
     En la Resurrección del Señor se fundamenta nuestra fe. La Resurrección del Señor es el mayor de los milagros que lo acredita como Hijo de Dios. Si Dios con nosotros, ¿quién contra nosotros?, parafraseamos con san Pablo. ¡Cuánto desearía que todos se contagiaran con la alegría que da el saberse vencedores siempre, pues Dios está con nosotros. ¡Cristo vive! Aunque a veces parece que duerme, Él siempre está pendiente de nosotros.
     Dios los bendiga a todos.

sábado, 23 de abril de 2011

El descanso del Señor

     Ayer murió Dios en carne mortal –tan vivos son los signos litúrgicos y tanta fuerza sobrenatural tienen–. Hace falta tener un corazón tan duro como para no conmoverse por la muerte de alguien que le ama.
     A estas celebraciones, se ha unido en mi corazón una pena. Les había comentado el martes pasado que mi abuela estaba en agonía. Le había administrado la Unción de los Enfermos. Falleció el día de Jueves Santo. Hoy celebraremos, mi hermano y yo, las Exequias y esteremos en su entierro. La sepultaremos, así como el Señor está sepultado ahora. Estamos con la esperanza puesta en Dios en que la resucitará el último día, así como celebraremos hoy, en la Vigilia Pascual, la resurrección del Señor. Me comentó un sacerdote: “se fue a celebrar la Pascua del Señor en el Cielo”. Confío en eso. Les pido una oración por su alma.
     Mientras tanto, les dejo con un texto maravilloso con que los sacerdotes rezamos en este día de Sábado Santo, tomada de una homilía antigua sobre el santo y grandioso sábado. Para quien no lo tenga a la mano, disfrute de su lectura orante.
     ¿Qué es lo que pasa? Un gran silencio se cierne hoy sobre la tierra; un gran silencio y una gran soledad. Un gran silencio, porque el Rey está durmiendo; la tierra está temerosa Y no se atreve a moverse, porque el Dios hecho hombre se ha dormido Y ha despertado a los que dormían desde hace siglos. El Dios hecho hombre ha muerto y ha puesto en movimiento a la región de los muertos.
     En primer lugar, va a buscar a nuestro primer padre, como a la oveja perdida. Quiere visitar a los que yacen sumergidos en las tinieblas y en las sombras de la muerte; Dios y su Hijo van a liberar de los dolores de la muerte a Adán, que está cautivo, y a Eva, que está cautiva con él.
     El Señor hace su entrada donde están ellos, llevando en sus manos el arma victoriosa de la cruz. Al verlo, Adán, nuestro primer padre, golpeándose el pecho de estupor,
     El Señor hace su entrada donde están ellos, llevando en sus manos el arma victoriosa de la cruz. Al verlo, Adán, nuestro primer padre, golpeándose el pecho de estupor, exclama, dirigiéndose a todos: «Mi Señor está con todos vosotros.» Y responde Cristo a Adán: «y con tu espíritu.» Y, tomándolo de la mano, lo levanta, diciéndole: «Despierta, tú que duermes, Y levántate de entre los muertos y te iluminará Cristo.
     Yo soy tu Dios, que por ti me hice hijo tuyo, por ti y por todos estos que habían de nacer de ti; digo, ahora, y ordeno a todos los que estaban en cadenas: "Salid", y a los que estaban en tinieblas: "Sed iluminados", Y a los que estaban adormilados: "Levantaos."
     Yo te lo mando: Despierta, tú que duermes; porque yo no te he creado para que estuvieras preso en la región de los muertos. Levántate de entre los muertos; yo soy la vida de los que han muerto. Levántate, obra de mis manos; levántate, mi efigie, tú que has sido creado a imagen mía. Levántate, salgamos de aquí; porque tú en mí y yo en ti somos una sola cosa.
     Por ti, yo, tu Dios, me he hecho hijo tuyo; por ti, siendo Señor, asumí tu misma apariencia de esclavo; por ti, yo, que estoy por encima de los cielos, vine a la tierra, y aun bajo tierra; por ti, hombre, vine a ser como hombre sin fuerzas, abandonado entre los muertos; por ti, que fuiste expulsado del huerto paradisíaco, fui entregado a los judíos en un huerto y sepultado en un huerto.
     Mira los salivazos de mi rostro, que recibí, por ti, para restituirte el primitivo aliento de vida que inspiré en tu rostro. Mira las bofetadas de mis mejillas, que soporté para reformar a imagen mía tu aspecto deteriorado. Mira los azotes de mi espalda, que recibí para quitarte de la espalda el peso de tus pecados. Mira mis manos, fuertemente sujetas con clavos en el árbol de la cruz, por ti, que en otro tiempo extendiste funestamente una de tus manos hacia el árbol prohibido.
     Me dormí en la cruz, y la lanza penetró en mi costado, por ti, de cuyo costado salió Eva, mientras dormías allá en el paraíso. Mi costado ha curado el dolor del tuyo. Mi sueño te sacará del sueño de la muerte. Mi lanza ha reprimido la espada de fuego que se alzaba contra ti.
     Levántate, vayámonos de aquí. El enemigo te hizo salir del paraíso; yo, en cambio, te coloco no ya en el paraíso, sino en el trono celestial. Te prohibí comer del simbólico árbol de la vida; mas he aquí que yo, que soy la vida, estoy unido a ti. Puse a los ángeles a tu servicio, para que te guardaran; ahora hago que te adoren en calidad de Dios.
     Tienes preparado un trono de querubines, están dispuestos los mensajeros, construido el tálamo, preparado el banquete, adornados los eternos tabernáculos y mansiones, a tu disposición el tesoro de todos los bienes, y preparado desde toda la eternidad el reino de los cielos.»

viernes, 22 de abril de 2011

En Viernes Santo

     Estamos en los días centrales del Año Litúrgico, los del Triduo Sacro de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Nuevas experiencias pastorales me han tocado, que intento me sirvan para una mayor entrega sacerdotal.
     Dos preguntas cruciales que quizá nos hemos hecho, respecto a la Pasión de Jesucristo son: ¿qué movió al Señor a entregarse en Sacrificio? y ¿cuál fue el valor de este Sacrificio?
     La respuesta a la primera pregunta es sencilla a la vez que misteriosa y consoladora: el motivo fue el amor “desmedido” que tiene Dios por el hombre, por cada hombre. Y la respuesta a la segunda es: el valor infinito, que trasciende espacio y tiempo, para liberar del pecado al hombre y a toda la creación.
     “Pensar que me quieres tanto, Señor, ¿y no me he vuelto loco?” (San Josemaría).

jueves, 21 de abril de 2011

¡Feliz día para los sacerdotes!

     En día de Jueves Santo celebramos el triple don de nuestro Señor a su Iglesia: el de la Eucaristía, el del Orden Sacerdotal y el mandamiento nuevo del amor. En un día como hoy, los sacerdotes nos hemos felicitado mutuamente -he escrito tantos "mensajitos" a los que tengo en mi directorio telefónico-, además de ahondar en las raíces de la vida y misión sacerdotal. Personalmente, he "recargado baterías"  para seguir siendo sacerdote. He meditado nuevamente la Carta de Juan Pablo II a los sacerdotes el día de Jueves Santo de 2005, ahora que estamos ya muy cerca de la beatificación del siervo de Dios.
     Por este medio también felicito a los sacerdotes de todo el mundo, para que Dios, por la intercesión de la Virgen María, nos conserve fieles a nuestra vocación y misión.

miércoles, 20 de abril de 2011

Renovación de mis promesas sacerdotales

     En un día soleado, que luego, por la tarde, se tornó sombrío y hasta lluvioso –quizá porque haya perdido el Barça–, nos hemos reunido hoy los sacerdotes de la Diócesis a la que pertenezco. El “contador” –se puso a uno a contar– indicó que fuimos 75 sacerdotes los que estuvimos en la Misa Crismal que se celebró hoy, Miércoles Santo, en la Diócesis de Sololá-Chimaltenango, además de ocho diáconos presentes.
     Un momento emotivo fue mencionar, en el memento de vivos, el nombre de 18 sacerdotes de la Diócesis que están, ya sea estudiando o ayudando pastoralmente, en otras Diócesis cercanas o lejanas. Esto concedió al Obispo la oportunidad para ofrecer a nuestra consideración de que la Diócesis está llamada a ser una Diócesis misionera.
     En fin, hoy, en la Misa Crismal, hemos renovado nuestras promesas sacerdotales. A medida que pasan los años se va dando cuenta uno que no es fácil ser fiel, hasta el último ápice, al ministerio encomendado, que necesitamos de la oración de todos y de que no debemos cejar en el esfuerzo por la consecución de la santidad, que es tarea de toda la vida. Uno de joven sacerdote puede hacerse la ilusión de ir a grandes pasos –podría suceder si fuéramos fieles–, pero hace falta mucho esfuerzo.
     Después de la homilía, el Obispo se dirige a los sacerdotes para renovar las promesas que cada uno hizo en su Ordenación Sacerdotal: “¿Queréis uniros más fuertemente a Cristo y configuraros con él, renunciando a vosotros mismos y reafirmando la promesa de cumplir los sagrados deberes que, por amor a Cristo, aceptasteis gozosos el día de vuestra ordenación para el servicio de la Iglesia?” Y el sacerdote responde: “Sí, quiero”.
     Le he dado vueltas a su consideración y viene fácilmente a la cabeza el trapo que soy, y que en vez de adelantar me parece que voy para atrás; siendo más consciente de lo que debo ser y hacer, como que cada vez estoy más lejos de conseguir lo que he prometido. Todo lo dejo en las manos de Dios. Cuento con la ayuda de la gracias de Dios y la ayuda materna de la Virgen…, y con la oración tuya. Lo pediremos para todos los sacerdotes del mundo.

martes, 19 de abril de 2011

Un día peculiar

     Hoy he estado un buen rato con mis padres y hermanos, reunidos alrededor de la abuela que está muy enferma, en agonía, por la que les pido alguna oración para darle fuerzas en el dolor: llega un momento en el que la medicina ya no puede hacer nada. Mis familiares están alrededor suyo, acompañándola. Aunque está escasamente consciente ya, debido a la enfermedad avanzada, creo que me ha reconocido cuando le he hablado al oído de cosas sobrenaturales y le he hecho, en numerosas ocasiones, la señal de la Cruz en la frente.
     He hecho más cosas durante el día y he visto cosas que es mejor no contar. Eso sí, he gozado de la comprensión de unas religiosas, a las que debía celebrar la Santa Misa a determinada hora y no he podido sino más tarde, debido a imprevistos.
     Mañana celebraremos la Misa Crismal, en la que los sacerdotes renovaremos nuestras promesas sacerdotales, y se consagrarán los Santos Óleos para el año que comenzamos. Nos reuniremos, pues, a convivir los sacerdotes. Para los aficionados, habrá incluso proyección del clásico de futbol entre el Barça y el Real Madrid.
     Estamos a las puertas de la celebración del Triduo Pascual. Tendré ayuda para preparar todo, para poder vivirlo bien. Espero un tanto para cada uno de los lectores de este blog, ¡y para todos!

lunes, 18 de abril de 2011

Ésta es mi tierra

Mons. Gonzalo y sacerdotes concelebrantes, en la Misa de la Jornada.

El Seminario estuvo en los inicios de estas Jornadas Diocesanas.
No podía faltar este día

Las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús,
que atienden la Administración del Seminario, no podían faltar.

Aquí, en un momento de la Santa Misa.


     Sin faltar a la cita de todos los lunes, he decidido poner un video sobre los pueblos de Chimaltenango, uno de los departamentos de Guatemala. De los tres pueblos que muestra el video, me interesa especialmente el primero: Santa Apolonia -del último pueblo hay que decir que no es Patzicía, aunque aparezca el nombre, sino Santa Cruz Balanyá, a quien corresponde las imágenes-.
     Me interesa especialmente Santa Apolonia, en esta ocasión, ya que ayer tuvo lugar allí la Jornada Diocesana de la Juventud, en la que se dieron cita miles y miles de jóvenes, procedentes de las parroquias de la Diócesis. No pude asistir, como hubiera deseado, pero sí vi el ambiente que había, mientras pasé por el lugar del inicio de la caminata que precedía a la reunión, unos siete kilómetros distante del lugar de la concentración final. Por lo menos había diez mil jóvenes.
     Una anécdota que me contaron y que me encantó fue la siguiente: el Obispo felicitó al párroco y al pueblo de Santa Apolonia por la organización de la Jornada, pero también les pidió que pidieran a Dios y se movieran para sacar vocaciones, ya que es la única parroquia de la Diócesis de la que no tenemos seminaristas, ni en el Mayor ni en el Menor.

sábado, 16 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 11,45-57. “Caifás les dijo: ‘ustedes no saben nada, ni se dan cuenta de que les conviene que un solo hombre muera por el pueblo y no que perezca toda la nación –pero esto no lo dijo por sí mismo, sino que, siendo sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús iba a morir por la nación; y no sólo por la nación, sino para reunir a los hijos de dios que estaban dispersos”. Hemos estado empeñándonos en prepararnos y disponernos para la mejor celebración de las fiestas del Triduo Pascual, que tenemos a la puerta. Sin embargo, no perdamos de vista que la gracia de Dios se derrama abundantemente más durante estos días, no sólo para nosotros sino para toda la humanidad, y debemos tenerlo presente en nuestras consideraciones: ¡rezar y pedir por todo el mundo!

¡Feliz Cumpleaños, Santo Padre!

     Hoy es el 122 aniversario del nacimiento de Charles Chaplin… Sin embargo, no nos congratulamos por este motivo. Más bien, nos congratulamos por el Cumpleaños del Santo Padre Benedicto XVI
     Los cumpleaños siempre son celebraciones de mucha alegría, especialmente para el interesado, pero también para las personas que los que lo quieren. Hoy cumple 84 años el Santo Padre, ¡y sorprende la vitalidad con que trabaja! Muchos lo han recalcado.
     Siendo el Santo Padre el padre común de los católicos, incluso de sus hijos que no lo quieren mucho…, no podemos menos de congratularnos y felicitarle. Desde esta modesta iniciativa cibernética le enviamos un caluroso abrazo y nuestra adhesión incondicional. Aunque sea de un año atrás, vale nuestro video como felicitación.

¡Feliz Cumpleaños, Santo Padre!

viernes, 15 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 10,31-42. “Los judíos le contestaron [a Jesús]: no queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios”. El anciano Simeón había dicho que Jesús sería bandera discutida. Hay que tomar partido ante Jesús: “o está conmigo o está contra mí”, dijo en otra ocasión. Muchos, también cristianos, tienen a Jesús como un “Maestro”, como “Modelo”. Sin embargo, ¡cuidado!, porque Pelagio (siglos III-IV) le tenía también por tal, pero nada más. Jesucristo es, además, Dios y Redentor, quien nos salva (“sin mí no pueden hacer nada”, dijo) por medio de su gracia que se canaliza ordinariamente por los sacramentos. ¡Cuántos cristianos tienen a Jesús nada más como a un personaje externo y lejano, nada más como un “maestro”!

Viernes V de Cuaresma

Talla maravillosa que se venera en el retablo del Seminario Mayor

     Tradicionalmente se llama a este viernes, “Viernes de Dolores”, recordando los dolores de nuestro Señor en su pasión, pero también los dolores que sufrió la Virgen María en aquel Viernes Santo, “Nuestra Señora de los Dolores”.
     Aquí en Sololá ya se ha vuelto tradición que el Via Crucis de este viernes comience en el Calvario de Sololá y venga a terminar en el Seminario Mayor. Una vez más lo haremos, participando de la religiosidad del pueblo católico sololateco.
     A continuación transcribo la cuarta estación del Via Crucis escrito por san Pedro Julián Eymard, con impronta eucarística. Creo que es aprovechable para la consideración personal.
     “María acompañaba a Jesús en el camino del Calvario sufriendo un verdadero martirio en su alma; porque cuando se ama se quiere compadecer.
     Hoy en el Corazón Eucarístico de Jesús encuentra en el camino de sus dolores, entre sus enemigos, hijos de su amor, esposas de su Corazón, ministros de sus gracias, que lejos de consolarle como María, se juntan a sus verdugos para humillarle y blasfemar y renegar de Él. ¡Cuántos renegados y apóstatas abandonan el servicio y el amor de la Eucaristía tan pronto como este servicio requiere un sacrificio o un acto de fe práctica!
     ¡Oh Jesús mío, quiero seguiros con María, mi madre, por más que os vea humillado, insultado y maltratado, y deseo desagraviaros con mi amor!"

jueves, 14 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 8,51-59. “Quien guarda mi palabra no conocerá lo que es morir para siempre”. Los judíos, obcecados, pensaban que Jesús hablaba de la muerte natural; Él hablaba de vivir eternamente por su Palabra. Esto se cumplirá, gracias a su Resurrección, en la resurrección de los muertos, aunque ya se cumple cuando el alma está y permanece en gracia: vivo para Dios. El peligro nuestro es quedarnos en la visión material de las cosas y no mirar con los ojos de Dios este mundo. Deberíamos recurrir más a Él.

La Ordenación sacerdotal de unos amigos

     Como les anunciaba ayer, hoy debía asistir –por fraternidad sacerdotal, por amistad, por fe, por…– a la Ordenación sacerdotal de Marvin Gilberto y Edgar Geovanni, en la Catedral de la Arquidiócesis de Los Altos, en Quetzaltenango. El primero es originario de El Salvador, el segundo es paisano mío, de Patzicía. A ambos tuve el gusto de darles clases en el Seminario de Sololá durante un tiempo.
     Como dijo el Obispo en la homilía, ambos nacieron fuera de la Diócesis, pero la Voluntad de Dios los ha conducido hasta este día, para que sirvieran en esta Iglesia particular, a ella han quedado ligados.
     Cada uno celebrará su “Primera Misa” en su parroquia en distintos días. Edgar Geovanni celebrará su Primera Misa en su aldea de origen, y tengo el gusto de haber sido invitado. Tengo la responsabilidad de predicar en esta Primera Misa, y he aceptado con gran gusto este honor; ya he empezado a preparar la homilía con oración…
     Pongo algunas fotos, aunque no son las usuales de primer plano, porque no me “cuadra”, en una celebración, ser concelebrante y ser fotógrafo, como en alguna ocasión sucede con alguno…
     Felicidades, padres Marvin y Geovanni. Dios les bendiga y bendiga a sus familias también, quienes participan de su alegría, la de toda la Iglesia.
Mons. Gonzalo, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis,
con clero sololateco que acudieron a las Ordenaciones.

Monseñor en medio de los dos Ordenados presbíteros.

P. Marvin Gilberto, a izquierda; Mons. Gonzalo, al centro;
el nuevo P. Geovanni, a derecha.

miércoles, 13 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 8,31-42. “Todo el que comete pecado es esclavo del pecado”. ¡Cuántos son esclavos de sus gustos y apetencias, a veces malsanos! Sólo el que se somete al dulce y suave yugo de Dios estará en condiciones y en la libertad de vivir. “Ama y haz lo que quieras”, dijo aquel gran santo hiponense.

Preparando las celebraciones de Semana Santa

     A un sacerdote le toca ser protagonista en las celebraciones litúrgicas y de piedad en la Semana Santa. Me explico. El verdadero “protagonista”, sin lugar a dudas, es Dios, es Jesucristo, de quien celebramos la Pascua de su Pasión, Muerte y Resurrección.
     Sin embargo, al sacerdote le toca preparar y celebrar los ritos propios de estos días. Había escuchado decir, a un formador, hace algunos años, que la parroquia se constituye “a imagen y semejanza” del párroco. ¡Cuánto me gustaría que estas celebraciones fueran preparadas y celebradas por los sacerdotes “digna, atenta y devotamente” por todo lo alto, pues es el centro del Año Litúrgico!
     Pues bien, me han asignado el lugar para las celebraciones de Semana Santa, un lugar a quien le trae gratos recuerdos al P. Bartolo, que quizá vaya a leer estas líneas: San Jorge La Laguna.
     Hemos revisado los horarios, hemos preparado la liturgia y lo que se necesita para ello, los lectores y los salmistas están ensayando lo que les corresponde… Por mi parte, también estoy ensayando el Pregón Pascual, uno de los himnos más emotivos y significativos de estas celebraciones.
     Mientras, seguiré encomendando a los diáconos Marvin y Edgar, de la Arquidiócesis de Quetzaltenango –cursaron algunos años de su formación en este seminario diocesano– que serán ordenados presbíteros mañana, jueves. Espero asistir a esta Ordenación.

lunes, 11 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 8,1-11. “Moisés en la Ley nos mandó lapidar a mujeres así [adúlteras]; tú ¿qué dices?”. Es fácil dar opinión, es fácil juzgar, es fácil levantar el dedo. El Señor Jesús disculpa siempre, perdona siempre, salva siempre. Si juzgamos, es fácil que nosotros seamos semejantes o peores que a los que juzgamos. “De hablar, te arrepentirás muchas veces; de callar, nunca” (San Josemaría).

Ésta es mi tierra

     "La Antigua Guatemala" fue Capital del Reino de Guatemala en su segundo asentamiento (el tercero es el de la actual Capital, en el Valle de la Ermita). En 1965 fue declarada esta ciudad como Patrimonio de la Humanidad. Su importancia fue tal que llegó a constituir el centro de relaciones internacionales de lo que comprendía Chiapas, parte de Yucatán y toda Centro América formaba parte de esta Capitanía General. El 10 de junio de 1566 el rey Felipe II le extendió el título de "Muy Noble y Muy Leal ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala".
     En el video aparecen algunas escenas de uno de los principales atractivos de la ciudad durante este tiempo: las procesiones y las celebraciones propias de Cuaresma y Semana Santa. Aún me recuerdo de cuando tuve la oportunidad de participar uno de los días de la Semana Santa en La Antigua Guatemala. Que disfruten este video, que está bien realizado.

domingo, 10 de abril de 2011

La resurrección de Lázaro (Jn 11,1-45)

     Maravillosa narración la del cuarto evangelio, sobre la resurrección de Lázaro (Jn 11,1-45). La liturgia nos va encaminando paso a paso a la celebración de la Pascua del Señor. Me he fijado, y lo he precisado en la homilía de la Misa de este domingo, en las tres veces que se habla de la muerte en este pasaje.
     Signo de valentía es la frase del “Mellizo”, es decir, de Tomás: “vayamos también nosotros y muramos con él” (11,16b). Se habían encariñado tanto –y también le habían creído hasta cierto punto– de Jesús que quieren morir con él. Pero, como nos puede suceder también a nosotros, muchas veces se queda en la intención y no pasa de ahí.
     Luego se habla de la muerte de Jesús. Dicen los especialistas que el evangelista pone al inicio de su escrito el relato de la purificación del templo (2,13-25), un relato que en los otros evangelios desemboca y provoca la pasión del Señor, porque una de sus principales temas es la Pasión del Señor. De hecho, el ambiente que da a entender la lectura del evangelio según san Juan es el de la persecución que sufre el Señor por parte de las autoridades judías.
     La tercera muerte de la que se habla en el relato del que hablamos es la de Lázaro, la muerte natural de un ser humano, del que se sirve nuestro Señor para dar a conocer su ser y su misión.
     A la muerte sucede la resurrección. Lázaro, entonces, murió nuevamente. Ahora, como todos los que mueren, espera –con esperanza sobrenatural– la resurrección final, a semejanza de la de nuestro Hermano Primogénito, nuestro Señor Jesucristo.
     En la vida hay tantas cosas que no entendemos –por ejemplo, cómo Jesús permite la muerte del amigo, teniendo poder para que no suceda–. Hay que confiar, porque Él sabe más.

sábado, 9 de abril de 2011

Hoy tendremos ordenación diaconal

     Son seis los que se ordenarán diáconos este día 9 de abril, en la Parroquia de San Martín de Tours, San Martín Jilotepeque, seis nuevos diáconos para la Iglesia y para la Diócesis. Como en otra ocasión, hoy también me hago el propósito de no acostumbrarme a esta caricia de Dios para con esta porción del Pueblo de Dios.
     A cada uno me ha tocado ayudarles en su formación, me ha tocado que darles clases durante años. Ahora han sido considerados dignos -en eso confiamos- para el ministerio ordenado. Su finalidad la ponemos en manos de Dios.
     ¿Cómo saber a quiénes escoge Dios? Aunque, esta pregunta se la plantea cada uno, pero no deja de ser un misterio, un pequeño milagro. Encomiéndenlos, por favor.



viernes, 8 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 7,1-2.10.25-30. Dice el v. 29: “Yo le conozco, porque de Él vengo y Él mismo me ha enviado”. Los judíos entendieron que Jesús se hacía igual a Dios, por eso buscaban detenerle (v. 30) y acusarle de blasfemia. En todo el evangelio según san Juan está este tono. Ahora bien, si Jesucristo es Dios…, ¿lo es en mi vida? ¿Le doy el lugar de Dios?

Jorge y Alexa Narvaez

     Padre e hija cantan a dúo. El padre es “diestro” con la guitarra. “Diestro”, porque tiene la "destreza" de ejecutar la guitarra, pero no “diestro” en el sentido opuesto a “zurdo”. La niña es encantadora, además de que ya va modulando su voz. Después de su primer video -el primero que presentamos- han grabado otros. Veamos y oigamos.



jueves, 7 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 5,31-47. “¿Cómo podrán creer ustedes, que aceptan gloria unos de otros y no buscan la gloria que viene del único Dios?” De los vv. 31-40 aduce el evangelista tres testimonios a favor de Jesús: el de Juan Bautista, el de los milagros (y el Padre) y el del Antiguo Testamento (Moisés). Aceptan “testimonios”, pero sin entender su contenido; más bien, sin “querer entender” el testimonio que dan de Jesús. El pecado no está en no tener capacidad de entender –eso disculparía–, sino en la voluntad de no creer. Por eso dice nuestro Señor: “¡y no quieren venir a mí para tener vida!

"Atrévete a volar", "atrévete a amar"

       He encontrado este artículo muy bueno de un profesor de la Universidad de Navarra, sacerdote a quien tuve el gusto de tratar en ocasiones. Se trata de D. Ramiro Pellitero, profesor de Teología Pastoral en la Facultad de Teología. Espero que les guste.

       Sapere aude, decía Kant: “Atrévete a pensar”. En nuestra época se nos dice con frecuencia: “Atrévete a volar, vete más allá de lo establecido, no te conformes con las rutinas y los estereotipos”.

       Es cierto que para romper con los acostumbramientos, hay que atreverse a volar alto: más allá de la mediocridad, de la comodidad, del aburguesamiento. Pero no hay que olvidar que las personas necesitamos una adecuada proporción entre estabilidad y dinamismo, identidad y desarrollo, tradición y progreso. Algo así como los árboles, que sólo crecen y extienden sus ramas en el espacio irguiéndose sobre sus raíces. 

       Ícaro era hijo de Dédalo, arquitecto del laberinto de Creta. El rey Minos puso a los dos en prisión por colaborar con los troyanos, pero consiguieron escaparse. Planearon cruzar el mar con unas alas hechas de plumas, que pegarían a su cuerpo con cera. Dédalo advirtió a Ícaro que no volase demasiado alto porque el calor del sol derretiría la cera, ni demasiado bajo porque la espuma del mar mojaría las alas y no podría volar.

       Pero el muchacho no hizo caso de la sabiduría de su padre y subió en exceso, hasta que el sol ablandó la cera que mantenía unidas las plumas y éstas se despegaron. Así que cayó en picado al mar. Lo inmortalizaron en sus cuadros Peter Bruegel (s. XVI) y Marc Chagall (s. XX), aparte de tantos poemas, composiciones musicales y referencias en el teatro y el cine.

       Esa leyenda mitológica me venía a la memoria al leer algunos pasajes de la homilía de Benedicto XVI en la vigilia pascual de 2007. Es cierto, observaba, que el alma del hombre es inmortal, pero su fuerza no basta para elevarse hacia Dios. “No tenemos alas que podrían llevarnos hasta aquella altura. Y sin embargo, nada puede satisfacer eternamente al hombre si no el estar con Dios”. Con este argumento de sabor agustiniano, invitaba el predicador a mirar hacia lo alto: “El hombre no logra llegar arriba, pero anhela ir hacia arriba”. ¿Qué hacer?

       Solos no podemos nada. Pero Cristo ha bajado a los infiernos, hasta la noche de la muerte, y ha resucitado triunfante. Si nos agarramos a Él, en comunión con su Cuerpo, podemos llegar hasta donde no pueden llegar nuestras fuerzas: “Unidos con su amor, llevados sobre las alas del amor, como personas que aman, bajamos con Él a las tinieblas del mundo, sabiendo que precisamente así subimos también con Él”.

       Ya el día anterior, al final del Via Crucis en el Coliseo romano, escenario del testimonio de los mártires, señalaba el Papa que el amor de Dios abre nuestro corazón a las necesidades de los que nos rodean. Para los primeros cristianos “convertirse a Cristo, hacerse cristiano, quería decir recibir un corazón de carne, un corazón sensible a la pasión y al sufrimiento de los demás”. Sólo Cristo nos puede sacar definitivamente de la insensibilidad y dureza de corazón. “Se hizo hombre para darnos un corazón de carne y despertar en nosotros el amor por los que sufren, por los necesitados”. Con la mirada en Cristo parece repetirnos Benedicto XVI insistentemente: “Atrévete a amar”.

miércoles, 6 de abril de 2011

Actualización de mi correo en Yahoo!

       Tengo una cuenta de correo en Yahoo, cuenta que primero abrí antes que otro. Me llegó un mail del servidor de mi correo diciéndome que llevo ya más de cinco años de ser fiel a mi cuenta, y que me permitían una actualización, que hará más fácil, más ágil, con almacenamiento ilimitado y mejor protegido del correo-basura. En fin, he accedido a la actualización.
      Causa una fuerte impresión y una sensación de estar descolocado, debido al nuevo formato. Hay que aprender otra vez a utilizar un medio. No es mucho, pero tengo más de 1,200 mail recibidos durante estos años, aunque he borrado ya bastantes. Algún día, creo, tendré que limpiar algo...
       En ocasiones ha sido crucial la ayuda que me ha prestado. Seguiré utilizándolo...


martes, 5 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 5,1-16. “No tengo a nadie…” Estaba un lisiado junto a la piscina de “Betesda” o “Betzata”. Necesitaba que le ayudaran a moverse para poder entrar en la piscina, pero ninguno le ayudaba. Que ningún necesitado, junto al que hayamos pasado, pueda exclamar que no ha tenido quien le ayudase –que no lo pueda decir ante el tribunal divino–; no dejemos para mañana el bien que podamos hacer.

Una llamada internacional

La verdad es que mi teléfono celular
se parece poco a este modelo

     ¿Cómo habrán vivido nuestros abuelos, que no conocieron el teléfono y sus beneficios? Ahora no concebimos nuestra vida sin este instrumento, que en casos extremos puede volverse obsesivo.
     En fin, ayer hice una llamada internacional a un sacerdote amigo que conozco hace mucho tiempo: al P. Luis. Volví a recordar aquellos años que compartimos, con él y con el P. Ángel, tanto en Guatemala como en España. La deuda que tengo personalmente con ellos es enorme. Me ha dicho que me contrataría nuevamente para ayudarle en la parroquia durante la Semana Santa, como en los años anteriores… Hemos compartido noticias, impresiones, chistes…
     El presupuesto del mes se me ha quedado allí, pero bien valió la pena. Muchos saludos, P. Luis y P. Ángel, y gracias por su amistad y cercanía en la oración.

lunes, 4 de abril de 2011

Evangelio del día

Jn 4,43-54. “Si no ven signos y prodigios no creen. –Vete, tu hijo está vivo”. “El Señor pide que la fe en él no busque en primer lugar milagros, sino que sea aceptación de sus palabras” (Biblia de Navarra). Dame la gracia, Señor, para creerte, para creer en tus palabras, sin necesitar de un milagro.

Ésta es mi tierra (Esquipulas)

     Vamos al oriente de Guatemala, un poco más al norte de Santa Rosa. Esquipulas (Chiquimula) es uno de los lugares más conocidos de nuestro país, a pocos guatemaltecos les faltará visitarla, sobre todo por el atractivo que ejerce en la fe de los cristianos. Al Cristo Negro, esculpido por Quirio Cataño -esto lo aprendí de la Primaria-, se le atribuye innumerables milagros, desde su entronización a finales del siglo XVI. Recientemente (2009-2010) se ha celebrado un jubileo por la Dedicación de la actual Basílica (250 años).
     La devoción al Santo Cristo Negro ha trascendido las fronteras guatemaltecas, que se ha llamado a Esquipulas "Capital Centroamericana de la Fe".
     Un saludo cordial al P. Jonas A., de Filipinas, que en España me preguntaba por el Santo Cristo y yo le contaba cosas que tensaban las fibras íntimas del corazón.
     Pongo ahora este video sobre Esquipulas -para los hispanohablantes tiene una desventaja: el comentario está en inglés- y, más abajo, los primeros planos de las imágenes que componen el Calvario.





domingo, 3 de abril de 2011

"Todos somos hermanos". A propósito del ciego de nacimiento (Jn 9)

     Una lectura tan rica para comentar es la que nos propone la Liturgia este Domingo, la del ciego de nacimiento, narrada por el evangelista Juan (c. 9). Ya se habrán encargado los sacerdotes, a los que les hayan escuchado la homilía, de sacarle abundantes enseñanzas: por ejemplo sobre Cristo-luz del mundo, sobre la fe, sobre el juicio de las personas, sobre la ceguera involuntaria y la voluntaria, etc.
     Un dato quería comentar brevemente: el de la situación de los primeros cristianos en la época de la escritura del Cuarto evangelio. En Jn 9,22 leemos: “Sus padres [los del ciego de nacimiento] dijeron esto (cfr. vv. 20-21) porque tenían miedo de los judíos, pues ya habían acordado que si alguien confesaba que él [Cristo] era el Mesías fuese expulsado de la sinagoga”.
     En la lectura del libro de los Hechos nos cercioramos de que los cristianos provenientes del judaísmo todavía asistían a la sinagoga e iban al templo. Se distinguían poco. Sin embargo, a finales del siglo I, los judíos acordaron, en la famosa asamblea judía de Jamnia (hacia el año 85 ó 90), que debía expulsarse a los cristianos. Éste es el ambiente que refleja el evangelio según san Juan. En tres ocasiones remarca el autor este hecho; véanse las siguientes citas: Jn 9,22; 12,42; 16,2.
     No será la primera persecución. Ojalá fuéramos y nos tratáramos todos como hermanos. Hemos de dar ejemplo primero los cristianos, ciertamente.

No nos olvidemos de los japoneses

Todavía están sufriendo las consecuencias del tsunami del mes pasado. Que este video nos ayude a actualizar nuestras oraciones por ellos, y si está en nuestras manos, también les ayudemos a aliviar sus sufrimientos con ayuda humanitaria.

sábado, 2 de abril de 2011

"Yo soy luz del mundo"

     Me han llamado pidiendo que fuera a ungir a una señora, que llevaba tiempo en estar enferma. No habían encontrado al párroco. Haciendo un espacio de tiempo tomé el carro y me fui a darle la Unción. Ya había vuelto de la diligencia, me comunicaron hora y media después que la señora había muerto…
     Sin duda es un gran dolor para la familia, que se mostró muy pero muy agradecida por el servicio sacerdotal.
     Pude intercambiar algunas palabras con la señora, antes de morir. Se le notaba que estaba en paz, aunque estuviera sufriendo, rodeada de muchos familiares y amigos.
     Ahora Cristo le habrá dicho –pues recibió la Unción de los enfermos justo antes de su muerte y estará en la Casa del Padre–: “yo soy la luz”, y se le habrá iluminado todo un Cielo, para toda la eternidad…

viernes, 1 de abril de 2011

Evangelio del día

Mc 12,28-34. “¿Cuál es el primero de todos los mandamientos”. En esta ocasión, no es capciosa la pregunta. El Señor instruye y reafirma lo que ya sabían todos: que Dios es lo primero. Pero también recuerda que el amor al prójimo va unido al amor a Dios. “El amor de Dios es lo primero que se manda, y el amor del prójimo lo primero que se debe practicar. (…) Tú, que todavía no ves a Dios, amando al prójimo te harás merecedor de verle a Él. El amor del prójimo limpia los ojos para ver a Dios, como dice claramente Juan: Si no amas al prójimo, a quien ves, ¿cómo vas a amar a Dios, a quien no ves? (cfr. 1Jn 4,20)” (San Agustín, In Ioannis Evangelium 17,8).

Nuestro magisterio estatal

     Me comentaba una de mis cuñadas que estaba viendo el colegio para sus hijas para el otro año. ¿No será algo temprano para ello? Lo que pasa es que su familia se han pasado a vivir a un nuevo lugar y debe buscar un colegio que quede más o menos cerca de su casa. Hay muchos factores que hay que tomar en cuenta a la hora de la elección del colegio.
     Lo cierto es que en Prensa Libre apareció hoy la noticia de que los maestros no dieron clases hoy, porque están preparando una próximo huelga: han amenazado con obstaculizar carreteras y demás procedimientos afines para presionar. Pero, quienes salen afectados son los alumnos –especialmente niños y adolescentes–, que no reciben los conocimientos que deberían.
     Los días hábiles de clases son al menos 180 días. Pero el año pasado fue mucho menos, debido también a las huelgas.
     ¡Necesitamos que vuelvan los maestros por vocación!